El rojo y el naranja intensos representan la pasión, el movimiento y la expresión de la cultura rusa. En este cartel, el cuerpo del atleta se ha plasmado con una técnica pictórica tradicional en Rusia llamada Khokhloma. Este estilo de la artesanía popular es famoso y apreciado en toda Rusia y en el extranjero, y proporciona a la figura del atleta una sensación de movimiento libre y energía. El bellísimo Kremlin de Nizhni Nóvgorod, del siglo XVI, situado en lo alto de una colina en el centro de la ciudad, en la confluencia de los ríos Oka y Volga, aparece silueteado en el fondo.