"También me hablaron de un pueblo llamado ‘moksha’ [los modernos mordovos] que vivía en una tierra próspera".
Guillaume de Rubrouck, en la crónica de su viaje a las tierras de Oriente, s. XIII

  • Fundada en: 1641
  • Población: 307.000
  • Distancia a Moscú: 650 km

Saransk, situada en el centro de Rusia, es la capital de la República de Mordovia, la zona de donde surgieron todas las naciones ugrofinesas. Se trata de una de las ciudades más agradables de Rusia, que, en los últimos años, viene registrando habitualmente una puntuación alta en la competición entre ciudades de toda Rusia. Pese a ser una ciudad relativamente pequeña, fomenta muy activamente la práctica del deporte, y hace poco empezó a construir un estadio de fútbol nuevo y súper moderno, con capacidad para 40.000 espectadores.

Los deportistas mordovos participan cada año en más de 100 competiciones de carácter nacional, europeo y mundial.

La moderna Mordovia protege con mucho mimo las excepcionales lenguas y culturas de las etnias moksha y erzya, que habitaron en la zona durante siglos. Ambas pertenecen al grupo de los ugrofineses, junto con los húngaros, finlandeses y estonios, entre otros. Saransk es la sede habitual de varios festivales etnográficos y folclóricos destinados a preservar la identidad nacional, la cultura y las costumbres de los mordovos.