El Hapoel, primer campeón de Asia
© AFP

La Liga de Campeones de la AFC se ha convertido en la competición de clubes más importante de Asia, dado que sus participantes pugnan, no solo por el prestigioso trofeo, sino también por una plaza en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA. Sin embargo, pocos saben que el primer conjunto que conquistó el título más codiciado del continente era europeo, el Hapoel de Tel Aviv. Precisamente, el miércoles 19 de diciembre se cumplen 45 años del triunfo de los israelíes por 2-1 ante el emblemático Selangor malasio.

De hecho, ese fue uno de muchos logros que cosechó el país de Oriente Medio durante sus dos décadas como miembro de la AFC, desde 1954 hasta 1974. La selección israelí disputó las dos primeras finales de la Copa Asiática de la AFC, en 1956 y 1960, antes de ceñirse la corona en 1964.

Tras estos éxitos en la escena internacional, es natural que intentaran trasladar su hegemonía al fútbol de clubes cuando se formó el Torneo Asiático de Clubes Campeones, antecesor de la actual Liga de Campeones de la AFC. El representante de Israel no era otro que el Hapoel, que logró clasificarse al superar a su vecino y rival, el Maccabi de Tel Aviv, en la consecución de su 7º título de la Liga Leumit en la temporada 1965/66.

Aunque hoy en día en la Liga de Campeones de la AFC participan 32 conjuntos, en la edición inaugural tomaron parte solo seis. Además, el Hapoel alcanzó la final de una manera inesperada, ya que obtuvo el pase automático merced a la retirada de los representantes de India e Irán.

El Selangor, por su parte, derrotó al Quan Thue y al Bangkok Bank y se plantó en semifinales, donde eliminó al Tungsten Mining de la República de Corea por 0-1. El autor del gol fue el prolífico artillero Tan Sri Abdul Ghani Minhat.

Dada su brillante campaña, los malasios partían lógicamente como favoritos ante un conjunto israelí que llevaba inactivo ocho meses, desde el final de la temporada liguera en su país. En un principio, las cosas salieron según lo previsto y Aslim puso por delante al Selangor en el minuto 50. No obstante, el Hapoel dio la sorpresa y se llevó los laureles con una diana en el minuto 70 obra de Danny Bursuk, y otra de Yaakov Rachminovich poco después desde el punto penal.