Cristiano Ronaldo alcanzará el martes la marca legendaria de 100 partidos con Portugal en el partido de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™ que enfrentará a su selección contra Irlanda del Norte en Oporto, norte del país ibérico.

El delantero del Real Madrid ascenderá al tercer puesto de jugadores con más presencias en el combinado nacional, clasificación que lidera el mítico Luis Figo con 127, secundado por el central Fernando Couto (110).

Mientras que sus dos predecesores alcanzaron esta cifra entrados en la treintena, el Balón de Oro en 2008 logrará el centenario de internacionalidades con sólo 27.

"Esta es una prueba de sus cualidades y de su gran deseo de representar a Portugal", señaló Figo, que encabezó a la 'generación de oro' del fútbol luso y fue el predecesor de Ronaldo en la capitanía del combinado ibérico.

Como una señal premonitoria del peso que luego tendría Cristiano, el madridista debutó con Portugal sustituyendo a Figo en un un amistoso contra Kazajistán el 20 de agosto de 2003, con sólo 19 años.

Su primer gran torneo internacional fue un año después en la Eurocopa que organizó su país, donde ya fue titular y anotó su primer gol internacional, en el partido de inauguración ante Grecia.

El delantero de Madeira también amenaza a los mayores artilleros de su país, ya que con 37 goles está cerca de la estrella de los años 60, Eusebio (41 tantos), y del eficaz delantero Pedro Pauleta (47).

Alegrías y decepciones
Pero Cristiano ha vivido múltiples decepciones vistiendo la camiseta del equipo nacional, la primera precisamente en la Eurocopa de Portugal 2004, donde acabó llorando después de perder ante Grecia en la final. El jugador del Real Madrid no ha podido completar su envidiable palmarés de clubes con una victoria con su país.

El exjugador del Manchester United, que sustituyó al carismático Figo como líder de la selección en 2006, ha tenido que luchar para ser reconocido y ha soportado constantemente las comparaciones con su antecesor.

Para sus detractores, Cristiano es demasiado individualista, no juega al mismo nivel en su club que en la selección y tiene tendencia a perder los nervios. Sus defensores, deslumbrados por sus portentosas actuaciones con el Manchester United, con el que ganó la Copa de Europa, y con el Real Madrid, por el que fichó en 2009, han tenido que reconocer que Cristiano no ha alcanzado con Portugal el nivel mostrado en sus equipos.

Después de lograr el cuarto puesto en Alemania 2006, Cristiano y la selección portuguesa han tenido que sufrir en cada una de las fases de clasificación para jugar los grandes torneos, teniendo que acudir a las eliminatorias de repesca.

Pero en la Eurocopa 2012 disputada en Ucrania y Polonia, el delantero ofreció por fin un rendimiento acorde a su fama. Portugal cayó contra España en semifinales en los penales, pero antes Cristiano había firmado un doblete contra Holanda y un gol decisivo en cuartos de final ante la República Checa.

Sin embargo, parece que el camino hacia Brasil no va a ser fácil, ya que Portugal cayó el viernes ante Rusia (1-0) y sólo el ganador de cada grupo logra el acceso directo a la cita de 2014.

"El martes voy a jugar mi partido número 100 ante nuestro público y sólo voy a tener en mente la victoria", escribió el portugués en su página de Facebook invitando al público a llenar el Estadio Do Dragao (Oporto) para celebrar su centenario.