Falcao: "Quiero mantenerme en la élite"
© AFP

La temporada 2012 no ha sido una más en la vida de Radamel Falcao. Muy por el contrario, el colombiano del Atlético de Madrid ha aprovechado su inagotable fuente de recursos en el área para convertirse, según la prensa especializada y sus colegas, en uno de los delanteros más temidos del planeta. Buena muestra de ello fue su inclusión en el FIFA/FIFPro World XI del año en la reciente Gala del FIFA Ballon d’Or realizada el 7 de enero en Zúrich.

Aún emocionado por la noticia, el goleador de 26 años se mostró extasiado ante tanto reconocimiento. “Estar presente en un evento como este es una experiencia muy positiva para mi vida y para mi carrera. Es muy importante que se pueda reconocer todo el trabajo que he hecho durante el año”, afirmó a FIFA.com.

Y vaya si hay motivos para reconocer al único futbolista del Once Ideal de 2012 que no pertenece al Real Madrid ni al FC Barcelona. A lo largo del año, el Tigre no sólo aportó goles decisivos en las conquistas de la Europa League y la Supercopa de Europa con el Atlético de Madrid -escolta del FC Barcelona en la Liga-, sino que ha encaminado a Colombia, su selección, rumbo a la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™. Todo a puro festejo. “Este año ha significado un paso importante para mí, de esos que te dan a conocer y te permiten ganarte un nombre en la élite”, admite el jugador surgido de las divisiones inferiores del River Plate de Argentina.

Si existe un denominador común para la temporada de Falcao, ese es el gol. Con derecha, con izquierda, de cabeza y hasta de tiro libre, el ex jugador del Porto puso su marca a cada uno de los tantos que lo sitúan actualmente como segundo Pichichi de la Liga. “Hice muy lindos goles en el año, ¡se me hace difícil quedarme con uno!”, reconoce con una sonrisa ante la consulta de FIFA.com. Sin embargo, quien participara en la terna final del Premio Puskás a la diana más bonita de 2012 (Ndr: una pirueta espectacular en un amistoso ante América de Cali), elige quedarse con dos anotados con su pierna izquierda, la menos hábil: “El primero al Athletic de Bilbao en la final de la Europa League en Bucarest y el que le hice al Valencia en la semifinal, fueron los dos bien vistosos. Aunque honestamente, ¡se me dificulta elegir porque afortunadamente hubo muchos!”, remarca entre risas.

Objetivo Liga de Campeones
Pero 2012 ya es parte del pasado y Falcao, que ha superado cada año su marca goleadora anterior, ya focaliza en los objetivos del Atlético de Madrid para los próximos meses. “Somos realistas de que es un poco complicado recortar la ventaja que nos ha sacado el Barcelona, aunque vayamos a seguir peleando mientras haya opciones matemáticas”, reconoce; y amplía: “Nuestro objetivo principal es conseguir un cupo para la Champions League. Lo tenemos bien claro”.

Es cierto que aún resta una rueda de competencia pero el Tigre, que deberá estar fuera del campo de juego por 20 días tras la lesión padecida este fin de semana ante Levante, sabe que “es difícil competir contra los presupuestos de algunos equipos tan poderosos en España, que cuentan con los mejores jugadores del mundo. Nosotros de a poco nos vamos fortaleciendo como equipo”.

Semejante afirmación abre la puerta para otra consulta obligada: ¿se avecina el momento de ver a Falcao en un conjunto con mayores aspiraciones? “Yo estoy muy a gusto en el Atlético, con el que tengo contrato vigente”, afirma convencido. “Seguramente en algún momento de mi carrera vendrá otra liga y demás, pero hoy sólo pienso en mi club, en crecer y contribuir para que siga conquistando títulos”.

“Ha cambiado todo”
Pese a haber partido de Colombia en su adolescencia, Radamel no olvida sus orígenes y visita tierras cafeteras con frecuencia. No obstante, sus goles en el máximo escenario mundial y la popularidad en ascenso lo han catapultado a la categoría de rock star. El mismísimo Carlos Valderrama ya aventura que está camino de superarle.

“Soy consciente de que ha cambiado todo, la repercusión que he tenido en los últimos años y lo que voy significando para mi gente”, asiente Falcao con la timidez lógica de quien no puede controlarlo todo. “Cada vez que puedo trato de compartir y hacerme sentir un poco más cercano, aunque a veces no es posible. Cuando las masas se acumulan se vuelve complicado”, completa.

Consultado sobre los dichos de Valderrama, el Tigre reconoce el orgullo, pues “el Pibe es el ídolo máximo de todos nosotros en Colombia. Crecimos admirándolo y lo seguimos haciendo, ojalá que futuras generaciones podamos contribuir mucho más o superarlo porque, en definitiva, va a ser por el bien de nuestro país”. Pero aclara: “Él siempre va a estar en la memoria de todos los jugadores de fútbol de Colombia”.

Va llegando el momento de despedirse y Falcao, que se ha metido finalmente entre los mejores jugadores del planeta, tiene claro el destino de sus deseos a la hora de brindar: “Ha llegado el momento de seguir compitiendo de la misma manera, creciendo como futbolista y ratificando lo que vengo haciendo. Eso es lo importante y eso espero para este año: mantenerme dentro de la élite europea”.