Después de que Japón, Uzbekistán y Jordania sellaran anticipadamente su pasaporte para la tercera fase de clasificación asiática de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014TM el pasado viernes, otros seis equipos aspiran a acompañar a la siguiente ronda al trío ya clasificado al final de la penúltima jornada que se disputará este martes. En lo más alto de esa lista figuran Australia e Irak, que tan sólo necesitan un punto para progresar, mientras que una victoria sería renta bastante para que la República de Corea y Qatar se clasificaran desde sus respectivos grupos con independencia de los demás resultados.

Si los cataríes prevalecieran, el resultado también beneficiaría al líder de la sección, Irán, que entonces podría dar el salto con un empate contra Indonesia, ya eliminada. Líbano también podría certificar su salvoconducto si gana y Kuwait pierde. FIFA.com preludia los enfrentamientos de la quinta jornada en Asia.

El partido
Líbano-República de Corea
Cuando los dos líderes del Grupo B se entreveren en el estadio Sports City de Beirut, ambos se percatarán de lo mucho que han cambiado desde su anterior enfrentamiento mutuo el 2 de septiembre, fecha en que la República de Corea le endosó nada menos que un 6-0 a su inminente rival. La selección del Líbano, bajo las órdenes de Theo Bucker, se ha transformado en un dispositivo altamente organizado y muy competitivo en los dos últimos meses, y como prueba están los siete puntos que ha sumado en sus tres últimos compromisos. Los Guerreros Taeguk del seleccionador Cho Kwang-Rae, en cambio, están flojeando, y sólo un golpe de genio y el oportunismo de su delantera les permitieron despachar por 2-0 a unos Emiratos Árabes Unidos que merecieron más en su expedición del viernes.

Los visitantes abordan este reencuentro con la ausencia de unos cuantos titulares, como por ejemplo su delantero estelar, Park Chu-Young, por suspensión. El atacante del Sunderland Ji Dong-Won, que firmó un doblete en la ida, es duda en la alineación inicial tras su desempeño bajo par contra los Emiratos. En tanto los surcoreanos se preocupan por su falta de opciones ofensivas, los anfitriones planean la manera de prolongar su racha de éxitos, en la que destacan su 3-1 sobre Tailandia en un amistoso y su sorprendente 1-0 sobre Kuwait en su último clasificatorio.

La previa
En el Grupo A, Irak, envalentonado por sus dos victorias seguidas sobre RP China, acometerá su cumbre con Jordania con el objetivo de extraer al menos un punto. Pese a perder por 2-0 el primer partido, el conjunto entrenado por Zico se ha curtido con los rigores de la campaña y poco a poco ha regresado a la senda del triunfo; y si a eso añadimos el actual tino goleador de Younis Mahmoud, cabe deducir que Irak es perfectamente capaz de tomarse la revancha. En el otro encuentro, la RP China viaja a Singapur con la única intención de defender la honrilla.

En el Grupo B, el equipo de Kuwait, gobernado por Goran Tufegdzic, ha puesto en peligro su proyecto tras ceder el segundo puesto a Líbano a raíz de su derrota del viernes. Un triunfo ante su público contra los Emiratos Árabes Unidos conservará vivas las esperanzas kuwaitíes en la pugna por el segundo puesto, pero si el país del Golfo pierde, dará al Líbano la oportunidad de cruzar a la otra orilla junto con los surcoreanos. El equipo que se clasificó para la Copa Mundial de la FIFA España 1982 no tiene tiempo que perder en lamentaciones y deberá sacudirse el polvo de su última caída lo antes posible para encarar con el debido espíritu su duelo contra los Emiratos.

El desenlace del Grupo D sigue abierto de par en par, pues los cuatro equipos tienen posibilidades de salvarse. Australia viajará a Bangkok con la necesidad de un empate para ratificar su pase, pero después de ver fracasar su reconfiguración táctica en la derrota por 1-0 ante Omán, el seleccionador Holger Osieck seguramente optará por apuntalar la retaguardia con la reincorporación de Sasa Ognenovski al once inicial. En el otro emparejamiento, Arabia Saudí y Omán disputarán el encuentro de vuelta en Riad alentados por sus primeras victorias, pero los pupilos de Frank Rijkaard contarán con la ventaja del factor campo y de la historia: los anales registran 13 victorias a favor de los saudíes frente a 3 de los omaníes en sus citas anteriores.

Por lo demás, está previsto que el líder del Grupo E, Irán, consolide su liderazgo con una cómoda victoria en Indonesia, mientras que Qatar recibirá a Bahréin en un encuentro que ninguno de los dos contendientes puede permitirse el lujo de perder. Bajo la batuta de Sebastiao Lazaroni, el cuadro catarí ha sido uno de los equipos más regulares de la campaña, pero los bahreiníes llevan siete partidos sin perder.

Jugador a seguir
Naif Hazazi, una de las mayores revelaciones de Arabia Saudí durante la competición preliminar de Sudáfrica 2010, anotó el primer gol contra Tailandia que allanó a los suyos el camino de la victoria final por 3-0. Ahora que el delantero del Al Ittihad ha vuelto a su mejor forma, la fortuna de los Hijos del Desierto podría repuntar.

Números que hablan
1:  La RP China podría ser la primera de las cinco cabezas de serie en caer eliminada, mientras que Irak podría alcanzar la fase final de clasificación asiática por primera vez desde 2002.

La frase
"Es una tremenda lástima que sólo pueda animar a mi equipo desde la grada en lugar de jugando en el campo. Hasta ahora me he estado concentrando en el juego y no le daba demasiada importancia a las faltas. Tengo que aprender la lección", Park Chu-Young, capitán de la República de Corea.

Partidos de la quinta jornada
15 de noviembre
Grupo A: Singapur-RP China, Jordania-Irak
Grupo B: Líbano-República de Corea, Kuwait-Emiratos Árabes Unidos
Grupo C: RDP de Corea-Japón, Uzbekistán-Tayikistán
Grupo D: Tailandia-Australia, Arabia Saudí-Omán
Grupo E: Indonesia-Irán, Qatar-Bahréin