La jornada del martes 11 de octubre marcará el ecuador de la tercera fase de la competición preliminar asiática para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014, y viene dominada por varios duelos de titanes. El principal de ellos será el Irán-Bahréin, en el que ambos contrincantes buscarán por todos los medios la victoria para consolidar su hegemonía dentro del Grupo E. El otro choque épico del día se celebrará en Shenzhen, donde China intentará redimirse con un triunfo ante Irak, campeona continental en 2007.

Un tercer éxito consecutivo permitiría a Australia y Jordania poner un pie en la siguiente fase, mientras que Singapur, Indonesia, Emiratos Árabes Unidos y Tayikistán, todas ellas con cero puntos en su haber, deben ganar forzosamente si quieren mantener vivas sus esperanzas. FIFA.com da un repaso al atractivo programa que ofrece el continente asiático.

El partido destacado
Irán-Bahréin
Irán aborda la primera de sus dos citas con Bahréin ansiosa por resarcirse de la dolorosa derrota por 3-1 sufrida en Manama de camino a Corea/Japón 2002, y que en última instancia puso fin a sus opciones de clasificación. Bajo la batuta de Carlos Queiroz, el Equipo Melli ha visto cambiar su suerte en los últimos tiempos. Además, el rotundo 7-0 registrado sobre Palestina el 5 de octubre le habrá otorgado sin duda una gran inyección de moral, por lo que saldrá decidido a sacarse la espina de una vez por todas.

Pocas son las selecciones asiáticas que han salido indemnes del imponente estadio Azadi de Teherán. Precisamente Bahréin es una de ellas, merced al mencionado empate a 0-0 de hace una década. Los visitantes, con Peter Taylor al timón, también tienen motivos para el optimismo, dado que su capitán, Mohamed Salmeen, ya está de vuelta tras su lesión. Por otra parte, todo apunta a que Abdulla Omar, el mediocampista afincado en Suiza, recibirá aquí su bautismo de fuego internacional.

La previa
Si el lance entre Irán y Bahréin termina en tablas, Qatar podría acceder al liderato del Grupo E, siempre y cuando logre imponerse a Indonesia en Yakarta. A priori, las estadísticas se decantan del lado del conjunto de Asia occidental, con cuatro victorias en sus seis enfrentamientos previos. Las huestes de Sebastião Lazaroni abordarán el encuentro sin conocer la derrota en la presente campaña de clasificación, tras cosechar sendos empates ante Bahréin e Irán. No obstante, deberán andarse con ojo, puesto que su rival no permitió a Arabia Saudí pasar del 0-0 en un amistoso celebrado el pasado 7 de octubre.

En el Grupo A, el reciente 2-1 frente a Emiratos Árabes Unidos en un amistoso servirá de reconstituyente a China, que ansía volver al buen camino con un triunfo ante Irak. Y es que los pupilos de José Antonio Camacho cayeron en su anterior compromiso (2-1 en Jordania). Sin embargo, son los hombres de Zico los que viajarán a tierras chinas con la ventaja psicológica, dado que empataron en casa y ganaron a domicilio contra este mismo rival de camino a Sudáfrica 2010. En el otro partido del grupo, Jordania está decidida a hacerse con los tres puntos en Singapur para consolidar así su condición de líder.

Lo mismo puede decirse de Australia dentro del Grupo D, que hará todo lo posible por prolongar su inmaculada racha con una victoria en Sídney frente a Omán. Aunque no podrán contar con los servicios del arquero Mark Schwarzer y del mediocampista Tim Cahill, ambos lesionados, los Socceroos de Holger Osieck siguen siendo el equipo a batir. Y más si tenemos en cuenta su contundente 5-0 de hace escasas fechas contra Malasia. A Arabia Saudí, por su parte, le espera un peliagudo desplazamiento a Tailandia, con un solo punto en su haber en dos partidos. El equipo que dirige Frank Rijkaard llegará a Bangkok con los números claramente de su lado, no en vano se ha llevado el gato al agua en todos y cada uno de los 12 encuentros anteriores. Con todo, los locales tienen la moral por las nubes gracias a su triunfo por 3-0 frente a Omán, y ahora mismo atraviesan un gran momento de forma.

En el Grupo B, tanto la República de Corea como Emiratos Árabes Unidos decepcionaron en sus preparatorios previos. Los Guerreros Taeguk concedieron un gol in extremis que selló el 2-2 con Polonia y los árabes cayeron ante China. Un resultado favorable en su feudo permitiría a los surcoreanos poner un pie en la siguiente fase, mientras que al conjunto de Asia occidental no le queda otra opción que vencer si quiere seguir en liza. La otra cita del grupo enfrentará a la dinámica Kuwait y a Líbano, que ejercerá de anfitriona. Los locales saldrán decididos a dar la campanada, a pesar de que recibieron un abultado 0-6 contra el mismo contrincante en un amistoso disputado en julio.

En cuanto al resto del programa, Japón se adentrará en territorio desconocido frente a Tayikistán. En cualquier caso, cabe esperar que los vigentes campeones de Asia consoliden su autoridad dentro del Grupo C con una segunda victoria. Sin embargo, el conjunto de Alberto Zaccheroni deberá superar no solo a su adversario, sino la deslucida imagen que ha ofrecido últimamente y que hace poco le llevó a conformarse con un triunfo por la mínima (1-0) contra Vietnam. En el otro compromiso del grupo, a Uzbekistán le aguarda una cita complicada con la RDP de Corea en Pyongyang, a sabiendas de que si vence tendría garantizado su puesto entre los dos primeros, al menos de momento.

Jugador a seguir
Tadanari Lee (Japón)
El autor del gol que otorgó a Japón la Copa Asiática de la AFC 2011 al derrotar en la final a Australia, volvió a marcar la diferencia en su reciente amistoso contra Vietnam, en el que anotó el único tanto del partido.

Números que hablan
4:
Son las dianas que suma hasta la fecha Park Chu-Young. Así, el talismán de la República de Corea se ha colocado en lo más alto de la tabla de máximos goleadores de esta tercera fase.

La frase
"El entrenador de Bahréin ha dicho que vendrán aquí a ganar, pero no les tenemos miedo. Les responderemos con nuestro rendimiento sobre el terreno de juego", Carlos Queiroz, seleccionador de Irán.

Partidos de la tercera jornada de la tercera fase de las eliminatorias asiáticas:
11 de octubre de 2011
Grupo A: China-Irak, Singapur-Jordania
Grupo B: Líbano-Kuwait, República de Corea-Emiratos Árabes Unidos
Grupo C: RDP de Corea-Uzbekistán, Tayikistán-Japón
Grupo D: Tailandia-Arabia Saudí, Australia-Omán
Grupo E: Indonesia-Qatar, Irán-Bahréin