La República de Corea, Líbano, Omán y Qatar completaron el elenco de la última ronda de la fase de clasificación asiática para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™, mientras las esperanzas de Arabia Saudí y Bahréin, plenamente fundadas durante gran parte de la jornada, quedaban hechas añicos cruelmente al final. El exitoso cuarteto se unió a las ya clasificadas Australia, Irak, Japón, Jordania, Irán y Uzbekistán, que se impuso en Toyota para, de forma inesperada, pasar con la mejor cosecha de puntos de la tercera ronda.

Esas 10 selecciones quedarán ahora distribuidas en dos grupos. El primero y el segundo de cada quinteto sellarán directamente su pasaporte para Brasil, mientras que los terceros clasificados lucharán en una eliminatoria de repesca por el derecho a medirse al 5º de la Zona Sudamericana, en pos de un puesto en la 20ª edición de la Copa Mundial de la FIFA. FIFA.com repasa el cierre de esta liguilla de grupos, que estuvo repleto de sorpresas y vuelcos de última hora.

El partido destacado
República de Corea 2-0 Kuwait
Lee Dong-Gook 65’, Lee Keun-Ho 71’
El jugador más valioso de la pasada K-League, Lee Dong-Gook, anotó el vital tanto con el que la República de Corea abrió el marcador de una peleada victoria por 2-0 sobre Kuwait. Ese resultado selló el billete de los surcoreanos y también confirmó el pase de Líbano, a pesar de su derrota por 4-2 ante Emiratos Árabes Unidos.

Ante la atenta mirada de su público, el combinado de Choi Kang-Hee ardía en deseos de remachar a lo grande su andadura en esta liguilla, pero fueron los visitantes quienes dominaron en el primer periodo, con un mayor porcentaje de posesión del balón. Kuwait siguió volcado en ataque tras la reanudación, y el delantero Yousef Al Sulaiman remató al larguero en el minuto 47. Sin embargo, la contienda se decantó del lado local a falta de 25 minutos, cuando Lee remató un centro de Lee Keun-Ho para poner por delante a los surcoreanos. Poco después, el asistente se convirtió en goleador, tras pisar el área visitante y enganchar un potente disparo raso que apuntilló a los kuwaitíes.

La sorpresa
Australia 4-2 Arabia Saudí
Goles: Alex Brosque 43’, 75’, Harry Kewell 73’, Brett Emerton 76’; Salem Aldawsari 19’, Nassir Al Shamrani 45’+2
A pesar de ir dos veces por debajo en el marcador, la ya clasificada Australia acabó imponiéndose por 4-2 a Arabia Saudí tras meter tres goles en un intervalo de cuatro minutos, ya muy avanzada la segunda mitad. Una derrota que costó muy cara a los Hijos del Desierto, ya que de esa forma cedieron la segunda plaza clasificatoria del grupo a Omán, que ganó por 2-0 a Tailandia en el otro partido. Aunque perder en el campo de los Socceroos entraba dentro de lo previsible antes de darse el saque inicial, lo realmente sorprendente fue el fulgurante hundimiento de los saudíes, así como el hecho de que se queden fuera de la última ronda de la competición preliminar asiática por primera vez.

El combinado visitante dirigido por Frank Rijkaard, que necesitaba imperiosamente la victoria para asegurarse su pase, comenzó de forma ideal el partido, después de que Salem Aldawsari sortease a varios defensas para anotar el primero con un zambombazo lejano. Los hombres de Holger Osieck nivelaron la contienda poco antes del descanso por mediación de Alex Brosque, pero Nassir Al Shamrani marcó en el tiempo añadido para devolver la ventaja a los saudíes. Brosque siguió causando sensación tras la reanudación, al habilitar el empate a Harry Kewell poco antes de apuntarse el segundo en su cuenta (que ponía al frente a Australia). Sin solución de continuidad, Brett Emerton selló una remontada impresionante a 14 minutos del final.

Las lecciones de la jornada
En el otro encuentro del Grupo D, Hussain Al Hadri, en el primer tiempo, y Abdul Aziz Mubarak, en el segundo, vieron puerta para que Omán venciese en casa a Tailandia y se plantase en la última ronda de la fase de clasificación asiática por vez primera desde Corea/Japón 2002.

En el Grupo B, Líbano escoltará a Jordania como debutantes en la liguilla final, pero para ello necesitó que le hiciese un favor la República de Corea, después de caer por 4-2 ante la ya desahuciada Emiratos Árabes Unidos. El capitán emiratí, Basheer Saeed, abrió y cerró el marcador con un par de dianas, mientras Ali Al Wehaibi e Ismail Matar también veían puerta para que los locales se apuntasen sus primeros tres puntos en esta ronda.

En el Grupo E, Bahréin endosó una monumental paliza a Indonesia (10-0) con la que parecía encaminarse hacia la cuarta ronda. Sin embargo, un tanto de última hora de Mohammed Kasola arrancó un empate para Qatar en Irán (2-2) y clasificó a su equipo en detrimento de los bahreiníes.
En relación al inusual resultado respecto a las expectativas y el historial de enfrentamientos directos entre ambos equipos, y en interés de manetener la confianza inequívoca en nuestro juego, Seguridad de la FIFA llevará adelante un examen rutinario del partido Bahréin-Indonesia y su resultado.

En el Grupo C, el duelo entre dos selecciones ya clasificadas como Japón y Uzbekistán se inclinó del lado visitante. Un solitario gol de Aleksandr Shadrin en el minuto 54 rubricó la campanada de los uzbekos, que ocuparon así el primer puesto del grupo. El otro encuentro, que medía a Tayikistán y la RDP de Corea, registró un 1-1. De esa forma, el combinado de Asia central obtenía su primer gol y su primer punto en esta liguilla.

Por último, con sólo el honor en juego, China derrotó a Jordania por 3-1 para concluir su andadura en el Grupo A con la cabeza bien alta. El ex centrocampista del Schalke 04 Hao Junmin logró un tanto en cada periodo para colocar a los locales con 2-0 y, aunque Abdallah Deeb Salim recortó distancias para los visitantes, Yu Dabao sentenció la victoria en los últimos minutos bajo la llovizna que caía sobre Guangzhou. Irak, entretanto, cerró la liguilla de forma sobresaliente, vapuleando por 7-1 a una Singapur huérfana de puntos.

Jugador de la jornada
Mark Bresciano (Australia)
En su regreso a la selección australiana tras un exilio voluntario de 18 meses, Mark Bresciano intervino en dos goles de su equipo, al servir a Brosque el primero y dar otro pase al hueco para que marcase Emerton.

Números que hablan
10: Bahréin se adjudicó la victoria más abultada en la fase de clasificación asiática para Brasil 2014. Su triunfo por 10-0 superó el 9-0 de Jordania sobre Nepal en la segunda ronda.

La frase
“Nuestra eliminación prematura en esta fase de clasificación ha dejado a todo el mundo conmocionado. Hemos jugado bien y hemos metido dos goles pronto, pero justo cuando parecíamos tener encarrilada la victoria y la clasificación, lo hemos tirado por la borda recibiendo tres goles en cuatro minutos. Ha sido algo inexplicable, aunque en el fútbol no hay nada imposible, y supone una despedida muy dolorosa para todos nosotros”. Yasser Al Qahtani, delantero de Arabia Saudí

Resultados
Grupo A: China 3-1 Jordania, Irak 7-1 Singapur
Grupo B: República de Corea 2-0 Kuwait, Emiratos Árabes Unidos 4-2 Líbano
Grupo C: Japón 0-1 Uzbekistán, Tayikistán 1-1 RDP de Corea
Grupo D: Omán 2-0 Tailandia, Australia 4-2 Arabia Saudí
Grupo E: Irán 2-2 Qatar, Bahréin 10-0 Indonesia