Yilmaz: "Nunca me doy por satisfecho"
© AFP

Es una de las revelaciones de la temporada: Burak Yilmaz lleva marcados seis goles en la Liga de Campeones de la UEFA, y ocupa el segundo puesto de la tabla de máximos artilleros, sólo por detrás de Cristiano Ronaldo (7). En tales circunstancias, no es de extrañar que la apasionada hinchada del Galatasaray de Estambul ponga en él sus esperanzas de acceder a la ronda de cuartos en la prueba reina de clubes europea. FIFA.com habló en exclusiva con el delantero de 27 años antes de su cruce de octavos contra el Schalke 04 alemán.

"Iremos muy concentrados al partido. Este rival es tremendamente fuerte, pero nosotros disponemos de la calidad que hace falta para imponernos y meternos en cuartos", declara Yilmaz sacando pecho. Al fin y al cabo, se da cuenta de que, hoy por hoy, no hay muchos defensas capaces de pararle los pies. Incluso delanteros como Lionel Messi (5) y Robin van Persie (3) están por detrás de él en la lista de realizadores. Y en la fase eliminatoria que ahora afronta el Gala, el internacional turco quiere seguir exhibiendo su espléndida forma.

Heredero de una larga tradición
El club de Estambul ha ganado sus tres últimos partidos de grupo en la Champions, entre ellos la cita con el Manchester United en su feudo, en el que Yilmaz firmó el único tanto del encuentro. Para el romperredes es un resultado merecido haber quedado entre los 16 mejores equipos del continente: "Creo que hemos hecho una labor formidable. Es verdad que la suerte no estuvo de nuestro lado en los tres primeros choques, pero nunca dejamos de creer en nosotros mismos y por eso hemos sido recompensados".

A él no se le escapa que su propia evolución no puede ir por mejor camino, es decir, tras los pasos de legendarios delanteros turcos como Hakan Şükür, Tuncay Şanlı, Nihat Kahveci o Lefter Küçükandonyadis: "Naturalmente es un gran honor que me nombren junto a figuras como Hakan Şükür, y es verdad que estoy haciendo una temporada sensacional. En el Galatasaray siento una confianza que no había sentido nunca", afirma Yilmaz tras dar las gracias por la comparación con el Toro del Bósforo, alias de Şükür.

Trabajo duro y disciplina
"Para mí es muy importante sentirme como en casa en el club en el que estoy. Así sí puedo rendir al máximo. El Galatasaray es mi hogar. En estos me encuentro muy feliz aquí. Yo sencillamente trato de dar lo mejor de mí mismo en cada compromiso", nos cuenta el corpulento ariete, que también lidera el cuadro de goleadores en la primera división turca junto con su compañero de equipo Umut Bulut. El viernes pasado, apoyado por sus nuevos camaradas Didier Drogba y Wesley Sneijder, Yilmaz celebró otro triunfo por 1-2 en el campo del Akhisar Belediye, que permitió a su equipo consolidar su liderazgo al frente del campeonato nacional.

Pese a la brillantez de sus actuaciones y a la ambición de su club, que alzó la Copa de la UEFA en el año 2000 y ahora aspira a levantar su 19º trofeo de la liga turca, Yilmaz mantiene los pies en el suelo. Él explica su extraordinario coeficiente goleador con sencillez: "Es una mezcla de olfato goleador y trabajo duro. Vivo como un profesional y fuera del terreno de juego también presto mucha atención a cuidar mi cuerpo y mi espíritu. Además entreno muy fuerte y nunca me doy por satisfecho conmigo mismo. Por eso creo que aún puedo seguir mejorando".

A las puertas de la leyenda
Eso lo podrá comprobar muy pronto el Schalke 04. El club alemán atraviesa horas bajas y ocupa el noveno puesto de la Bundesliga. Pero Yilmaz no se fía un pelo de la mala racha de los Azulones, que llevan cuatro partidos seguidos sin ganar. Sabe que el miércoles por la tarde a él y a los suyos les espera todo un desafío en el estadio Türk Telekom de Estambul. El objetivo es alcanzar los cuartos de la Liga de Campeones por primera vez desde la temporada 2000/01, fecha en la que los Leones irrumpieron entre los ocho primeros gracias a la puntería del gran Şükür.

Las comparaciones son inevitables. Yilmaz tiene ante sí la posibilidad de salir de la sombra que sigue proyectando uno de los mayores ídolos futbolísticos de su país. En cualquier caso, él ya ha rebasado hitos fuera de serie en su patria. Aparte de Sergen Yalçın, es el único futbolista que ha militado en las filas de los cuatro colosos turcos: Galatasaray, Beşiktaş, Fenerbahçe y Trabzonspor. "Es un privilegio haber jugado para los cuatro mayores clubes de Turquía. Todos ellos tienen una gloriosa historia y una hinchada estupenda", resalta. Y si consigue marcar contra el Schalke, conquistará para siempre el corazón de los seguidores del Galatasaray.