Piqué: "Lo mejor es cuando no hablan de ti"

Que Gerard Piqué es uno de los mejores defensores centrales del mundo no es ningún secreto. Desde su regreso a Barcelona, el número 3 azulgrana no deja de impresionar con sus cualidades técnicas y tácticas, poco comunes para quienes ocupan su posición. Además, ha comenzado 2013 en tromba, siendo nombrado parte del FIFA/FIFPro World XI de 2012, con una actuación espectacular contra el Real Madrid en el partido de la Copa del Rey y, sin duda lo más importante, el nacimiento de su primer hijo.

El defensor vive un momento dulce en su vida personal y profesional, que contrasta con su inicio de 2012, que no resultó lo agradable que hubiera deseado. Sobre esos momentos difíciles, su brillante presente y un futuro que luce aún más prometedor, el jugador catalán habló, con su inteligencia y cortesía habituales, en exclusiva para FIFA.com.

Un camino ascendente
El defensa inicia la charla expresando sus emociones sobre su situación actual. “Es un gran orgullo y un momento inigualable. Creo que es el reflejo de que las cosas se están haciendo bien, tanto de forma individual como colectiva. Soy consciente que son etapas que hay que disfrutar y aprovechar”, reflexiona.

Piqué sabe que debe disfrutar más que nunca, porque ha vivido momentos menos agraciados a principios de 2012. “Las lesiones no me dejaban rendir al nivel que quería y me cortaban la continuidad en el equipo”, confiesa y revela cuál fue el punto de inflexión para retomar la trayectoria ascendente. “La Euro me dio mucho aire, el equipo jugó muy bien a nivel defensivo y eso me sirvió de plataforma para esta temporada. He vuelto con ganas, con fuerza, el equipo está jugando a un nivel pletórico y eso también siempre ayuda”.

Por supuesto, al ser un personaje tan conocido, su bache fue reflejado en los medios en España y el mundo, y el central reflexiona sobre cómo incidieron en su vida. “Siempre afecta un poco, porque lo mejor como defensa es cuando no hablan de ti y cuando comienzan los rumores siempre incomodan. Pero es parte del fútbol y yo aprendí eso. Ahora valoro mucho más el hecho de estar bien. A mi llegada a Barcelona iba todo rodado y parecía que era muy fácil, pero cuando salen complicaciones te sirve para valorar lo que tienes y te ayuda a ser mejor jugador”, analiza.

Confianza total
Ahora, la situación es radicalmente opuesta. El Barcelona está en un momento crucial de la temporada. Con gran ventaja en la liga y eliminatorias en Copa del Rey y Liga de Campeones de la UEFA que se antojan apasionantes. Piqué revela cómo lo vive la plantilla. “Vamos partido a partido, entrenamos mucho y muy bien. Como entrenas es como juegas y, al final, si entrenas bien acabarás jugando bien. Así es como afrontamos los partidos y no cambia ni en los momentos de más presión”.

El Barça lo está consiguiendo, además, con un nuevo técnico, Tito Vilanova, que está peleando contra una complicada enfermedad. Para Piqué, el entrenador ha hecho un gran trabajo pese a heredar un difícil paquete por el gran éxito de la era Guardiola. “Tito lo está haciendo genial. No está haciendo ni más, ni menos que Pep, simplemente está haciendo lo que hacía dándole su toque. El equipo está rindiendo a un nivel magnífico y no se ha notado la transición”.

El resultado es un Barça pletórico que lleva una inesperada ventaja de 16 puntos sobre su archirrival, el Real Madrid, en liga. Distancia que, como Gerard reconoce, ha sido una gran sorpresa. “No lo esperas, está claro que nadie lo esperaba. El Madrid venía de ganar la liga y tiene un equipazo, es una distancia muy significativa, aunque nunca lo puedes descartar”.

Pero si la liga parece encarrilada, la Copa del Rey y la Champions son otra historia. El partido de vuelta ante los merengues y la eliminatoria contra el AC Milan se antojan apasionantes y, para finalizar, siendo uno de los grandes símbolos del equipo, Piqué está convencido de que saldrán adelante, no sólo en estos partidos, sino en los torneos en general. “Yo creo que estamos en condiciones de levantar los tres trofeos. Tenemos ambición, ganas y talento, y en general, esos son los ingredientes para conseguir victorias. Considero que hemos demostrado en Copa, Champions y Liga un nivel que nos hace pensar que podemos ser campeones”, concluye con confianza.