El Estadio Mineirão es el segundo coliseo de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™ que se entrega, después del Estadio Castelão, que fue reinaugurado el pasado día 16. Tras dos años de obras de remodelación, el estadio de Belo Horizonte, uno de los principales templos del fútbol brasileño, se ha transformado en un recinto moderno, seguro y sostenible, con capacidad para 62.000 personas.

“Aquí fue donde descubrí el fútbol. Al ver el Mineirão de mi juventud transformarse en este hermoso y moderno coliseo, observo también cómo se reafirma la capacidad de superación de los habitantes del estado de Minas Gerais y de los brasileños en su conjunto. Quiero destacar la rapidez, eficiencia y esfuerzo que han sido necesarios para hacer realidad esta obra que nos llena de orgullo”,aseguró Dilma Rousseff, Presidenta de Brasil, durante la ceremonia de reinauguración del estadio.

“Por desgracia, me ha resultado imposible estar con ustedes hoy para disfrutar de la famosa hospitalidad del pueblo de Minas Gerais, pero no me cabe duda de que este es un día de gran orgullo para la Presidenta Dilma Rousseff y para su tierra natal. Estoy impaciente por ver este estadio abarrotado en junio del año que viene con motivo de la Copa FIFA Confederaciones”, declaró a través de una de las pantallas gigantes del recinto el Presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter.

Según la Secretaría de Estado para la Copa Mundial de la FIFA, 3.000 personas trabajaron en las obras del Estadio Mineirão. Los operarios tuvieron la oportunidad de asistir a clases de alfabetización y de informática, así como de participar en actividades culturales como visitas a museos y al planetario y conciertos de la orquesta sinfónica. El nuevo estadio cuenta con 106 molinetes electrónicos, dos pantallas de alta definición de 98 m2, 350 cámaras, 90 palcos, restaurante con vistas al campo y puestos de trabajo para periodistas.

“Quiero dar las gracias a los miles de trabajadores que se han entregado en cuerpo y alma a esta obra incomparable durante dos años y medio. El corazón de todos los habitantes de Minas Gerais está presente en este gigante de hormigón”, aseguró el gobernador del estado mineiro, Antonio Anastasia. “Este recinto multiusos trascenderá las fronteras del fútbol y proporcionará nuevas y diferentes emociones a nuestra comunidad”, añadió el alcalde de Belo Horizonte, Marcio Lacerda.

El balón volverá a rodar en el Estadio Mineirão el día 3 de febrero con motivo de la primera jornada del Campeonato de Minas Gerais. El partido de inauguración del nuevo coliseo será el clásico entre Atlético Mineiro y Cruzeiro de Belo Horizonte. Posteriormente, el Comité Organizador Local (COL) participará en la celebración de uno o dos acontecimientos de prueba en el marco de los preparativos para la Copa FIFA Confederaciones, que se disputará en junio del año que viene.

“Es un placer y un honor inaugurar otro de los estadios de la Copa Mundial de la FIFA. El estado de Minas Gerais ha contado desde el primer día con una administración extremadamente profesional y la entrega del recinto antes del plazo fijado nos da tranquilidad. Soy de Minas Gerais y viví muchas emociones en el antiguo Mineirão. Ahora, con las gradas más cerca del campo, las pantallas de alta definición y la comodidad y seguridad que ofrece el nuevo estadio, estas emociones serán mayores si cabe”, destacó el máximo responsable del COL, Ricardo Trade.