Pese a lo que podía indicarse en los pronósticos, el Grupo B de la Copa Mundial de la FIFA entregó resultados esperables. La selección argentina alcanzó una cómoda clasificación por sobre sus rivales, seguida de una República de Corea que supo desbancar tanto a griegos como a nigerianos.

Posiciones finales
Argentina, 9 pts.
República de Corea, 4
Grecia, 3
Nigeria, 1

Nuestro análisis
. Argentina: El equipo de Diego Maradona demostró su poderío en ofensiva, especialmente en sus últimos dos compromisos, con un Lionel Messi que ha estado a la altura de las expectativas. Si bien la defensa pasó un par de sofocones en algunos momentos, la sensación es que el conjunto Albiceleste avanza de menos a más en la competencia. 9 puntos, 7 goles a favor y apenas 1 en contra así lo certifican.

. República de Corea: Los Guerreros Taeguk dieron muestras de talento en su primer triunfo ante Grecia, aunque padecieron una goleada abultada frente a Argentina. No obstante, reaccionaron a tiempo y terminaron de conseguir su clasificación en un vistoso encuentro frente a Nigeria. Nadie sabe si podrán repetir la gesta de 2002, pero encabezados por Park Ji Sung, serán un hueso duro de roer para cualquiera.

. Grecia: Los pupilos de Otto Rehhagel se mostraron firmes en defensa y consiguieron en Sudáfrica su primer gol y la primera victoria en la historia del certamen. Sin embargo, su poderío en la última línea no se contagió en la delantera, lo que le costó terminar volviendo a casa con apenas 3 unidades.

. Nigeria: Las Súper Águilas eran una de las grandes apuestas africanas del torneo, pero terminaron armando las valijas en la primera ronda. El equipo del sueco Lars Lagerback no pudo imponer su poderío físico y pecó de falta de definición en situaciones más que favorables. Sin dudas, una de las decepciones para los aficionados locales que soñaban con un conjunto del continente en las instancias finales.

Para el recuerdo
¡Bienvenido!
Diego Armando Maradona dejó la Copa Mundial de la FIFA en 1994, tras disputar su último partido contra Nigeria. Dieciséis años más tarde, el Diez retornó a la máxima competencia internacional como entrenador y, justamente, contra el mismo rival. Su traje elegante y la estruendosa ovación recibida en el estadio Ellis Park forman ya parte de la historia de Sudáfrica 2010.

La primera vez
Grecia acumulaba cuatro partidos en la historia del torneo, y aún no sabía lo que era celebrar un tanto. No obstante, tras 404 minutos de penar en ofensiva, Dimitrios Salpingidis se convirtió en el primer griego en anotar: su derechazo, con rebote incluido, sirvió para igualar las acciones ante Nigeria en lo que sería, a la postre, la primera victoria helénica en el certamen (2-1).

Consuelo en la tristeza
Puede que Nigeria no se marche a casa con una maleta llena de conclusiones positivas. Sin embargo, Vincent Enyeama tiene motivos para sonreír. El portero fue la gran figura de las Súper Águilas y terminó siendo reconocido por colegas y aficionados: se llevó el premio al Jugador Budweiser del Partido frente a Argentina y Grecia.

¿Paz asiática?
Suele decirse que los asiáticos son reservados y que encuentran dificultad para exteriorizar sus emociones. Pues bien, el festejo de los jugadores de la República de Corea tras asegurar su clasificación frente a Nigeria termina ampliamente con el prejuicio. Bailes, risas, saltos y cantos adornaron una celebración difícil de olvidar para los Guerreros Taeguk.

Números que hablan
8:
La cantidad de partidos mundialistas que acumula Nigeria sin conseguir una victoria. La última vez fue 2-1 ante Bulgaria en el marco de Francia 1998. Desde entonces, sumó 2 empate y 6 derrotas.

La frase:
“En las eliminatorias no era yo, pero cambié. ¿En qué? En el grupo por ejemplo. Ahora sí me siento cómodo y feliz, gracias a mis compañeros y a Diego (Maradona). Estoy suelto, es la primera vez que me pasa... Me siento como en el Barcelona, y eso se traslada al campo”. Lionel Messi, atacante de Argentina.