Brasil gana el 'Superclásico de las Américas' (2-1; PEN 3-4)
© AFP

Brasil se adueñó del 'Superclásico de las Américas' al ganarle por penales 4-3 a Argentina en Buenos Aires, que a su vez se impuso 2-1 en los 90 minutos, después de que la serie quedó igualada, ya que el 'Scratch' había vencido 2-1 en el duelo de ida en Goiania.

En el estadio de Boca Juniors, ante una concurrencia menor a la esperada, el seleccionado argentino ganó en el tiempo reglamentario con tantos de Ignacio Scocco (81, de penal, y 90), mientras que Fred (83) descontó para el conjunto verdeamarillo.

Tras la victoria en la ida, a Brasil le alcanzaba con el empate para asegurarse el trofeo de esta serie entre seleccionados integrados por jugadores del ámbito local, pero el conjunto visitante rindió de mayor a menor, y recién pudo darse el gusto de festejar en el desempate.

Sin embargo, había empezado bien Brasil, tratando de abrir las acciones, con búsqueda por los laterales -sobre todo el izquierdo, con la combinación entre Fabio Santos y Thiago Neves-, más la habilidad del talentoso Neymar para inquietar a la poblada defensa argentina.

Para esta ocasión, el entrenador albiceleste, Alejandro Sabella, cambió el dispositivo 4-3-3 que suele utilizar cuando cuenta con los jugadores que actúan en el exterior, y propuso un esquema 5-3-2 para cerrarle los caminos al equipo de Mano Menezes.

Brasil, en una acción lucida de Neymar, estuvo a punto de ponerse en ventaja en una jugada en la que Fred no llegó a conectar, pero poco después Argentina insinuó una paridad en el desarrollo, con el 'Burrito' Martínez como conductor en el ataque, y de hecho, el delantero de Corinthians tuvo la más clara con una 'tijera' cruzada que se fue al lado del poste derecho.

Brasil contestó enseguida, con un gran pase de Arouca a Neymar, pero el astro de Santos, solo dentro del área, levantó el remate sobre la salida del arquero Orión, y poco después, Thiago Neves, con tiempo y espacio, remató cruzado y apenas desviado.

Necesidad del triunfo
En el comienzo de la segunda parte otra vez lo tuvo Martínez, que recibió un buen pase al vacío, pero el delantero no pudo controlar bien el balón y perdió el duelo con Cavalieri.

Quedaba la impresión de que Argentina, ante la necesidad de ganar, iba a mostrar una mayor determinación y ambición por conseguir la victoria, pero el partido cayó en un pozo de intrascendencia, en el que al local le costaba llegar, porque Martínez estaba muy solo en la misión de inquietar a la zaga brasileña, con Barcos en una noche deslucida.

Ante esta situación, Sabella cambió y acertó con el ingreso de Scocco, mucho más punzante y movedizo, en lugar de Barcos.

Cuando el partido parecía apagarse en un cero a cero, la noche despertó con diez minutos electrizantes, con primer capítulo en un contraataque argentino que derivó en un penal discutido que Jean le cometió a Martínez, y que Scocco cambió por gol con un remate potente.

Enseguida, en una acción fortuita, llegó el empate visitante, porque luego de un despeje fallido en el área local, Jean le pegó mal desde el borde del área y su remate fue hacia Fred, que también impactó de manera poco ortodoxa, pero de todos modos le alcanzó para vulnerar al arquero Orion y anotar el 1-1.

Pero todavía habría más suspenso, porque Brasil quedó mal parado en defensa, y Argentina volvió a hacer blanco en un contraataque que inició Martínez, Montillo arrastró las marcas y asistió a Scocco, que no tuvo problemas para derrotar por segunda vez a Cavalieri, en el último minuto.

A la hora de los penales, Cavalieri se lució para desviar el remate de Martínez, y Montillo levantó su remate, mientras que Orión contuvo el flojo disparo de Carlinhos, y en el último disparo de la serie, Neymar, como lo había hecho en Goainia, también desde los once metros, no dudó y marcó el gol que le dio la copa del 'Superclásico de las Américas' a Brasil.