Inglaterra amarga a Scolari (2-1)
© Getty Images

La segunda etapa de Luiz Felipe Scolari con la selección brasileña se inició con derrota ante Inglaterra, en el estadio de Wembley (2-1), en un amistoso en que tampoco tuvo efecto el regreso de Ronaldinho, que falló un penal en su partido 100 con la auriverde.

La victoria, con goles de Wayne Rooney (27) y Frank Lampard (60) hizo justicia al mejor juego de Inglaterra, pese a que Brasil se pudo haber adelantado en el 19 con el penal fallado por Ronaldinho, y llegó a empatar el duelo en el 48 con un tanto de Fred.

Ronaldinho no pudo festejar sus 100 partidos como hubiera querido. El penal había sido provocado por él mismo con un centro desde la izquierda que fue interceptado con la mano por el centrocampista Jack Wilshere.

Pero el astro brasileño, que no jugaba en su selección desde el 28 de febrero de 2012 contra Bosnia, lanzó el penal a su derecha y fue despejado por el portero Joe Hart, sin que el propio jugador del Atlético Mineiro ni Neymar pudieran aprovecharse del rebote del portero del Manchester City.

Inglaterra había sido el dueño de la situación hasta ese momento, llevando peligro por la banda izquierda, sin que Dani Alves pudiera frenar las internadas de Tom Cleverley y Daniel Welbeck, y con excepción del penal y un disparo de Oscar en el minuto 13, Brasil no había existido.

Tras el penal fallado por Ronaldinho, Inglaterra siguió dominando y llegó el tanto de Wayne Rooney en el minuto 27.

Situación peligrosa
Julio César había resuelto una situación peligrosa cuando Theo Walcott se quedó solo ante el portero, pero su despeje llegó al delantero del Manchester United, que desde fuera del área marcó su 33º gol en 79 partidos con Inglaterra con un disparo raso que pasó entre los defensores rivales.

Brasil se veía impotente ante una selección inglesa mucho más conjuntada que la auriverde, que disputaba su primer partido con Scolari, pero los brasileños tuvieron una clara ocasión para empatar con un centro desde la derecha de Oscar, aunque Neymar llegó forzado al remate y lanzó alto cuando quedó solo ante Hart.

En el descanso, Scolari decidió hacer tres cambios. Fred entró por Luis Fabiano, Lucas por Ronaldinho y Arouca por Ramires.

Y los cambios pronto tuvieron su efecto, ya que Lucas se aprovechó de un error de Gary Cahill, para robarle el balón y ceder a Fred quien batió a Hart en el 48.

El propio Fred envió al larguero un balón un minuto después, tras otro error en una entrega de Hart.

Brasil estaba despertando en el segundo tiempo, pero cuando parecía que podía ponerse por delante, Rooney se aprovechó de una indecisión en el despeje de la defensa rival para ceder hacia atrás a Frank Lampard, que había entrado tras el descanso, quien lanzó un disparo que entró tras tocar en uno de los postes.

Bien organizado
Y Brasil, que debe mejorar mucho si quiere ganar la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™en su país, fue incapaz de llevar peligro ante un equipo inglés bien organizado, aunque tuvo la posesión del balón en los minutos finales.

Antes del partido se guardó un minuto de silencio por las 237 muertos en una discoteca en Santa María, en el sur de Brasil, y las víctimas del accidente áreo de Múnich, del que se cumplió este miércoles el 55 aniversario, en el que fallecieron 21 personas de la expedición del Manchester United, por lo que ambos equipos llevaban brazaletes negro.

Ronaldinho, que cumplió su partido número 100 con Brasil brasileña, recibió una camiseta de su selección con esa cifra en grandes caracteres, mientras que Steven Gerrard recibió un gorro conmemorativo también por ser centenario desde el mes de noviembre cuando su equipo perdió contra Suecia por 4-1.

En este partido, también cumplía 100 partidos con su equipo el lateral izquerdo inglés Ashley Cole. Inglaterra logró su cuarta victoria ante Brasil en 24 partidos.