Costa Rica y Belice brillan
© AFP

La selección de Belice jugó su primer partido internacional apenas en 1995. Dos años más tarde, jugó su primera Copa Centroamericana. Desde entonces hasta este año, había ocupado siempre el último lugar del torneo regional, sin poder siquiera ganar un partido. Todo eso ha quedado en el pasado. Los Jaguares fueron una de las historias más bellas de la edición de este año, y su cuarto puesto les dio un inédito acceso a la Copa Oro 2013.

La otra gran historia del torneo fue el regreso de un gigante. Hasta 2007, Costa Rica fue la potencia dominante del torneo, consiguiendo seis títulos, los últimos tres de forma consecutiva. Sin embargo, Panamá y Honduras usurparon su trono en 2009 y 2011 respectivamente. Por fin, tras esa espera de seis años, la Tricolor recuperó el sitio de privilegio y se coronó en la edición recientemente finalizada en su propio país.

Un torneo equilibrado
En el pasado, las goleadas eran moneda común en la Copa Centroamericana. Sin embargo, la enorme mejoría de las selecciones que antes ocupaban el farolillo rojo, como Nicaragua y la propia Belice, convirtieron a la edición de 2013 en la más equilibrada en la historia del torneo. La primera ronda apenas arrojó dos victorias, mientras que el resto de los partidos terminó en empate.

En el Grupo A, rápidamente quedó claro que Costa Rica llevaba el mando. Los ticos se impusieron a Belice (1-0) y Nicaragua (2-0), y empataron con Guatemala (0-0) cuando la clasificación ya estaba asegurada. Los chapines, que partían como favoritos para conseguir el segundo boleto, fueron incapaces de pasar del empate ante Jaguares (0-0) y Nicas (1-1), lo que abrió la puerta al ganador del duelo entre ellos para avanzar a la siguiente ronda. Y, contra todo pronóstico, fueron los beliceños, que con un gol de su estrella Deon McCaulay en el último minuto consiguieron el primer triunfo de su historia en la competencia (2-1).

El otro grupo fue incluso más parejo. El Salvador, Honduras y Panamá empataron los partidos entre ellos y fue tan sólo el número de goles anotados lo que dio ventaja a los catrachos sobre cuscatlecos y canaleros. La segunda plaza la tuvo que decidir la suerte, y fueron los salvadoreños los afortunados, mientras que los panameños se vieron condenados a jugarse el último boleto a la Copa Oro en una repesca ante Guatemala, que terminarían ganando con claridad (3-1).

Alegría en todas partes
Las semifinales siguieron por la misma tónica, con Honduras y Costa Rica imponiéndose por la mínima a El Salvador y Belice. Y fue de nuevo un gol de diferencia, el marcado por Giancarlo González al minuto 38, lo que dio el título a los ticos, y desató la locura en el Estadio Nacional de San José.

El técnico costarricense, Jorge Luis Pinto, no pudo ocultar su felicidad al terminar el partido. “Tenemos que estar contentos por lo que hoy se vio en la cancha. Tuvimos seis y siete opciones de gol, Honduras solo llegó en una ocasión al marco. Ganar siempre da confianza, estimula y agranda al jugador”.

Sus dirigidos tampoco pudieron ocultar su felicidad. “El título era el objetivo, arrancamos el año con el pie derecho”, explicó el defensor José Salvatierra. González, el héroe de la noche, remató diciendo: “Es un gran sueño, sin duda es el gol más importante que he anotado en mi carrera”.

Pero si Costa Rica se llevó el título, el verdadero ganador moral fue Belice, con todo y su derrota en el partido por el tercer puesto ante El Salvador (0-1). A la vuelta del equipo a su país, se organizó un festival en las calles, con desfile de los jugadores incluido. “Se sintió increíble, no puedo expresarlo con palabras… ¡En Belice todo el mundo está feliz, muy feliz! El país es una locura y mi familia aún no lo puede creer”, expresó su gran estrella McCauley. Y todo hace no será la última vez... A final de cuentas, los Jaguares ya han demostrado con creces que su aventura apenas empieza.

Posiciones finales:

1. Costa Rica *
2. Honduras *
3. El Salvador *
4. Belice *
5. Panamá *
6. Guatemala

* Clasificados a la Copa de Oro 2013