Porto saca una luz de ventaja (1-0)
© AFP

Un tanto del centrocampista portugués Joao Moutinho en el minuto 56, a pase del brasileño Alex Sandro, dio una valiosa ventaja al Porto, que venció por 1-0 a un Málaga muy defensivo.

El gol de Moutinho premió la tenacidad del equipo portugués, más pujante en todas las vertientes del encuentro que el tímido Málaga, que empañó en el estadio Do Dragao su inmaculada actuación en la presente edición de la Liga de Campeones.

El intenso dominio blanquiazul mantuvo siempre en alerta a la retaguardia del equipo español. El chileno Manuel Iturra y el francés Jérémy Toulalan tuvieron trabajo extraordinario para contrarrestar al centro del campo local.

Liderados por el dinamismo del internacional portugués Joao Moutinho y la presión del brasileño Fernando Reges, los locales acorralaron por momentos al Málaga, en el que Joaquín fue una isla e Isco apenas entró en contacto con el balón.

El esfuerzo defensivo de los jugadores que dirige el chileno Manuel Pellegrini fue loable. Lanzado por Moutinho y el argentino 'Lucho' González, el Porto ejerció un claro dominio capeado con oficio por la línea defensiva del Málaga.

Sin el talentoso colombiano James Rodríguez en el once inicial -entró al campo en el minuto 57-, el juego del Porto pecó, no obstante, de previsible, especialmente durante la primera parte.

La mayoría de las acciones culminaban con pases largos al también colombiano Jackson Martínez, un poderoso ariete muy vigilado por Demichelis y Welington.

Con el juego más elaborado abortado por la solidez del Málaga, las jugadas a balón parado y los disparos lejanos se convirtieron en recurso usual del campeón portugués, cuya mejor oportunidad en el primer periodo nació en un córner en el minuto 18, cuando Silvestre Varela cabeceó desviado.

Alternativas fallidas
Le siguieron otras dos tentativas fallidas del ruso Marat Izmailov y el brasileño Danilo, aunque ninguna de ellas de extremo peligro.

En ataque, el Málaga se inhibió durante largos periodos. Las cabalgadas de Joaquín por la derecha, únicos intentos de los visitantes, las neutralizaba con autoridad el lateral zurdo brasileño Alex Sandro.

El segundo periodo no registró alteraciones. Los locales apretaron de nuevo con las líneas juntas y con ataques rápidos. Izmailov olió el gol, pero su disparó salió desviado.

Minutos después, el lateral brasileño Sandro, un portento físico y técnico, se disfrazó de medio creativo y colocó un pase que Moutinho aprovechó para rematar a gol al primer toque.

Con ventaja en el marcador, Vítor Pereira dio minutos a James, recientemente recuperado de una lesión. "El niño maravilla" irrumpió enseguida con una acción individual que acabó en un disparo ajustado al poste.

A pesar del gol encajado, el Málaga continuó arrinconado sin poder mostrar un de sus principales señas de identidad: la posesión del balón.

Pellegrini retiró entonces al veterano Joaquín, exhausto por su duro duelo con el brasileño Sandro, y dio entrada al joven delantero Francisco Portillo.

Los efectos del cambio apenas se sintieron, pues el Porto, irreductible físicamente, siguió sin ceder la batuta.

En el tramo final, el brasileño Lucas Piazón sustituyó a su compatriota Júlio Baptista -sin peso en el partido- e Ignacio Camacho reemplazó a Iturra, que ya contaba con una amarilla.

Ambos cambios tampoco sirvieron para animar al Málaga, que acabó el partido sin contabilizar una ocasión de gol.