La competición preliminar de la Zona Asiática para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™ alcanzó su cuarta y decisiva fase en 2012, con cinco jornadas disputadas a lo largo de seis meses. La competición, en la que hay en juego cuatro pases automáticos, deparó contiendas reñidas, sorpresas por doquier y sonoras campanadas en la última ronda.

Japón resistió con gallardía y sigue siendo el único equipo imbatido hasta la fecha, tras haber registrado las cuatro victorias y los dos empates que lo han aupado al primer puesto del Grupo B, con ocho puntos más que el segundo, Australia. A diferencia de los Samuráis Azules, la irregularidad ha caracterizado las campañas de Australia y la República de Corea, mientras que Irán está pagando muy caras las muchas ocasiones de gol desperdiciadas.

El partido destacado
Australia 1-1 Japón, 12 de junio de 2012, estadio Suncorp, Brisbane

La reedición de la final de la Copa Asiática 2011 reunía lo mejor que puede ofrecer el fútbol continental. Japón, campeona de Asia, y Australia, subcampeona, reanudaron su creciente rivalidad en la tercera jornada. El choque, saldado con empate a 1-1, ofreció dos tarjetas rojas, un penal y emoción a raudales. Los hombres de Alberto Zaccheroni llegaron a Brisbane con dos victorias por equipaje, ansiosos por arrancar una tercera y afianzarse definitivamente en el primer puesto. Los visitantes se entregaron al máximo para llevarse los tres puntos, desplegaron su inconfundible circulación del balón, atractivas combinaciones y vistoso juego ofensivo, e inauguraron el marcador en el minuto 65 por mediación de Yuzo Kurihara, quien remató un centro de Keisuke Honda.

Por otro lado, el equipo del seleccionador Holger Osieck ofreció una versión de sí mismo muy distinta a la de su primer partido, donde no pasó del empate a 0-0 con Omán. Los australianos crearon mejores ocasiones que los japoneses y ofrecieron un gran juego. Incluso en inferioridad numérica y con un gol en contra, siguieron presionando al rival e igualaron la contienda tan sólo cinco minutos después de haberse quedado en desventaja, gracias a Luke Wilkshire desde el punto penal. El valioso punto proporcionó a los Socceroos una inyección de moral muy oportuna, mientras los japoneses daban gracias por haber escapado del territorio rival sin ningún rasguño y con un punto en el bolsillo.

El gol destacado
Irán 1-0 República de Corea, 16 de octubre de 2012, estadio Azadi, Teherán
Javad Nekonam, 76’

Nekonam, el capitán de Irán, marcó de una media volea espectacular el único gol del partido contra la República de Corea, que permitió a su equipo, reducido a diez hombres, registrar una estimulante victoria en casa. Los visitantes, muy superiores en la primera parte, hicieron temblar la madera en dos ocasiones, mientras los locales empezaban a considerarse afortunados de haber llegado al descanso con el marcador inalterado. Las esperanzas de los iraníes, sin embargo, recibieron el mazazo de la expulsión de Masoud Soleimani Shojaei en el minuto 56. Con todo en juego, Nekonam tranquilizó a la hinchada al rematar un despeje y anotar el gol de la victoria.

Números que hablan
13: Hasta la fecha, Japón se ha convertido en el equipo más goleador de esta campaña, en la que ha transformado 13 goles en cinco partidos, obra de siete jugadores diferentes. Ryoichi Maeda, con cinco tantos, posee el mayor registro individual.

La frase
"La verdad es que me importa poco lo que diga la gente. No escucho a los críticos porque soy yo quien trabaja con el equipo y quien conoce el estado de los jugadores. Sólo a mí me corresponde evaluar. Yo sé muy bien quién está preparado y quién debe esforzarse más", Holger Osieck, seleccionador de Australia.

Conclusiones
Todo apunta a que, en el Grupo B, se podría lidiar una batalla a tres bandas por el segundo puesto, mientras que el líder en solitario, Japón, se encuentra a un paso de la clasificación cuando sólo quedan tres partidos por disputar. Australia, igualada estos momentos con Irak y Omán a cinco puntos, tiene un partido más por jugar y puede contar con el apoyo de su público en tres de los cuatro encuentros restantes. En estos momentos, ni siquiera el farolillo rojo, Jordania, está descartado, pues este debutante podría asegurarse al menos la tercera posición y un puesto en la repesca asiática si fuera capaz de recuperar el juego que lo llevó a imponerse a Australia por 2-1.

Lo mismo se puede decir del Líbano, en el Grupo A, verdugo de Irán por 1-0 en casa durante su primera participación en la última ronda preliminar. Sin embargo, lo más probable es que la selección de Uzbekistán conquiste un primer pase histórico, aupada ya al primer puesto de la tabla tras haber derrotado a Qatar e Irán. La República de Corea, segunda con un partido menos, sigue siendo la gran favorita, aunque el Equipo Melli y Qatar, empatadas a puntos con los Guerreros Taeguk, mantienen sus opciones.