Las selecciones de fútbol de México y Estados Unidos enfrentarán una ardua competencia en el hexagonal final de la Concacaf, clasificatorio a la Copa del Mundo Brasil-2014, porque ningún adversario les dará ventajas, advirtió el DT de Panamá, Julio Dely Valdés.

"Pienso que siempre se debe considerar a México y Estados Unidos para estar dentro de esas dos plazas. Pero lo cierto es que les será difícil. El resto de esas selecciones no les van a regalar nada", expuso Dely Valdés en una entrevista que divulgó este viernes el diario costarricense Al Día.

La última fase de la Concacaf, que arranca en febrero próximo, dispone de tres cupos directos para el Mundial, y Estados Unidos y México parten como favoritos de los expertos para clasificarse, mientras el tercer boleto tendrían que disputárselo Costa Rica, Honduras, Panamá y Jamaica. El cuarto irá a una repesca contra el ganador de la eliminatoria de Oceanía.

No considero a ninguna débil. Todas son selecciones que van a llegar muy fuertes.

Dely Valdés, sobre sus rivales del Hexagonal Final de la Concacaf.

"Va a ser una hexagonal difícil para todos los equipos", pronosticó el seleccionador panameño, quien tiene en sus manos la oportunidad histórica de clasificar a su país por primera vez a un mundial mayor de fútbol.

"No considero a ninguna débil. Todas son selecciones que van a llegar muy fuertes", consideró Valdés, para resaltar que que en la última fase competirán "las seis mejores selecciones (de la Concacaf) y que se clasificaron por mérito propio".

Panamá avanzó a la ronda final en la llave C con 11 puntos, igualada con Honduras que tuvo mejor promedio de goles, mientras Canadá quedó fuera con 10 unidades. México, por su parte, clasificó sobrada con 18 puntos en el Grupo B, en el que tuvo marca perfecta, seguido por Costa Rica con 10.

Estados Unidos selló su pasaporte en la última jornada de la llave A al vencer 3-1 a Guatemala y sumar 13 puntos. Los guatemaltecos llegaron a 10, pero Jamaica con igual cantidad de unidades avanzó con mejor saldo de goles. De los seis países clasificados al hexagonal todos ya han competido en Copas del Mundo, con excepción de Panamá.