Solidez rojiblanca, premio verdeamarelo
© Getty Images

Resulta difícil analizar la mejor temporada en muchos años del Atlético de Madrid sin que vengan de inmediato a la cabeza los goles del colombiano Radamel Falcao García, un futbolista capaz de resolver con sus dinámicos movimientos en punta. Sin embargo, en el éxito del equipo también influyen otros factores. Para comprobarlo, basta con fijarse en lo que ocurre en el otro lado del campo. Con una defensa sólida, los Colchoneros están consiguiendo, al fin, plantar cara a los dos clubes hegemónicos de la liga española, Barcelona y Real Madrid.

El Atlético presenta actualmente el tercer mejor ataque del torneo, con 43 tantos a favor, si bien todavía le separa una distancia considerable de los dos primeros: el Barça ya suma 72 dianas, por 54 del Real Madrid. Pero en la retaguardia la realidad es otra: el equipo es el segundo mejor de la liga, con 21 goles recibidos, un apartado en el que únicamente lo supera el Málaga.

Este desempeño no ha pasado desapercibido, al menos para un campeón del mundo. En su convocatoria de la selección brasileña ante Inglaterra, Luiz Felipe Scolari ha llamado a dos integrantes de la zaga del Atlético: el central Miranda y el lateral Filipe Luís. La evolución de ambos ayuda a comprender la mejoría, en su conjunto, del club español, y les ha servido para hacerse un hueco en la primera lista confeccionada por Felipão, a solo unos meses de la Copa FIFA Confederaciones y menos de 500 días de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™.

“En Europa esto es muy importante. La defensa cuenta mucho”, explica Filipe a FIFA.com. “Estamos creciendo, logrando títulos, cosas importantes, y hay que seguir en esta línea. Mi punto débil eran los marcajes. Aquí el lateral tiene que defender bien en primer lugar y luego atacar. Creo que es la característica en la que más he progresado. He mejorado mucho, ahora soy un jugador más completo”.

Listos para actuar
Ser reconocido por sus habilidades defensivas no es una novedad para Miranda, como puede certificar cualquier seguidor del São Paulo, donde militó durante cinco años. Aun así, él asegura que a día de hoy es un futbolista superior a aquel que conquistó tres ligas brasileñas. “Soy consciente de mi potencial. A decir verdad, ya hace algún tiempo que estoy viviendo una fase mejor aquí, en el Atlético, que en el São Paulo, en épocas en las que era convocado regularmente. Pero esto de la Seleção se compone de ciclos. Hay que estar preparado”, afirma a FIFA.com.

A juzgar por sus actuaciones en España, Filipe y Miranda están listos para luchar por sus respectivos puestos. El Atlético permanece invicto en su feudo del Vicente Calderón, donde no recibe goles en la liga desde el 11 de noviembre. Si se incluyen también los partidos de la UEFA Europa League (torneo en el que defiende el título), ha recibido 25 tantos en 28 encuentros. “La idea es estar siempre fuertes en defensa, para después, a la hora de atacar, poder sorprender al rival”, señala Filipe.

Este concepto ha ido consolidándose a medida que el plantel ha abrazado el trabajo de Diego Simeone. La contratación del argentino como entrenador la temporada pasada supuso un cambio gradual para los Colchoneros, culminado con la conquista de dos títulos continentales (también la Supercopa europea). Y este año, la competitividad es más intensa si cabe. “Cuando él llegó, el equipo estaba en un momento delicado, no se encontraba dentro de la cancha. Hoy los jugadores dan más tácticamente. Nos ha mentalizado, sobre todo, de que somos un equipo ganador. El equipo ha vuelto a ser el Atlético de siempre”, considera Filipe.

El Atlético es el segundo club que menos ha perdido en la liga española, y con ello ha podido mantenerse a una distancia razonable del Barcelona, que está pulverizando todos los récords. Además de eso, en su particular duelo de rivalidad madrileña figura por encima del Real Madrid por primera vez en años. “Estamos en un campeonato con dos superpotencias. Hemos conseguido ser campeones de la Europa League, y el próximo paso es una plaza en la Liga de Campeones. Siempre salimos a ganar, por supuesto, pero cuando están el Barcelona y el Real Madrid, en una liga tan larga, hay que tener los pies en el suelo”, dice Miranda.

Quieren más
Y hacer frente a un torneo largo, para los dos, no se limita únicamente a luchar por estar en lo más alto de la clasificación española. Una vez seleccionados por Scolari, se hallan ahora ante una competencia de peso, jugadores igualmente deseosos de disputar los grandes eventos que organizará su país. “Sé que tengo que ir para quedarme, no solo para hacer un gran partido. Quiero formar parte de un grupo ganador”, indica Filipe.

En el caso del lateral, eso significa, en cierto modo, medirse de nuevo con merengues y culés. “En la banda izquierda hay mucha competencia. Marcelo es una referencia ofensiva en el Real Madrid, Adriano también está haciendo una gran temporada en el Barça, y es un jugador completísimo. Eso demuestra la representatividad de nuestro fútbol: en los tres mejores equipos de España, los tres laterales izquierdos son brasileños”, observa.

Para Miranda, las cosas tampoco han resultado fáciles. Durante los años que ganó títulos con el São Paulo, vio cómo los experimentados Juan y Lúcio dominaban el eje de la defensa. Los veteranos no solo están aún en activo en grandes clubes brasileños, sino que hay otros futbolistas que vienen pidiendo paso, como Thiago Silva, David Luiz y otros, más jóvenes. “Con Lúcio y Juan, dos hombres que ya eran fijos desde hacía mucho tiempo, era más complicado pensar en la titularidad, pero en aquella ocasión demostré mi valía y tuve oportunidades. Ahora lo intentaré de nuevo. Para eso, estar en un equipo fuerte y ganador ayuda”, apunta el central.

Ayuda, y Felipão toma buena nota. Además, al ser titulares en el Atlético de Madrid, Miranda y Filipe Luís al menos pueden reconfortarse con algo: no son ellos quienes deben preocuparse de frenar a Falcao.