Porto y Sporting intercambian jugadores
© AFP

El Porto y el Sporting de Lisboa llegaron a un acuerdo para intercambiarse a dos de sus futbolistas: el lateral luso Miguel Lopes, que llega a los "leones", y el ruso Marat Izmailov, que se incorpora a los "dragones".

Así lo informó el club lisboeta en un comunicado enviado al supervisor bursátil luso y divulgado este miércoles, en una operación que de acuerdo con la prensa portuguesa se venía gestando durante las últimas semanas y que se ha realizado finalmente a coste cero.

Esta doble transferencia, inusual en Portugal -especialmente entre dos de los "grandes" del país-, supone una nueva oportunidad para ambos jugadores, que no eran titulares indiscutibles en sus equipos de origen.

Pese al errático comienzo de temporada del Sporting de Lisboa, el internacional ruso Izmailov apenas había contado con minutos (sólo participó en siete partidos de Liga y dos de Liga Europa) debido principalmente a sus frecuentes problemas físicos, una constante a lo largo de su carrera en el club.

Aun así, el mediapunta era considerado como el jugador con más clase de toda la plantilla verdiblanca, especialmente desde la salida del chileno Matías Fernández.

Izmailov, de 30 años, perteneció a la disciplina del Sporting de Lisboa durante las últimas cinco temporadas y media, conjunto al que llegó inicialmente en calidad de cedido por el Lokomotiv de Moscú, en la campaña 2007-2008.

Su marcha al Porto se produce a cambio de la llegada del lateral Miguel Lopes, internacional con Portugal de 26 años que fue cedido en los últimos años al Betis y al Sporting de Braga. Fue precisamente en este último equipo donde Miguel Lopes logró brillar, la pasada temporada, lo que le valió la llamada de Paulo Bento para la Eurocopa.

El defensa, de 26 años y que puede jugar por las dos bandas, comenzó como titular para Vítor Pereira este año, pero su presencia se fue diluyendo poco a poco a medida que los brasileños Danilo y Alex Sandro se consolidaban en el once.

El fichaje de Miguel Lopes -con contrato hasta 2018 y una cláusula de rescisión de 20 millones de euros- representa el primer fichaje del Sporting después del nombramiento como entrenador de Jesualdo Ferreira.

El nuevo técnico de los lisboetas defendió que la operación satisface los intereses de ambos equipos, pese a que en tertulias y foros futbolísticos lusos se cuestiona el beneficio de este intercambio para el Sporting.