Zola: "Disfruto haciendo mejorar a los jóvenes"
© Getty Images

En su época de jugador, Gianfranco Zola se hizo famoso por la amplia sonrisa que lucía durante los partidos, así como por su técnica sublime. Hoy en día, como entrenador del Watford en la segunda división inglesa, su característica sonrisa permanece, y también su amor por el fútbol de calidad, que quiere transmitir a sus jugadores. 

La leyenda del Chelsea se pasó a los banquillos tras una extraordinaria carrera de jugador en Inglaterra e Italia, y su equipo, el Watford, juega esa clase de fútbol ofensivo y fluido con el que tanto gozaba Zola en su época sobre el césped. "He disfrutado cada momento en el tiempo que llevo aquí", declaró Zola a FIFA.com. "Estoy muy respaldado por el club; sus dueños se han portado muy bien conmigo. Han creado las condiciones ideales para que dé lo máximo por el equipo".

La familia Pozzo adquirió el club de Vicarage Road en 2012, y eligió a Zola para su banquillo poco después. Dicha familia es también la propietaria del Udinese italiano y del Granada español, y el nuevo técnico tuvo que integrar en su plantilla nada menos que a 14 jugadores cedidos (12 de ellos procedentes de los ‘equipos matriz’).

"No sólo tuve que integrarlos, sino que además [muchos] llegaron tarde", precisó Zola. "Empezamos la pretemporada con un grupo de jugadores, y más adelante tuvimos que incorporar a más. Para mí es complicado dejar fuera a tantos jugadores, pero supongo que resulta más duro para ellos. Se entrenan bien cada día, y no jugar no es bueno".

El Watford descendió a la segunda división inglesa en 2007, tras quedar colista de la Premier League. El equipo de Zola apenas dista tres puntos de los puestos de ascenso directo en la categoría de plata, pero a pesar de su tempranero éxito al frente del equipo, el italiano recalcó que no se han fijado objetivos. "Al tener muchos jugadores que no conocían la liga, no había ninguna presión para que ganásemos enseguida. Lo que estamos consiguiendo ahora es un extra. Hemos visto el potencial que hay aquí, y estamos decididos a llegar hasta el final", aseveró.

Rompiendo estereotipos
El estilo preferido de Zola como entrenador no encaja con el estereotipo del calcio que pesa sobre la mayoría de técnicos italianos. Sólo el Manchester United ha metido más goles que el Watford en las dos principales divisiones del fútbol inglés.

"Creo que, aunque aprecio muchos tipos de fútbol, no admiro la forma en la que jugaba el Milan. Pienso que la manera en la que ha jugado el Barcelona con Pep Guardiola en los últimos años es bastante notable. Ha ganado mucho y con mucho estilo. Eso es lo que estamos intentando hacer aquí", explicó.

Uno de los motivos por los que los Hornets han visto puerta con tanta asiduidad es el momento de forma de su máximo artillero Matej Vydra, uno de los cedidos por el Udinese, que suma 19 goles en 27 encuentros de la presente liga. El delantero checo de 20 años ya ha debutado con su selección absoluta, y se ha hablado de un traspaso definitivo al Watford.

"Obviamente, Matej Vydra está en el candelero ahora mismo", comentó Zola sonriendo. "Pero hay otros jugadores como Fernando Forestieri, que lo está haciendo muy bien, y Nathaniel Chalobah, que lo viene haciendo genial. Tengo unos cuantos jugadores jóvenes que, en mi opinión, tienen muchísimo futuro".

Maradona tuvo un impacto tremendo en mi carrera. Pasar tiempo en los entrenamientos con él y verlo jugar fue algo fantástico para mí.
Gianfranco Zola.

Gracias a ese énfasis en la cantera, Zola se está labrando una reputación de trabajo con los jóvenes en su floreciente carrera en los banquillos. Tras su paso por la selección sub-21 de Italia, con un combinado que incluía a los actuales internacionales absolutos Giuseppe Rossi, Sebastian Giovinco y Riccardo Montolivo, el italiano estuvo entrenando dos años al West Ham.

"Es una parte de este trabajo con la que disfruto, tratando de hacer mejorar a los jóvenes jugadores. Por eso fui feliz durante mi estancia en el West Ham, donde lo pasé bien trabajando con gente como James Tomkins, Jack Collison y algunos más", resaltó Zola.

A menudo, se ha mencionado la afluencia de jugadores extranjeros al fútbol inglés como un factor que repercute negativamente en el desarrollo de los jóvenes jugadores británicos, pero Zola, elegido mejor jugador en la historia del Chelsea por los aficionados del club, rebatió esa opinión.

"Creo que los jugadores extranjeros son muy importantes para el fútbol inglés. Es parecido a cuando yo estaba creciendo como futbolista, al tener a Maradona y otros jugadores por delante de mí. Como joven principiante, te fijas en esos jugadores; e intentas inspirarte en ellos y aprender algo", explicó. "Maradona tuvo un impacto tremendo en mi carrera. Pasar tiempo en los entrenamientos con él y verlo jugar fue algo fantástico para mí", aseguró el italiano.

Devoción por los Blues
Zola se convirtió en un veterano respetado durante su etapa en Stamford Bridge y, en el tramo final de su estancia allí, transmitió sus conocimientos a los jugadores más jóvenes. La veneración que le profesan los seguidores del Chelsea es evidente a día de hoy, y el propio Zola declaró a Sky Sports hace cinco años: "Algún día me gustaría ser lo bastante bueno para entrenar al Chelsea. Lo llevo en mi corazón".

Zola, no obstante, rechazó las recientes especulaciones que lo vinculan con un traspaso a Stamford Bridge, y reconoció que su antiguo equipo atraviesa por un periodo difícil de transición, similar al vivido en el tramo final de su paso por el Chelsea. "Es un año complicado para ellos", comentó. "Después del año pasado, cabía esperar algunas dificultades este año. Los momentos cumbre que alcanzaron la temporada pasada fueron increíbles. El Chelsea es uno de esos equipos que están inmersos en pleno cambio generacional".

"Tiene jugadores muy importantes en el equipo que se están haciendo mayores, por lo que el club está intentando encontrar recambios para ellos. De esa forma se atraviesa por una era de transición, y eso es lo que está ocurriendo ahora", observó Zola. "Creo que eso es lo que pasó cuando Ranieri estaba allí. Teníamos un equipo muy bueno que había hecho un trabajo realmente maravilloso por el club y, de repente, era el momento de empezar a cambiar algunos jugadores. Siempre se trata de un momento difícil para un club. Hagas lo que hagas, siempre resulta doloroso", añadió.

Al italiano le encantaría enfrentarse a su antiguo equipo en la liga la próxima temporada. En ese sentido, Zola se mostró impresionado por la progresión meteórica de la división de honor inglesa desde la última vez que saltó al césped de Stamford Bridge en la Premier League, en 2003.

"Desde luego, la Premier League ha crecido en atención, en interés y en la cantidad de dinero invertido en la liga. Muchos jugadores y entrenadores buenos se han venido para acá, lo cual ha puesto el listón del juego muy alto, y eso es algo positivo para este país".

Ante la pregunta de si el Watford se medirá a los Blues en la máxima categoría la próxima campaña, Zola mostró una vez más su característica sonrisa. "El equipo está respondiendo y yo estoy muy satisfecho con eso. Estoy encantado de que las cosas estén yendo por el buen camino", concluyó.