Ambición holandesa en Bangladesh
© AFP

Pocos aficionados al fútbol asociarían Bangladesh, considerado un equipo muy modesto incluso en Asia, con un país futbolístico como Holanda. No en vano, una gran brecha separa a sus respectivas selecciones en la Clasificación Mundial FIFA/Coca Cola, concretamente 160 puestos. Este hecho sólo sirvió para emocionar más si cabe a la nación surasiática cuando el entrenador holandés Lodewijk de Kruif y su ayudante y paisano, Rene Koster, se hicieron con las riendas del combinado nacional de Bangladesh.

"Seleccionar a una nación en vías de desarrollo como Bangladesh supone un gran reto", ha declarado Kruif, entrenador durante un año y medio del Heartland nigeriano antes de acceder a este cargo, en una entrevista concedida en exclusiva a FIFA.com. "Pero nuestro objetivo está claro: conseguir que el fútbol de Bangladesh dé el salto de calidad. Para lograrlo, pondremos en marcha una formación de jugadores al estilo holandés, volcada en la organización y en la disciplina. De esta manera, mejoraremos su profesionalidad en los planteamientos y en el sistema de trabajo".

Koster, entre cuyas responsabilidades se encuentran la capacitación de entrenadores y la formación de los juveniles, explicó lo que espera de sus futbolistas: "Buscamos inculcarles el estilo de juego holandés. Esto pasa por aprender a tener la posesión del balón, salir con el balón jugado e hilvanar pacientemente las jugadas, controlar el ritmo para marcar goles, y aspirar a dominar el juego y a ganar".

Un brillante futuro futbolístico
A pesar de su humilde posición en la jerarquía mundial, Bangladesh es la octava nación más poblada del mundo. Sin embargo, dada la pasión que el país siente por el fútbol, el Presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter, está convencido de que Bangladesh tiene por delante un brillante futuro futbolístico.

"En el fútbol de esta nación se nota claramente que el público expresa mucho más que alegría", comentó Blatter durante su visita a Bangladesh el pasado marzo. "Aquí, el fútbol desata pasiones y, por eso, son grandes las posibilidades de que levante el vuelo. Entre una población de 160 millones de habitantes, estoy convencido de que existe la gran fuente de talentos que Bangladesh necesita".

La FIFA, mediante su Programa Goal, ha contribuido al desarrollo de Bangladesh con la construcción de las oficinas centrales de su asociación de fútbol, un terreno de juego y una escuela de fútbol. "La ayuda de la FIFA es muy valiosa", admitió Kazi Mohammed Salahuddin, Presidente de la Asociación Bangladesí de Fútbol (BFF), en una entrevista previa con FIFA.com. "El objetivo principal consiste en mejorar el rendimiento de nuestra selección nacional y alcanzar una posición prominente en la Zona Asiática".

Por su trabajo y entrega, y en conjunción con la ayuda de la FIFA, los Tigres de Bengala han progresado con regularidad en los últimos años. Se auparon con solvencia hasta las semifinales del Campeonato de la Federación de Fútbol Surasiática (SAFF) de 2009 y se colgaron la medalla de oro en el torneo de fútbol de los Juegos Asiáticos de 2010.

Plan a largo plazo
Kruif se someterá a su primera prueba en el banquillo del combinado de Bangladesh en septiembre, en el Campeonato de la SAFF que se celebra en Nepal, durante el cual se espera que su equipo emule la gesta triunfal de 2003. "Nuestro contrato comienza oficialmente en junio, lo que nos deja tres meses para preparar al equipo para la competición. Empezaremos por la base e intentaremos mejorar paso a paso", reveló el técnico, de 43 años.

De hecho, el trabajo comenzó poco después del anuncio de su cargo, pues deseaban ponerse manos a la obra lo más pronto posible. "Estuvimos en Bangladesh hace cuatro semanas y observamos dos partidos de la liga nacional. Hemos visto una gran calidad y jugadores muy buenos. En marzo, llevaremos al equipo a la clasificación para la Copa Challenge", añadió el segundo entrenador, Koster.

Si bien la pujante primera división de la liga de Bangladesh sigue siendo prácticamente la única que aporta futbolistas al equipo nacional, el técnico holandés se ha fijado en jugadores afincados en el extranjero, a los que piensa convocar para la selección del país. Koster ha aclarado: "Nuestra meta para el desarrollo a largo plazo consiste en seleccionar jugadores de Europa y otros lugares. Confiamos en encontrar futbolistas en el resto del mundo que aporten un plus de calidad al combinado nacional y puedan participar con nosotros en el campeonato de la SAFF".

Pese a las dificultades que se le plantean a Bangladesh, Kruif se muestra convencido de que podrán cumplir con su misión: "En los Países Bajos, para hacerte entrenador debes superar unos cursos de formación muy estrictos y trabajar muchísimo. Por esta razón, los técnicos holandeses se han colocado en muchos países del mundo. También los jugadores, para formarse adecuadamente, deben entrenarse siguiendo un buen programa, y esto es precisamente lo que proporcionaremos a nuestros hombres, porque queremos que Bangladesh triunfe", concluyó.