Radamel Falcao García es, qué duda cabe, uno de los futbolistas de moda en la actualidad. Goleador incansable del Atlético de Madrid, disfruta de un presente dorado con el conjunto colchonero y con la selección de su país que lo encuentra peleando la Liga BBVA y persiguiendo de cerca la clasificación para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™.

Nominado entre los 23 finalistas para el Balón de Oro de la FIFA y presente también entres los 10 goles que buscan el Premio Puskás, el Tigre se hizo un momento para dialogar en exclusiva con FIFA.com sobre el momento que atraviesa la selección, la influencia de José Perkerman en la remontada del equipo y las comparaciones que ya han comenzado a surgir entre el actual plantel y la generación dorada de los años noventa.

Radamel, José Pekerman ha asegurado en conferencia de prensa que Colombia, ahora sí, volverá a una Copa Mundial de la FIFA luego de pasar ausente las últimas tres ediciones. ¿Coincide con esa afirmación?
Estamos trabajando con el objetivo de ir al Mundial. Falta aún mucho de las eliminatorias sudamericanas, pero estamos en una buena posición y somos conscientes de ello. Seguimos con la ilusión de poder llegar a esta gran competición así que trataremos, lo que resta del clasificatorio, seguir de esta manera y llegar al mundial.

¿Cómo se explica que el equipo haya ganado más partidos fuera de casa que como local en lo que va del certamen?
Habla de una gran madurez y un gran crecimiento que ha tenido el equipo, tanto de local como de visitante, y nos ha permitido ser fuertes jugando fuera de casa y ganar partidos muy importantes. Eso siempre es bueno, ojalá podamos seguir así.

La última vez que Colombia estuvo en una Copa Mundial de la FIFA fue en Francia 98, con la generación del Pibe Carlos Valderrama, Freddy Rincón o Faustino Asprilla. ¿Es esta nueva generación cafetera  comparable a aquella?
Nosotros no buscamos ni tratamos de compararnos. Queremos hacer nuestra propia historia, marcando un camino y con un estilo de juego diferente. Ojalá podamos llegar muy lejos, sin querer compararnos a la gente que jugó antes en la selección de nuestro país.

En Francia 98 usted tenía 12 años, ¿Qué recuerda de aquella Copa Mundial?
Me acuerdo muchísimo. La vi casi toda. Colombia no tuvo una buena primera fase y no se clasificó. Luego se dio la gran consagración de (Zinedine) Zidane, fue el Mundial en que Ronaldo y (Gabriel) Batistuta hicieron muchos goles... Lo recuerdo mucho.

Recientemente Mano Menezes, entrenador de Brasil, dijo que Colombia “no es sólo Falcao”, y elogió el trabajo realizado por José Pekerman al frente del equipo. ¿Es la llegada del argentino el punto de inflexión de Colombia o podemos hablar de otras circunstancias que han contribuido también a esta mejoría de la selección cafetera en su camino a Brasil?
Indudablemente que la llegada de Pekerman dio un vuelco a la selección de Colombia en cuanto a su fútbol, los resultados y la confianza que hoy tiene el equipo nacional. Él trató de darnos la confianza necesaria para liberarnos y jugar con el fútbol que estamos acostumbrados a hacer: tratando de competir de igual a igual tanto de local como de visitante y buscando siempre las victorias sin especular. Hoy en día hemos conseguido ser una selección más madura y equilibrada en Sudamérica.

¿Tener la oportunidad de disputar un Mundial es actualmente su mayor objetivo? ¿Qué otros retos se plantea en estos momentos?
Jugar un Mundial con mi selección es el objetivo máximo, pero no sólo es llegar y jugar sino ser protagonista. Creo que tenemos una buena selección. Y ojalá que crezcamos y mejoremos mucho individualmente y también como grupo para, primero clasificar, y luego ser protagonistas en Brasil.

Esta Copa Mundial de la FIFA, ¿tiene algo diferente por ser en Brasil?
Sí, claro. Estamos más cerca de nuestro país, es Latinoamérica, con gente con la que tenemos cierto feeling, y si llegamos a clasificar vamos a tener cierto apoyo por parte del país.

¿Podría llegar primero otro éxito con el Atlético de Madrid en la Liga?
Falta mucho, pero queremos seguir peleando partido a partido y ya se verá dónde estamos al final de la temporada. Lo más importante es ir ganando partidos, pues así seguiremos sumando.

Para despedirnos, nos gustaría marcar el notable progreso técnico en su juego durante el último año. En sus comienzos se destacaba su potencia en el cabezazo, pero parece haber depurado la pierna izquierda, algo evidenciado en sus goles casi idénticos al Chelsea, Athletic deBilbao, Valencia y Paraguay. ¿Es algo que ha trabajado particularmente?
Lo he trabajado, sí. Cuando se pueden hacer entrenamientos personales intento realizarlos para pulir detalles técnicos. En este caso he tratado de mejorar un poco mi remate con la pierna izquierda y se han visto los resultados. Es más, en esta temporada la mayoría de los goles que he hecho han sido con la pierna izquierda. Han sido goles muy lindos, de gran factura a decir verdad. Siempre es bueno trabajar para mejorar en todo lo que se pueda.