Durante la última década, Ghana ha demostrado ser una de las selecciones más equilibradas y prometedoras de África. Uno de sus puntos más delicados ha sido la posición de ariete, donde Asamoah Gyan ha ofrecido brillantes luces pero también algunas oscuras sombras. Con todo, a pesar de los famosos problemas del punta de 26 años desde el punto fatídico (en la Copa Mundial de la FIFA 2010™ y en la Copa Africana de Naciones de principios de año), los seguidores ghaneses están sobre ascuas cuando el escurridizo Gyan no figura en el equipo.

Sin embargo, en vísperas de un verano vital para Ghana, en el que las fases de clasificación para Brasil 2014 y para la CAN 2013 empezarán en serio, la afición de las Estrellas Negras va a tener que aprender a convivir con esa situación, pues Gyan anunció su renuncia a la selección después de que el asalto al título continental concluyese en las semifinales. E independientemente de que Asamoah decida regresar en un momento dado, el sentir general en su país apunta a que se ha de encontrar un recambio viable para el jugador, actualmente cedido al Al Ain emiratí.

Con todo, su marcha ha resultado difícil de digerir para las Estrellas Negras. “De momento, Gyan sigue siendo el mejor delantero de Ghana”, afirmó Emmanuel Clottey, uno de los talentosos jóvenes con aptitudes para tomar el relevo en la delantera de la selección ghanesa. Junto al jugador del Berekum Chelsea, hay otros tres nombres que pugnan por ocupar la punta de ataque: el héroe de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2009 Dominic Adiyiah, Jordan Ayew (del Olympique de Marsella), y la máquina de hacer goles de la liga nacional, Emmanuel Baffour.

La irrupción de una cara nueva
Adiyiah viene estando considerado como el siguiente en la línea de sucesión al trono tras haberse hecho con el Balón de Oro y la Bota de Oro adidas en la gran cita sub-20 que ganó Ghana (la primera selección africana que lo lograba), pero su carrera se ha estancado desde que el AC Milan lo fichó después del torneo. Sus poco satisfactorias cesiones en Serbia, Turquía y Ucrania no han impedido al joven de 22 años disputar más de 15 encuentros con la selección absoluta, pero su rendimiento ha sido limitado, y no logró entrar en la convocatoria para la CAN 2012.

En cambio, Jordan Ayew (hijo de Abedi Pelé y hermano de André Ayew), ha hecho importantes progresos en el fútbol francés, pero tampoco ha terminado de arrancar con la camiseta de la selección. En el campeonato continental, el veinteañero gozó de una oportunidad de oro para brillar, pero no logró ver puerta en los 270 minutos que jugó. Esa decepción condujo a que las esperanzas realizadoras de Ghana se centrasen en un nuevo joven aspirante y, hoy por hoy, el nombre que está en boca de casi todos es el de Baffour. La estrella de 23 años del New Edubiase FC ha metido 20 goles en 25 jornadas de la presente liga ghanesa, lo que le deja a sólo dos del récord que ostenta Ishmael Addo.

El delantero, un desconocido para el gran público fuera de Ghana, cree que el título de máximo goleador lo lanzará al candelero de lleno. “Estoy disfrutando de mi temporada. Mi secreto ha sido el entrenamiento intensivo y respetar las instrucciones de mis entrenadores. Además, gozo de dos cualidades básicas en un buen delantero: movilidad y remate. Meter 20 goles no es moco de pavo y, si pulverizo el récord, estaré más que contento”, afirmó. Aunque Baffour figuraba en la lista provisional para la CAN, al final (para consternación del público ghanés) no entró en el equipo. Pero el goleador asegura que la decisión del seleccionador de entonces, Goran Stevanovic, no le quitó el sueño. “No me decepcionó en absoluto. Soy un jugador joven y todavía en proceso de aprendizaje. Estaba esperando mi ocasión para reivindicarme”, señaló.

Baffour, que tiene como ídolo al delantero del AC Milan Zlatan Ibrahimovic y admira su hábil estilo de juego, sí debutó como internacional en febrero, en un amistoso contra Chile, y afirmó que su objetivo es seguir pugnando por el puesto. “Siempre me ilusionará tener la oportunidad de jugar con las Estrellas Negras”, aseveró. “Fue una experiencia magnífica, y me quedé convencido con mi actuación. Estoy deseando gozar de más ocasiones para exhibir mi talento y contribuir a la causa de la selección”.

Dos amigos en seria pugna
Baffour es buen amigo de Clottey, ya que ambos jugaron juntos de adolescentes en el Mighty Victory, y los dos podrían ver cumplido algún día el sueño de compartir delantera con la camiseta de Ghana. Clottey, máximo goleador de la liga ghanesa en 2007, también ha estado causando sensación a su vez con el Berekum Chelsea, que se adjudicó su primer título liguero la pasada campaña. Mientras Baffour acapara la atención en la competición nacional, Clottey ha sido objeto de críticas entusiastas en la Liga de Campeones africana. Las 5 dianas que lleva hasta la fecha, incluido un hat trick contra un ex tricampeón como el Raja de Casablanca marroquí, no han pasado desapercibidas al máximo nivel.

A sus 24 años, la ex figura de la selección olímpica se ha repuesto totalmente de la sanción por un año que le impuso la Asociación Ghanesa de Fútbol (GFA) en julio de 2009, relacionada con una alineación indebida con otro club. Sin embargo, desde que volvió a la acción, está jugando como si le fuera la vida en ello. Clottey, con 3 internacionalidades en su haber, hizo hincapié en que ha madurado después de su discreto paso por el Wacker Innsbruck (Austria) y el OB Odense (Dinamarca), donde jugó junto al camerunés Eric Djemba-Djemba.

“Como jugador de la liga local, siempre supone una inyección de moral lucir los colores de tu país. Eso te inspira para hacerlo mejor y aspirar más alto. Cuando se me vuelva a presentar el reto, lo asumiré con la cabeza bien alta”, concluyó, en relación a la posibilidad de tomar el difícil relevo de Gyan.