Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™

14 junio - 15 julio

Copa Mundial de la FIFA™

Jahanbakhsh sigue los pasos de Mahdavikia

© Getty Images
  • Jahanbakhsh habla de la influencia de la leyenda iraní
  • Ambos compartieron vestuario en  2011
  • "Ha llegado la hora de brillar", dice a FIFA.com

La sabiduría popular nos dice que es mejor no conocer a nuestros héroes, porque solo conseguiremos empañar la imagen perfecta que teníamos de ellos. Sabio consejo, sin duda, pero no parece que haya surtido efecto en el caso del nuevo astro iraní Alireza Jahanbakhsh.

Con solo 17 años, cuando empezaba a hacerse un nombre en su país, se cruzó en su camino uno de los futbolistas más grandes de la historia del Equipo Melli, el extremo derecho Mehdi Mahdavikia, quien desde entonces ha guiado los pasos de la joven estrella.

“En aquella época, cuando empezaba mi trayectoria en el fútbol, Mehdi era uno de los grandes jugadores de nuestra selección nacional”, ha explicado el extremo del AZ Alkmaar a FIFA.com. “Tuve la oportunidad de jugar a su lado en mi antiguo club en Irán, el Damash Gilan, y era un tipo excelente”.

Si bien ambos coincidieron durante solo seis meses a orillas del Mar Caspio en 2011, el legendario Mahdavikia, quien saltó a la fama internacional en las Copas Mundiales de la FIFA™ de 1998 y 2006, no dudó en tomar al joven bajo su protección.

Las similitudes entre ambos, sus talentos naturales, su confianza con el balón y sus cualidades ofensivas, se hacen evidentes cuando Jahanbakhsh, de 24 años, desvela lo mucho que el antiguo astro del Hamburgo le ayudó en su carrera.

“Siempre procuraba hablar con él para que me diera su opinión sobre el fútbol, sobre la vida, sobre cualquier cosa. ¡Lo abrumaba a preguntas!”, recuerda Jahanbakhsh la amabilidad del legendario Mahdavikia. “Siempre ha sido muy bueno conmigo. Me respondía siempre y me mostraba el camino que él había recorrido. Era mi ídolo dentro y fuera de los terrenos de juego”.

“Sigo en contacto con él y sigo haciéndole preguntas. Él sigue explicándome su parecer sobre el fútbol, sobre mi carrera y sobre las opciones que se me presentan. Mehdi está a mi disposición en todo momento, y yo se lo agradezco. Me alegro mucho de tenerlo por mentor”.

Éxito en Europa
Al igual que su predecesor, Jahanbakhsh está dejando huella también fuera de su país. Motivado por el hombre que disputó más de cien partidos con la selección de Irán, el joven se mudó a Europa y eligió establecerse en los Países Bajos. El extremo, que atraviesa un momento de forma excelente en un AZ Alkmaar empeñado en clasificarse para la Liga de Campeones de la UEFA, ha participado en 23 de los 50 goles de su equipo en la liga, de los cuales ha marcado 12.

Jahanbakhsh comenta con modestia y un claro sentido del compañerismo lo aclimatado que está en la Eredivisie y el “grupo fantástico” que lo rodea en el Alkmaar. Además, al final de la temporada de clubes, viajará a Rusia 2018 convertido ya en uno de los más destacados integrantes de la selección de Irán. El nuevo y joven esqueleto del equipo, transformado desde su participación en Brasil 2014, está dispuesto a llevar muy lejos al combinado de Carlos Quieroz.

“La transición de 2014 a 2018 ha sido lenta, pero positiva”, explica sobre la selección que actualmente depende sobre todo de jóvenes como él mismo o el delantero Sardar Azmoun, de 23 años. “Estamos decididos a exhibir la enorme calidad y la ambición que poseemos los jóvenes, y vamos a conseguirlo con nuestra mejor versión”.

Jahanbakhsh en breve

·        “No empecé con el fútbol. Probé muchos otros deportes, gimnasia, balonmano o fútsal, hasta que cumplí 12 años y descubrí que también se me daba bien el fútbol. Llegué un poco tarde, pero me cautivó”.

·        “Me acuerdo de la clasificación de Irán en 1998, de aquel partido memorable contra Australia en el que empatamos a 2-2 y nos metimos en el Mundial. Entonces, con tan solo seis años, descubrí lo importantes que eran el fútbol y el Mundial”.

·        “Brasil 2014 supuso la realización de uno de mis grandes sueños. Traté de aprender de cada minuto que pasé allí”.

Complicados rivales mundialistas
Este Mundial ya es histórico para Irán, pues nunca antes había participado el país en dos fases finales consecutivas. Sin embargo, como recompensa por su mejor clasificación de la historia en la competición preliminar asiática y por haber sido la segunda selección que conquistaba el pase a Rusia, le ha tocado un Grupo B realmente complicado, en el que ha quedado encuadrada con España, Portugal y Marruecos.

“Sin duda se trata del grupo más difícil de este Mundial”, comenta. “Pero es la hora de brillar y no tenemos nada que perder. Aunque estamos ante tres equipos de primerísima fila, que reúnen una gran calidad, nosotros no somos un rival fácil”.

“Sabemos jugar al fútbol, y nuestro seleccionador nos preparará a la perfección. El Mundial es una competición que te permite adoptar una actitud positiva: nos emplearemos a fondo y daremos muchas alegrías a nuestro país”.

Jahanbakhsh espera que, con el paso de los años, esta nueva generación evoque sensaciones tan gratas como las que despierta el recuerdo de aquel joven Mahdavikia de 20 años en Francia 1998 hace ya dos décadas. “Ojalá que, dentro de diez o 15 años, todos los jóvenes futbolistas de esta selección podamos mirar atrás a 2018 y explicar a nuestros hijos lo fantástico que fue este Mundial para todos nosotros”.

Explora este tema

Notas recomendadas