La República de Corea no dio lugar a las sorpresas, derrotó como local a la difícil Kuwait por 2-0 y confirmó su presencia en la cuarta ronda de clasificación asiática para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™. También se clasificaron para esta instancia Omán y Líbano, dos pequeñas naciones futbolísticas que escriben así una página importante de su historia dentro del deporte rey. Por su parte, Bahrein rozó el milagro pero Qatar le cerró las puertas en el último suspiro.

Los Guerreros Taeguk recién pudieron imponerse a sus briosos rivales en el segundo tiempo gracias a los goles de Lee Dong Gook y Lee Keun Ho. De esta manera, terminaron en lo más alto del Grupo A con 13 puntos, dejando sin oportunidades a Kuwait, tercera con 8 unidades.

Segundo en esta zona terminó el Líbano, que pese a su derrota por 4-2 en casa de los ya eliminados Emiratos Árabes Unidos, logró un histórico pasaje a la siguiente fase. Es la primera vez que los libaneses llegan tan lejos en una eliminatoria mundialista.

Bahrein se ahoga en la orilla
Bahrein rozó el milagro con la yema de los dedos pero el empate a última hora de Qatar en Teherán frustró su sueño de continuar en la carrera hacia Brasil. Con su aplastante victoria ante Indonesia, los bahreníes lograban contrarrestar la diferencia de goles adversa que tenían con Qatar en el Grupo E y, combinada con la derrota momentánea qatarí ante Irán, toda apuntaba al progreso de Bahrein a la siguiente fase.

Pero el gol de Kasola Mohammed que ponía el 2-2 en el marcador de Teherán hizo inútil el 10-0 encajado por los indonesios. Irán y Qatar disputarán la cuarta etapa. 

La fiesta de Omán
Arabia Saudí lo tenía todo de cara para avanzar la cuarta ronda, pero no supo aprovechar una ventaja de 1-2 a 17 minutos del final de su partido ante la poderosa Australia y terminó pagando muy caro tres minutos de absoluto desconcierto.

Fue el tiempo que necesitaron los Socceroos para darle la vuelta al marcador e imponerse por 4-2 en el partido disputado en Melbourne que les permitió terminar como líderes indiscutibles del Grupo D, y, de paso, echar un cable a Omán. La derrota de los saudíes, entrenados por el holandés Frank Rijkaard, hizo buena la victoria de Omán ante Tailandia. El gol de Hussain Al Hadri en el minuto 9 abrió el marcador y Abdul Aziz Mubarak selló en el 91 un triunfo que permitió a los omaníes auparse a la segunda posición que les da acceso a la cuarta ronda.

La suerte ya estaba echada en el Grupo A, por lo que los resultados apenas tenían más relevancia que el honor. Así, China se despidió del camino a Brasil con una victoria por 3-1 ante Jordania, que ya tenía en el bolsillo su pase a la siguente ronda.

Otras dos selecciones con futuro ya sentenciado, Tayikistán y la RDP de Corea firmaron un insípido empate 1-1 en la zona C, en la que Japón recibía a Uzbekistán para dirimir el liderato del cuarteto. El gol de Aleksandr Shadrin en el 54 decidió la contienda y dejó a los uzbekos en lo alto del grupo.

Grupo A:
RP China 3-1 Jordania
Irak 7-1 Singapur

Grupo B:
República de Corea 2-0 Kuwait
Emiratos Árabes Unidos 4-2 Líbano

Grupo C:
Japón 0-1 Uzbekistán
Tayikistán 1-1 RDP de Corea

Grupo D:
Omán 2-0 Tailandia
Australia 4-2 Arabia Saudí

Grupo E:
Irán 2-2 Qatar
Bahréin 10-0 Indonesia