Nuevos destinos y regresos a los orígenes
© AFP

Como cada mes de enero, las compañías aéreas están transportando a numerosos futbolistas profesionales. En los primeros días de 2013, los traspasos de un club a otro son ya numerosos, ya sea para relanzar sus carreras en un entorno conocido o para afrontar un nuevo desafío. FIFA.com recapitula las principales operaciones en este inicio del mercado de fichajes.

Brasil, núcleo del planeta fútbol en 2013 debido a la Copa FIFA Confederaciones, y en 2014 por mor de la Copa Mundial de la FIFA™, ha repatriado a tres internacionales. Aunque en el caso del defensa Cris, que deja el Galatasaray por el Gremio, se antoja demasiado tarde para soñar con un regreso a la Seleção, el delantero Alexandre Pato y el centrocampista ofensivo Renato Augusto confían en volver a defender los colores auriverdes, y para eso buscan un destino más cercano al seleccionador y en el que puedan tener más minutos. Los dos ponen fin a una aventura de cinco años en Europa, en el AC Milan y el Bayer Leverkusen respectivamente, para recalar en el Corinthians, vigente campeón de Sudamérica. El público brasileño, eso sí, se quedará en lo sucesivo sin la joven perla Lucas Moura que ha firmado con el PSG francés.

El inglés Joe Cole hará un trayecto más corto para su particular vuelta a los orígenes, pues cambia el Liverpool por el West Ham, el club donde se formó, y que abandonó en 2003 para defender sucesivamente las camisetas del Chelsea, de los Reds y del Lille. Otro ex Hammer, el defensa israelí Tal Ben Haim, estaba sin equipo desde que se marchó del Portsmouth el pasado agosto. Para relanzar su carrera a los 30 años, ¿qué mejor que una Premier League que se conoce al dedillo tras haber militado en seis clubes ingleses diferentes, entre ellos el Chelsea y el Manchester City? El séptimo será el Queens Park Rangers... En cambio, el portugués Bebé, que llegó en 2010 al Manchester United, solamente ha jugado allí 2 partidos. Para gozar de más minutos de juego, ha sido cedido al Rio Ave de su país natal, tras haber sido objeto de otra cesión al Besiktas el año pasado.

Regresos a casa
El italiano Giuseppe Rossi también regresa a la madre patria después de seis años militando en el Villarreal. El delantero, lesionado de larga duración y que el año pasado descendió a Segunda con el Submarino amarillo, espera recuperar la forma y volver a la Nazionale con la camiseta de una ambiciosa Fiorentina. Tras disputar apenas 10 encuentros con el Granada, donde recaló hace apenas medio año, Antonio Floro Flores también retorna a la Serie A, para jugar con un Genoa donde dejó buenos recuerdos durante una cesión anterior en el curso 2011/12.

El internacional argelino Foued Kadir, nacido en Martigues (Francia), regresa a su región natal para cumplir su sueño de la infancia y vestir la camiseta del Olympique de Marsella, después de haber brillado en la otra punta del país, en el norteño Valenciennes. Otro jugador originario de la Provenza, el delantero Florian Raspentino, no ha logrado hacerse un sitio en el OM tras llegar en la pretemporada procedente del Nantes, y espera que un regreso al oeste, como cedido al Brest, le devuelva la sonrisa. La Bretaña es también una tierra conocida para el ex capitán de Ghana John Mensah. Tras explotar en el Rennes entre 2006 y 2008, el defensa volverá allí en 2013 después de su paso por el Olympique de Lyon y el Sunderland inglés. Por último, el experimentado argentino Pablo Guiñazú, al cabo de cinco años en el Internacional de Porto Alegre que le han convertido en un ídolo de la afición colorada, también regresa a un antiguo destino, el Libertad, donde ganó la liga paraguaya en 2006.

Otros se lanzan en busca de un nuevo reto, pero no se sentirán totalmente perdidos en su nuevo entorno. Así, el carrilero colombiano Pablo Armero, que pasa del Udinese al Nápoles, se encontrará allí con otros seis sudamericanos, entre ellos su compatriota Juan Camilo Zúñiga. En Alemania, el centrocampista ofensivo Ivan Perisic, ganador de la Bundesliga con el Borussia Dortmund, se reencontrará en el Wolfsburgo con Ivica Olic, junto a quien viene brillando en la selección de Croacia. Johan Djourou, defensa suizo nacido en Abiyán, no se sentirá desorientado en el Hannover al lado del delantero marfileño Didier Ya Konan, o de su antiguo compañero en la selección helvética Mario Eggiman.

A su vez, el prodigio del São Paulo Lucas Moura podrá contar con sus compatriotas Thiago Silva, Maxwell y Alex para facilitar su integración en el París Saint-Germain. En cuanto al nuevo defensa del Newcastle Mathieu Debuchy, procedente del Lille, compartirá vestuario con cinco franceses, incluidos dos compañeros de selección, Yohan Cabaye y Hatem Ben Arfa.

Demba Ba, por su parte, ha dejado las Urracas por el Chelsea. Pero aun sin tener compatriotas en la plantilla, el senegalés no ha tardado en encontrarse como pez en el agua tras firmar dos dianas en su primer partido, contra el Southampton. Daniel Sturridge, que se marchó de Stamford Bridge la víspera del fichaje de Ba, tampoco ha perdido el tiempo a la hora de adaptarse al Liverpool, pues solamente necesitó siete minutos para hacer temblar las redes contra el Mansfield Town.

El marroquí Marouane Chamakh espera tener el mismo acierto cuando haga su debut con el West Ham, adonde llega cedido por el Arsenal. Y lo mismo sueña el joven ariete chileno Angelo Henríquez, que cambió en septiembre el Universidad de Chile por el Manchester United con 18 añitos, pero que todavía no ha pasado de jugar con el filial. Ahora, gracias a una cesión al Wigan, espera poder curtirse en la Premier League.

Experiencia es algo que el brasileño Matuzalem tiene para dar y tomar a sus 32 años, de los que ha pasado 9 en el calcio. El ganador de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 1997, que lleva en el Lazio desde 2008, se va cedido al Genoa para ayudarle en la lucha por la permanencia. Su compañero de equipo con los Biancocelesti Tommaso Rocchi, a pesar de sus 35 años, no tiene ganas de calentar banquillo. Los apenas tres partidos que ha jugado en la presente liga no le bastan, y espera disputar muchos más con el Inter de Milán. El Palermo, penúltimo de la Serie A, necesita reforzar su defensa para mantenerse en la élite, y ha recurrido a dos jugadores procedentes del Nápoles, Salvatore Aronica, de 34 años, y Andrea Dossena, de 31 años. En la otra punta de la tabla, el Juventus ha logrado que el Atalanta de Bérgamo le prestara al defensa internacional Federico Peluso para compensar la lesión de Giorgio Chiellini.

A la aventura
Para otros, el cambio se presenta más radical. El delantero francés Guillaume Hoarau, por ejemplo, tras ver cómo le cerraba el paso en el París Saint-Germain un tal Zlatan Ibrahimovic, emprenderá la aventura china con el Dalian Aerbin. Allí se cruzará en el camino del bosnio Zvjezdan Misimovic, antiguo cerebro del Wolfsburgo y del Galatasaray, que deja el Dinamo de Moscú por el Guizhou Renhe. El desafío de la liga china es tan fascinante que incluso ha llevado a Rolando Schiavi, mítico zaguero de Boca Juniors, a reconsiderar su decisión de retirarse para recalar en el Shanghai Shenhua. En Dubai, otro gran cambio aguarda al portugués Ricardo Quaresma, nuevo delantero del Al Ahli tras dos campañas en el Beşiktaş, y al japonés Takayuki Morimoto, nuevo ariete del Al Nasr tras un periodo de seis años en Italia, entre el Catania y el Novara.

Por último, terminamos esta vuelta al mundo con la prueba de que el planeta fútbol no entiende de fronteras, merced al fichaje del delantero norcoreano Jong Tae-Se por el Suwon Bluewings surcoreano. El punta de 28 años, nacido en Japón de padre norcoreano y madre surcoreana, militaba en el Colonia desde 2012. Será solamente el cuarto norcoreano que dispute la liga de sus vecinos del sur.