Hablar del potencial de Panamá se ha vuelto casi un lugar común en Norte, Centroamérica y el Caribe. Desde hace ya algunos años, la región entera sabe del talento de los canaleros y se considera cuestión de tiempo antes de que se consoliden como una de las grandes potencias de la zona. Sin embargo, La Roja ha encontrado inesperadas piedras en el camino en las fases clasificatorias para Copas Mundiales de la FIFA, y el momento ha tardado mucho más de lo esperado en llegar.

Ahora, una nueva oportunidad se presenta para dar por fin ese paso adelante. Panamá vuelve a partir como una de las grandes favoritas para conseguir un boleto rumbo a Brasil 2014 y uno de sus referentes, el delantero Luis Tejada, habló en exclusiva con FIFA.com sobre sus sensaciones antes del comienzo de la segunda fase de grupos de la CONCACAF y las esperanzas de, por fin, conseguir el sueño tan anhelado.

Máximo optimismo
Hace cuatro años, los canaleros fueron sorprendidos por El Salvador, que los eliminó tras apenas haberse jugado dos partidos. Tejada fue parte de ese grupo y aún le queda una espina clavada por el resultado. “Fue una experiencia de la que se debe aprender para no caer en esos errores otra vez. Éramos muy inmaduros, pero ahora es distinto. En este grupo hay gente muy profesional, ésta es la última eliminatoria para muchos y no vamos a dejar pasar la oportunidad”, considera.

A sus 30 años, el llamado “Matador” ha vivido la evolución del fútbol panameño, que ha pasado de ser un deporte semiprofesional, a convertirse en el más popular del país en apenas una década. Tejada considera que ha habido un cambio importante de enfoque. “Ahora hay mucho más profesionalismo, antes nos conformábamos con poco y eso se ha modificado en el trascurso de los años”, analiza con seriedad.

Además, el delantero, que milita en el Juan Aurich peruano, considera que la reciente emigración de los talentos panameños ha sido la base fundamental para el progreso de su selección. “Estamos jugando Copa Libertadores, Copa Sudamericana… Tenemos futbolistas en ligas fuertes, y eso provoca que uno se foguee con otros seleccionados nacionales. Eso nos ayuda para competir al mismo nivel. Creo que es algo que faltaba, porque no teníamos la experiencia suficiente”, reflexiona, y puntualiza, “en realidad, tenemos que darle muchas gracias al futbol colombiano porque la mayoría de los panameños han ido para allá y nos ha servido para aprender”.

Los retos por venir
En junio próximo, Panamá comenzará su camino por la segunda ronda de grupos de la eliminatoria rumbo a Brasil 2014. Los rivales son de jerarquía: Canadá, Cuba y Honduras, aunque Tejada no tiene duda de quién será el máximo oponente. “El primer partido nos toca con Honduras y creo que es el rival a vencer. Si les ganamos tendremos muchas oportunidades de avanzar al Hexagonal. Sobre Canadá y Cuba, sabemos que si están ahí es por algo, pero primero es Honduras y después ya nos tocará pensar en los demás”.

Así, el camino está trazado, y los seleccionados panameños ya sueñan en portugués. Pero no son los únicos. La afición canalera está esperando que sus ídolos le den esa alegría por tanto tiempo anhelada. “Antes, el fútbol no importaba tanto en el país, pero ahora todo ha cambiado. ¡Ganas un partido y te piden que ganes el Mundial, aunque nunca hayamos calificado! En parte es algo positivo porque los hemos ‘malacostumbrado’ con nuestros resultados, pero también tenemos que ser más realistas”.

Para terminar, Luis Tejada se permite una reflexión personal. “Lo importante es que la selección de Panamá está en crecimiento y las cosas se están haciendo bien. Tenemos una linda oportunidad, ojalá sea esta vez, porque es mi sueño estar en un Mundial y veo complicado que pase si nos eliminan. Vamos a salir a matarnos en la cancha y espero que todos los panameños estén haciendo fuerza para que juntos estemos en Brasil”.