Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™

14 junio - 15 julio

La incombustible ambición de Ricketts

© Getty Images

La Jamaica de Theodore Whitmore, exenta de la primera liguilla de grupos, tendrá que enfrentarse a Estados Unidos en el camino hacia Brasil 2014 para intentar revivir el fervor mundialista de 1998. El veterano guardameta Donovan Ricketts cree en la hazaña.

“Ser campeones del Caribe no es ningún resultado excepcional; casi estamos obligados a serlo. Llegar a los cuartos de final de la Copa Oro también está dentro de lo acostumbrado. El verdadero logro sería acudir a Brasil, y sería una gran decepción no superar esta ronda”. A unos meses de reanudarse la fase de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014 en la CONCACAF, Donovan Ricketts sienta las bases de la ambición jamaicana en declaraciones a FIFA.com.

El flamante arquero del Montreal Impact, recientemente traspasado desde el Galaxy de Los Ángeles, luce con deleite y actitud responsable el traje de líder que Whitmore, su seleccionador y amigo, le ha cosido a medida en un vestuario rejuvenecido. “Debo compartir aún más mi experiencia con los más jóvenes; es así como progresarán”, explicó el cancerbero jamaicano de 34 años. “Theodore ha sabido ampliar el plantel de jugadores seleccionables para no tener que depender de los que militan en el extranjero, que, a veces, no pueden venir. Nuestros jóvenes han adquirido una madurez nueva y ahora asimilan mejor la competición al máximo nivel”, comentó el reciente campeón de la MLS.

Un entrenador que hace piñaDesde que asumió el cargo en 2009, el centrocampista de los Reggae Boyz de la época gloriosa se ha esmerado en construir un equipo capaz de recuperar el nivel de la generación dorada de Francia 1998. Como paradigma, el joven técnico eligió tres fundamentos que se adaptan perfectamente al potencial de sus pupilos: talento, organización y determinación. Whitmore apostó por la juventud y, de esa forma, pudo trabajar con un grupo de jugadores de la liga nacional cuando debió prescindir de caras habituales como Ricardo Gardner o Ricardo Fuller. Y el método ha dado sus frutos, con un triunfo en la Copa del Caribe 2010 (el quinto en la historia de Jamaica) seguido por un acceso a los cuartos de final de la Copa Oro de la CONCACAF 2011.

“Todos nos dejamos la piel por el entrenador”, resaltó Ricketts. “Jugar por él equivale a jugar por un amigo, por alguien al que quieres. No queremos que pierda su trabajo, y sabemos perfectamente que eso es lo que ocurrirá si los resultados no acompañan. Theodore es en sí mismo una fuente de motivación añadida”, aseguró el ex arquero del Bradford City inglés, que hace 13 años estuvo presente en tierras francesas como tercer portero.

Ricketts, titular indiscutible en la competición preliminar de Sudáfrica 2010, espera con impaciencia la revancha de la Copa Oro contra las Barras y Estrellas, verdugos en su propio feudo de los jamaicanos tras un choque de cuartos de gran calidad. “Esta plantilla lleva construyéndose desde hace dos años. Los jugadores se conocen bien y defienden al 100% el mensaje del seleccionador”, aseguró el futbolista nacido en Montego Bay. “Todos los ingredientes se reúnen para triunfar en esta fase de clasificación. Ha llegado el momento de corresponder a la confianza y al entusiasmo de nuestra afición”.

La felicidad de sus compatriotas“La rapidez es nuestra principal arma. Al gozar de una sólida defensa, cuando jugamos en bloque y sin fisuras podemos lanzar peligrosos contragolpes”, explicó el nuevo fichaje del Montreal Impact, que tiene experiencia de sobra para no dejarse afectar en exceso por la inevitable presión. “Después de los últimos buenos resultados, las expectativas son enormes, por lo que habrá una presión considerable. Estamos deseando hacer feliz a nuestro pueblo, pero no hay que pensar en todo eso, y debemos concentrarnos solamente en el terreno de juego”.

Sobre el césped, precisamente, les esperan dos rivales correosos además de Estados Unidos: Guatemala y el sorprendente verdugo de Haití, Antigua y Barbuda. “Tienen un buen equipo, y va a estar complicado. Guatemala es todavía más fuerte, así que somos conscientes de la ardua misión que nos espera. Pero hay que ser ambiciosos”, concluyó el veterano integrante de los Reggae Boyz.

Y es que, con casi 35 años, Ricketts tiene la experiencia suficiente para saber que la ambición es la mejor de las motivaciones.

Notas recomendadas