Carlos Costly no pudo viajar a Sudáfrica 2010, pero ansía embarcarse rumbo a Brasil dentro de dos años. Según el delantero, Honduras y su nuevo entrenador colombiano poseen todo lo necesario para regresar a la gran cita mundialista.

En junio comienza la tercera ronda de la competición preliminar de la CONCACAF para Brasil 2014™, lo que supondrá la entrada en liza de los pesos pesados de la región. Tras alcanzar las semifinales en la última edición de la Copa Oro, Honduras tendrá que defender su nueva condición de favorita. Los Catrachos ya forman parte de la élite y se espera mucho de ellos. Es el precio que les toca pagar por lograr el pase para la última edición de la Copa Mundial de la FIFA después de 28 años de ausencia.

"En la actualidad somos mucho mejores, y si no vamos a Brasil no habrá excusas que valgan", manifestó a FIFA.com el delantero Carlos Costly. El artillero tuvo la mala fortuna de lesionarse en vísperas del gran regreso de los suyos a la escena mundial. Pero ahora, el hijo del ex internacional Anthony Allan Costly espera emular a su padre y disputar de una vez por todas una Copa Mundial con su selección nacional.

"El grupo es, en mi opinión, mucho más complicado de lo que parece. Canadá está en plena progresión, Panamá es un equipo infravalorado y Cuba también es cabeza de serie. En circunstancias normales, si jugamos como sabemos, deberíamos conseguirlo. Porque tenemos los recursos necesarios para repetir el rendimiento de los últimos clasificatorios", nos explicó el jugador, que en 2011 fue finalista de la MLS estadounidense con el Dynamo de Houston.

Honduras, que entrará en competición directamente en la tercera ronda, se ha sometido a un ligero cambio de imagen desde su eliminación en la fase de grupos de Sudáfrica 2010. Por el camino, la Bicolor ha perdido a dos de sus integrantes más emblemáticos, Amado Guevara y Danny Turcios, y sobre todo a su entrenador, Reinaldo Rueda, en estos momentos al frente del combinado nacional de Ecuador. Brevemente, ocuparon el cargo de manera eventual dos seleccionadores más, hasta que en febrero de 2011 la directiva se decidió por Luis Fernando Suárez. El nuevo técnico, también colombiano, ha conformado sus filas en torno a la dupla Wilson Palacios-Hendry Thomas y al adalid defensivo Emilio Izaguirre. Se perpetúa así el toque sudamericano en el timón de la vigente campeona de América Central. Un título que, por cierto, los Catrachos no conquistaban desde 1995.

Férrea defensa y juego ofensivo
"La base no ha cambiado mucho. Aún tenemos jugadores afincados en Europa que cuentan con una dilatada experiencia. El esquema de juego ha evolucionado con el nuevo seleccionador. Ahora es un 4-4-2 y a mí eso me va, se adapta bien a nuestras cualidades. Como delantero, me siento más a gusto con este sistema", añadió Costly, que no repara en elogios para el sucesor de Rueda. "Suárez aporta su sabiduría. Su influencia en el proceso de progresión es evidente. Es colombiano, como Rueda, pero tiene su propia visión. Le gusta el juego al ataque, dinámico, y para nosotros los jugadores eso supone un auténtico placer".

En las eliminatorias de Sudáfrica 2010, a Honduras se le colgó el sambenito de equipo ultradefensivo, y por eso, los hoscos y enérgicos Catrachos han cambiado de registro y de carácter. Sus dos últimos triunfos, contra Jamaica (2-1) y Serbia (2-0), demuestran que la decisión ha sido todo un éxito. El miércoles 29 de febrero contra Ecuador, y el 11 de abril contra Costa Rica, Suárez tendrá de nuevo la ocasión de foguear a la Bicolor antes de recibir a Panamá el 8 de junio. Entonces, las cosas empezarán a ponerse realmente serias para Honduras.

Costly, por su parte, no quiere dejar pasar su oportunidad de viajar a Brasil. Allí podrá soplar las velas de su 32 cumpleaños justo 32 años después de que su padre pisara los terrenos de juego españoles en la Copa Mundial de la FIFA 1982.