Polonia e Inglaterra empataron 1 a 1 en Varsovia en el marco del Grupo H de las eliminatorias europeas a la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014, en un partido que se había postergado la víspera por encontrarse anegado el campo de juego.

El equipo de "Los Tres Leones" lidera la llave con 8 puntos, escoltado por Montenegro con 7, mientras que los polacos están terceros con 5.

En un terreno lógicamente resbaloso tras la inundación del día anterior, abrió el marcador para Inglaterra Wayne Rooney en el primer tiempo (31), y en la segunda parte empató el defensa Kamil Glik (70) para los anfitriones.

Éstos jugaron más cómodos y se mostraron mucho más agresivos al ataque, pero les faltó contundencia ante los tres palos defendidos por Joe Hart.

"No ha sido una de nuestras mejores prestaciones, pero hubo factores que incidieron. El terreno de juego estaba empapado y el balón no corría bien (...). No estuvimos bien en la posesión del balón, pero se nos dio un buen resultado y seguimos invictos", declaró, pragmático, el entrenador inglés Roy Hodgson.

Siempre Rooney
A pesar de los esfuerzos de otro Kamil, Grosicki, muy activo, fueron los ingleses quienes se pusieron adelante en el marcador. Ashley Cole y Steven Gerrard, ambos en su 99º partido en la selección, hicieron una muy buena combinación tras la que hubo un tiro de esquina y Rooney, golpeando el balón con un hombro, batió la valla de Przemyslaw Tyton.

Poco antes del descanso, Grosicki, muy bien habilitado en el área por Robert Lewandowski, lanzó un disparo que pasó junto a uno de los palos de la valla adversaria.

Al comienzo del segundo tiempo, Polonia presionó, sobre todo durante el primer cuarto de hora, pero la defensa de Inglaterra estuvo muy sólida y Hart atajó un gran disparo de Ludovic Obraniak (50).

Los locales, cansados, bajaron el ritmo y casi encajan un segundo gol cuando Daniel Welbeck, quien sustituyó a Jermain Defoe, dejó solo a Rooney ante el arco rival, pero éste elevó mucho su disparo (69).

La réplica fue casi inmediata, y en el minuto 70 tras un córner, Glik se adelantó a la salida de Hart para marcar la igualada definitiva.

Próximos objetivos
En su próximo encuentro, ya en marzo próximo, los pupilos de Hodgson visitan al débil San Marino, mientras que los de Waldemar Fornalik, que están en una situación algo comprometida, reciben a Ucrania.

Los polacos, que no clasificaron al Mundial pasado, además fueron eliminados siendo anfitriones de la Eurocopa 2012 en la fase de grupos.