Sao Paulo cae pero avanza (4-3)
© AFP

El brasileño Sao Paulo clasificó a la segunda fase de la Copa Libertadores de América, a pesar de caer 4-3 ante Bolívar en el estadio Hernando Siles de La Paz, pues goleó 5-0 en el encuentro de ida, hace una semana en el Morumbí.

Los goles para los bolivianos fueron convertidos por William Ferreira (37, 74) y Nelson Cabrera (58, 68), y para los brasileños Luis Fabiano (2), Jadson (15) y Osvaldo (34).

El plantel de Sao Paulo ganaba en el primer tiempo 3-1 y cedió la victoria en la segunda parte, al permitir una gran levantada de los celestes locales que voltearon la tortilla con sudor y sacrificio.

Los brasileños, con el resultado, se suman al Grupo 3 de la siguiente fase, que completan Arsenal (Argentina), The Strongest (Bolivia) y Atlético Mineiro (Brasil).

Los dos equipos de Brasil abren el Grupo el próximo 13 de febrero y un día después el boliviano oficia de local ante el equipo argentino.

Sao Paulo entró en cancha con el antedecente de la goleada 5-0 que le había propinado a Bolívar en el partido de ida. 

Gol tempranero
Los brasileños abrieron el marcador con un gol de camarín: cuando el reloj cruzaba los 2 minutos, la estrella Luis Fabiano convirtió el primer gol de la noche. Recibió un pase de esquina de su compañero de faena Jadson y de cabeza golpeó seguro.

El estadio se quedó frío, como la noche del estadio Hernando Siles a 3.600 metros sobre el nivel del mar, cuando el termómetro marcó 5 grados Celsius.

Los tricampeones de la Libertadores (1992, 1993 y 2005) impusieron ritmo y juego en la primera etapa, manejaron los hilos de partido, ante un equipo local que trataba de organizarse, buscando a sus dos delanteros, el argentino Damián Lizio y el ariete, el uruguayo William Ferreira.

Sao Paulo subió la cuenta (2-0) a los 15 minutos: el volante Jadson recibió un pase y tras un amague disparó con el pie izquierdo, casi a nivel del césped. El meta Marcos Arguello se estiró para detener el balón, pero no pudo. Fue una jugada precisa, milimétrica.

Sao Paulo, que hasta ese momento hacía gala de jerarquía, hizo el tercer gol a los 34. Jadson empujó un ataque por el sector derecho, hizo el quiebre para desubicar a la defensa celeste y pasó el balón a su compinche Osvaldo, quien disparó de izquierda, al palo derecho del meta local.

Los bolivianos descontaron a los 37, en uno de sus pocos ataques que lanzaron en el primer tiempo. El ariete Ferreira recibió un pase y gatilló de derecha, cruzado y bajo, sin que el arquero, el veterano Rogério Ceni, pueda evitar la caída.

En la segunda etapa Bolívar mostró más voluntad. La diana insufló ánimos a los altiplánicos, nivelando lentamente el andamiaje de uno y otro equipo.

Y Bolívar subió la cuesta. El argentino Damián Lizio metió un esforzado pase desde el sector derecho para que el defensa Nelson Cabrera convirtiera el segundo gol de cabeza a los 58.

El mismo Cabrera metió uno más e igualó el marcador (3-3), 10 minutos después, con otro disparo de cabeza.

Con más ánimo y convicción, lo que le faltó en el primer tiempo, Bolívar hizo el cuarto gol con un penal a los 74, el que fue cobrado por el uruguayo Ferreira, tras una falta del defensa Rhodolfo que levantó la mano para tocar el balón.