Uzbekistán, dispuesto a hacer historia

Uzbekistán, un país que ha experimentado una importante prosperidad futbolística desde su independencia en 1991, siguió creciendo durante el año 2012. Las selecciones juveniles de esta antigua república soviética han disfrutado de un estupendo momento de forma en las competiciones continentales y se han clasificado para las Copas Mundiales Sub-20 y Sub-17 de la FIFA de este 2013. Por su parte, la absoluta está muy bien situada en la última ronda de la clasificación asiática para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™.

En el fútbol de clubes, el Bunyodkor, el grande de Taskent, llegó por segunda vez a las semifinales de la Liga de Campeones de la AFC 2012. Como es lógico, el Presidente de la Asociación Uzbeca de Fútbol (UFF), Mirabor Usmanov, se declara más que satisfecho.

"A decir verdad, nuestro empeño a lo largo de los últimos años ha empezado a dar frutos", explicó a FIFA.com. "Cuando accedí al cargo, decidimos mejorar primero las instalaciones de las selecciones nacionales, principalmente las de las categorías juveniles y de las bases. Fundamos nuevas escuelas y academias de fútbol, construimos estadios y renovamos los existentes, y nos fijamos el objetivo de perfeccionar diversas infraestructuras".

"También retocamos nuestro plan empresarial, con la idea de crear nuevas oportunidades para todas las selecciones nacionales", añadió. “Hemos impuesto la obligatoriedad de efectuar diversas concentraciones de entrenamiento en el extranjero para acumular experiencia internacional. Y también hemos introducido grandes reformas en los campeonatos nacionales. Ahora nos sentimos satisfechos porque estamos avanzando en la dirección correcta".

Apoyo del gobierno
Según Usmanov, el gobierno uzbeko presta un apoyo muy valioso. Los objetivos no podrían alcanzarse planamente sin la ayuda gubernamental.

"El Presidente de nuestro país, Islam Karimov, nos brinda un respaldo muy importante”, declaró Usmanov. “Ha firmado una serie de decretos destinados a abrir las puertas a empresarios y aficionados. Estos documentos nos garantizan más inversiones, la mayoría de las cuales podemos dedicar a los juveniles y a las bases”.

Para recompensar a aquellos clubes que produzcan talentos, el gobierno ha establecido el Fondo de Ayuda al Fútbol Uzbeko, cuyo supervisor no es otro que el Presidente del país.

"Al contrario que antiguamente, ahora se recomienda a todos los clubes que aporten jóvenes de talento a las selecciones nacionales”, prosiguió Usmanov. “Confiamos en este fondo para introducir reformas y recompensar el trabajo de los clubes y de los entrenadores de juveniles y del fútbol base, así como para conceder becas especiales a los jóvenes".

Hitos sin precedentes
Tanto trabajo y dedicación está dando sus frutos, y precisamente los equipos juveniles han sido los primeros que han alcanzado grandes logros. Tras participar en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Egipto 2009, los centroasiáticos llegaron a las semifinales del Campeonato Sub-19 de la AFC celebrado el año pasado, una clasificación que les valió el pase a Turquía 2013.

Más impresionantes si cabe han sido las gestas del combinado sub-17, que reservó el pase para México 2011, su primera aparición en los escenarios mundiales, donde llegó a cuartos. Tras el éxito, ganó el Campeonato Asiático del año pasado (su primer título continental desde la medalla de oro que se colgó en los Juegos Asiáticos de 1994), un triunfo que le valió el pase a Emiratos Árabes Unidos 2013.

"El desempeño del combinado sub-17 en México dejó claro que cualquier equipo puede tener éxito si trabaja al máximo", explicó el máximo dirigente de la UFF. "Nos llevamos una gran sorpresa al ver que nuestros jóvenes se metían en cuartos. Ahora que participaremos por segunda vez como campeones asiáticos, creo que deberíamos apuntar de nuevo a alcanzar la fase de eliminatorias".

La única decepción que Uzbekistán se llevó durante 2012 fue quedarse a las puertas de la clasificación para el Torneo Olímpico de Fútbol Masculino Londres 2012. Después de una campaña impresionante, la selección desperdició una ventaja de dos goles a domicilio y perdió por 3-2 en casa contra Emiratos Árabes Unidos el partido decisivo, una derrota que le impidió debutar en la competición olímpica.

Para Usmanov, la absoluta deberá aprender de sus errores si desea cumplir el objetivo de estar presente en Brasil 2014.

"Nuestras victorias en Qatar e Irán han mejorado decididamente nuestras opciones", comentó sobre un equipo que actualmente ocupa la primera posición de su sección, donde también compiten la República de Corea y el Líbano. "Pero el grupo es muy complicado, porque los demás integrantes también tienen posibilidades. En marzo nos enfrentaremos al Líbano, y el mes de junio será decisivo para nosotros, porque jugaremos contra Qatar y la República de Corea. Para clasificarnos, tenemos que ganar obligatoriamente esos tres partidos".

A las órdenes del técnico Mirdjalal Kasimov, Uzbekistán cuenta en sus filas con varias de las estrellas asiáticas más rutilantes, como el delantero Server Djeparov, proclamado en dos ocasiones Jugador Asiático del Año, Alexander Geynrikh y el guardameta Ignatiy Nesterov. Pese a las dificultades que le esperan, la selección confía en terminar entre los dos primeros de la tabla y debutar en la Copa Mundial de la FIFA.

"Nos ha llegado la hora de hacer historia", manifestó con convicción Usmanov. “Para nosotros supondría una gesta más que merecida. Se lo merecen nuestro fútbol, nuestro pueblo y nuestra nación como país independiente".