El seleccionador de Paraguay, Francisco Arce, anunció que no renunciará a su cargo porque "no soy un cobarde", después de que la albirroja cayera 3-1 frente a Bolivia por la sexta fecha de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Brasil 2014 jugado en La Paz.

"Yo no voy a renunciar, no soy un cobarde", dijo 'Chiqui' Arce, cuyo equipo no pudo contra el local, a pesar de un período de 24 días de aclimatación a los 3.600 metros de altura de La Paz.

Arce reconoció que los bolivianos "acertaron todas las opciones que se les presentaron".

El marcador pudo haber sido mayor de no haber fallado un penal el local Gualberto Mojica en el segundo tiempo.

En la misma línea, el presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol, Juan Angel Naput, manifestó que "una persona cuando está en la mala tiene que pensar con mucha calma, y ver lo que podemos hacer" en el futuro, eludiendo mencionar si Arce será removido del cargo.

Paraguay sumó apenas 4 puntos en 5 partidos por la ronda eliminatoria sudamericana al Mundial de 2014.

"Primero voy a digerir la derrota, nunca hay que tomar decisiones apresuradas", dijo Naput cuando la prensa boliviana le pidió definiciones.