Su Alteza el Jeque Mohammed bin Hamad Al-Thani ha hablado en exclusiva para FIFA.com conteniendo su alegría a duras penas, después de que Qatar fuera anunciado el 2 de diciembre en Zúrich como anfitrión de la Copa Mundial de la FIFA 2022. El jeque ha llorado al pisar el escenario para dar las gracias luego de que su nación se convirtiera en el primer país de Oriente Medio en recibir el honor de albergar el mayor acontecimiento deportivo del planeta. Su éxtasis es contagioso.

Su Alteza, ¿puede decirnos cómo se siente ahora mismo?
Guau [silencio]. Me he quedado sin habla, pero muy orgulloso y feliz. Estoy orgullosísimo de que Oriente Medio haya obtenido el reconocimiento de la FIFA. Tendremos el gran privilegio de que un torneo como éste venga a nuestra región por vez primera. Esto demuestra el valor de la FIFA y lo que representa como organización. Como ya he prometido, no decepcionaremos a la FIFA. Todo lo que hemos prometido hasta ahora se hará realidad.

¿Qué importancia tiene esta decisión para su región?
Todos lo están celebrando en Oriente Medio; todos nos han apoyado desde el primer momento. Han tenido fe en nosotros a lo largo de todo el proceso. Y estoy muy contento de que la FIFA también haya tenido fe en nosotros.

A su juicio, ¿qué fue lo que marcó la diferencia, qué es lo que les ha llevado a ganar la candidatura?
Lo que nos ha hecho diferentes es que trascendimos los límites; creamos nuevos conceptos, cosas que no eran convencionales pero sin embargo perfectamente posibles y realistas para un país como el nuestro. Por lo tanto, estamos muy orgullosos de representar una nueva era, una nueva época en que la FIFA mira hacia el futuro: la Copa Mundial es para todos.

¿Cuáles son sus expectativas para esa Copa Mundial que se va a celebrar en su país y para la que aún falta mucho tiempo?
Bueno… Va a ser la mejor Copa Mundial de la historia, se lo garantizo al 100% [ríe].

¿Cree que esa Copa Mundial tendrá un impacto social en Oriente Medio?
Sí lo creo. FIFA ha tomado la decisión correcta al conceder la Copa Mundial a nuestro país, donde puede estimular un cambio positivo. En lugar de ser un Mundial que venga y se vaya, dejará un enorme legado para nuestra región. Estamos muy contentos de haber convencido a la FIFA de que, comercialmente, Qatar es la elección correcta; de que, técnicamente, Qatar es la elección correcta; y de que, socialmente, Qatar es la elección correcta.