Emoción y goles agónicos caracterizaron la quinta jornada asiática, donde tres selecciones hasta ahora poco afortunadas acaban de reavivar sus esperanzas con sus primeras victorias, justo en el ecuador de la última ronda de clasificación.

En el Grupo B, Australia y Omán se impusieron a Irak y Jordania respectivamente por idéntico marcador (2-1), resultados que han aupado a ambas a la segunda posición igualadas a cinco puntos, por detrás del líder en solitario, Japón.  En el Grupo A, la selección puntera, la República de Corea, perdió por la mínima (1-0) a manos de un equipo iraní en inferioridad numérica, pero se mantiene en la cumbre por la diferencia de goles. FIFA.com te informa de las batallas épicas libradas por toda Asia.

Resultados
16 de octubre
Grupo A:
Qatar 0-1 Uzbekistán, Irán 1-0 República de Corea
Grupo B:
Omán 1-0 Jordania, Irak 1-2 Australia

El partido destacado
Irak 1-2 Australia
Alaa Abdul Zahra (72’); Tim Cahill (80’), Archie Thompson (84’)

En los últimos minutos, un gol de Tim Cahill y otro de Archie Thompson llevaron a Australia a remontar el encuentro y derrotar a Irak por 1-2 en Doha. La victoria supone una importante y oportuna inyección de moral para el equipo de Holger Osieck, que puede intentar afianzarse con un triunfo en casa sobre Omán en su próximo partido, en marzo. Los hombres de Zico, por su parte, siguen buscando su primera victoria. Los tres goles del encuentro se produjeron en la segunda parte, cuando Irak se adelantó en el marcador después de sobrevivir con la puerta intacta al ataque continuo de Australia en la primera mitad. En un veloz contragolpe, el capitán de los iraquíes, Younis Mahmoud, envió de cabeza un balón largo al hueco para Alaa Abdul Zahra, quien batió la puerta de Mark Schwarzer con un tremendo cañonazo. A los locales, sin embargo, la ventaja les duró 8 minutos escasos, justo el tiempo que tardó Cahill en igualar la contienda de un cabezazo. Los Socceroos sentenciaron el choque con otro remate de cabeza de Thompson.

La sorpresa
Omán 2-1 Jordania
Ahmed Mubarak (62’), Jumaa Darwish (87’); Thaer Bawab (90’)

La selección jordana de Adnan Amad, dueña de un registro estupendo en sus emparejamientos con Omán, llegó a Muscat con la esperanza de arrancar una cómoda victoria y reafirmarse en el segundo puesto de su grupo. Pero, a pesar de la seguridad de Jordania, fueron los locales quienes se llevaron el gato al agua y encarrilaron de nuevo su campaña. Paul Le Guen, el seleccionador de Omán, había hecho un llamamiento a la afición para que acudiera a apoyar al equipo. Y el público respondió.
 
Después de una primera parte muy reñida, pero sin goles, los omaníes pusieron el turbo tras el descanso. El primer tanto se produjo cumplida la hora de juego, cuando Ahmed Mubarak, libre de marca, aprovechó un despeje para romper el cerrojo. Jumaa Darwish amplió la ventaja a falta de tres minutos para el final, pero el jordano Thaer Bawab recortó distancias en el minuto 90. Las esperanzas de los visitantes de conseguir el empate en el tiempo de descuento quedaron en nada, pues el último intento, surgido de las botas de Amer Deeb, no subió al marcador por fuera de juego.

Las lecciones del día
El primer partido disputado en Doha se decantó a favor de Uzbekistán, que se anotó su primera victoria en esta última ronda y sigue viva en la competición. Los centroasiáticos se desplazaron a Qatar estimulados por la victoria por 2-0 que arrancaron a sus anfitriones de esta noche en la Copa Asiática del año pasado. En cierta manera, el encuentro de hoy resultó un calco del emparejamiento anterior en la fase final continental: de nuevo, el juego organizado y disciplinado de los uzbecos se impuso al talento individual del rival. Los locales empezaron el partido con brillantez, pero sus ofensivas se estrellaron continuamente contra la tupida defensa uzbeca. Tras capear el temporal, los visitantes, a las órdenes de Mirdjalal Kasimov, cobraron ventaja gracias a Sanjar Tursunov, quien remató un centro desde la derecha de Anzur Ismailov para anotar el tanto de la victoria.

El capitán de Irán, Javad Nekonam, consiguió en el minuto 76 el único gol del partido contra la República de Corea. Con este resultado, el conjunto de Carlos Queiroz, que jugó en inferioridad numérica desde el 56, ha empatado a puntos con el líder del grupo y mantiene su racha de imbatibilidad en casa contra los Guerreros Taeguk. Espoleada por los 100.000 espectadores que se dieron cita en el estadio Azadi de Teherán, la selección Melli dominó la posesión en la primera parte, aunque los visitantes crearon la ocasión más clara por medio de Kim Bo-Kyung, cuyo intento se topó con el travesaño y, a continuación, con el guardameta Seye Rahmati. Masoud Shojaei vio la segunda amarilla trascurridos ocho minutos de la segunda parte, aunque ni siquiera su expulsión reprimió los ataques de los locales. Después de que el debutante Reza Ghoochannejhad estuviera a punto de batir la meta rival con una chilena espectacular, Nekonam marcó de media volea el gol del triunfo iraní.

Jugador destacado
Cahill
, una constante amenaza en ataque con sus incesantes internadas, dejó claro que su olfato de gol no ha disminuido un ápice tras su fichaje por el Red Bulls de Nueva York. El australiano marcó de cabeza el gol del empate que encarriló a su equipo hacia la victoria.

Números que hablan
1:
Irán y Japón poseen las mejores defensas de esta campaña, con un único gol cedido cada una de ellas en cuatro partidos.

La frase
"La derrota por 2-1 de Jordania es un resultado merecido. Hemos demostrado una gran responsabilidad y todo el equipo ha rendido estupendamente en todo el partido. Este resultado tiene mucha importancia, pues nos permite mantener la esperanza", Emad Al Hosni, delantero de Omán.