Este martes, la 3ª jornada de la última ronda de la fase de clasificación asiática para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™ promete emociones fuertes, ya que Australia recibe a Japón en un choque entre las dos selecciones mejor clasificadas del continente.

Los nipones, que viajan a Brisbane tras haber arrancado con dos victorias en casa, confían en reforzar aún más su liderato en el Grupo B con un tercer triunfo consecutivo. Sin embargo, el gran momento de los Samuráis Azules se verá seriamente puesto a prueba por parte de unos Socceroos que, históricamente, presentan una gran fortaleza en su feudo, y que tratarán a toda costa de reducir la desventaja con los campeones asiáticos sumando su primera victoria. 

Irak y Omán, entretanto, se enfrentan en Doha a la búsqueda de su primer triunfo en el otro encuentro del grupo. En el Grupo A, cuatro viejos conocidos de la ronda anterior se verán las caras: Irán recibe a Qatar, mientras que la República de Corea afrontará la visita del Líbano en una revancha muy esperada. FIFA.com te ofrece en detalle la previa de estos excepcionales duelos. 

Partidos de la 3ª jornada de la última ronda de la fase de clasificación asiática: 
12 de junio 
Grupo A: Irán-Qatar, República de Corea-Líbano 
Grupo B: Australia-Japón, Irak-Omán 

El partido destacado 
Australia-Japón 
Ambas selecciones han disputado 5 contiendas de gran trascendencia en los últimos años, empezando por su duelo en la Copa Mundial de la FIFA 2006, donde Australia culminó una remontada antológica (3-1). Sin embargo, Japón salió airoso en su último enfrentamiento, en la final de la Copa Asiática 2011, donde un gol de volea en la prórroga, obra de Tadanari Lee, dio al combinado de Alberto Zaccheroni un brillante triunfo por 1-0. Sin embargo, los Socceroos de Holger Osieck pueden inspirarse en su superioridad en los choques de carácter mundialista, donde se mantienen invictos ante Japón con 2 victorias y 1 empate. 

Keisuke Honda se perfila como el hombre clave de Japón en su pulso a los locales. El centrocampista del CSKA de Moscú, cuyas impresionantes actuaciones contra Omán y Jordania aún están frescas en la retina, procurará seguir desplegando sus peligrosas incursiones en ataque y su letal definición. La formación local, por su parte, recurrirá a la creatividad de Mark Bresciano, que, en el 0-0 contra Omán, se salvó como el mejor jugador de una Australia decepcionante en su mayoría. Sin embargo, se mantienen los interrogantes sobre la forma física del carismático Tim Cahill, que no jugó en el primer compromiso de su selección en Mascate. 

Las previas 
Irak y Omán serían las grandes beneficiadas en caso de que los hombres de Osieck dejasen escapar puntos en casa, ya que cualquiera de ambas se situaría segunda por detrás de Japón con una victoria. A las órdenes de Paul Le Guen, Omán llega a Doha con un balance sorprendentemente favorable en sus enfrentamientos particulares de la última década, ya que domina a Irak por 4 victorias a 2; incluido un 4-0 en un amistoso de hace tres años. Sin embargo, son los iraquíes que ahora entrena Zico quienes se han mostrado más fuertes en las competiciones importantes. Así, sumaron 4 puntos en su doble enfrentamiento contra los omaníes de camino a Italia 1990, antes de imponerse por 2-0 en un encuentro clasificatorio para la Copa Asiática de 2000. 

Líbano visita a la República de Corea lamentando todavía la baja de su lesionado capitán, Roda Antar. En la ronda anterior, sin el concurso del centrocampista del Shandong Luneng, los Cedros se llevaron un doloroso 6-0 de Goyang en su primer choque de la liguilla contra los surcoreanos. En el segundo, no obstante, con Antar moviendo los hilos del equipo, los hombres de Theo Bucker sorprendieron a los Guerreros Taeguk por 2-1. A pesar de la baja del delantero del Arsenal Park Chu-Young, que metió tres goles a Líbano en la citada goleada, los renacidos discípulos de Choi Kang-Hee aplastaron a Qatar por 1-4 en su estreno en esta ronda, y confían en reeditar su sensacional arranque contra Líbano. Los visitantes, animados por la mejoría mostrada en su 1-1 contra Uzbekistán, deben confirmar que son capaces de mantener un buen rendimiento, con o sin Antar. 

Por lo demás, Irán y Qatar dirimirán en Teherán su séptimo choque en una fase de clasificación mundialista, tras un balance de 2 victorias para cada una y 2 empates en sus 6 enfrentamientos anteriores. Ambas selecciones saltarán al césped del estadio Azadi en busca de una victoria que les pueda dar el liderato; aunque los visitantes de Paulo Autuori deberán dejar atrás su contundente derrota en casa ante la República de Corea (1-4), mientras que los locales, entrenados por Carlos Queiroz, procurarán mejorar su rendimiento tras vencer con bastante fortuna a Uzbekistán (0-1) en su primer compromiso. Dada la ausencia por lesión del cerebro Mojtaba Jabari, se espera que Ali Karimi encienda la mecha del ataque iraní desde la medular. Los qataríes, probablemente, se encomendarán a su delantero Yousef Ahmad y también a Ibrahim Khalfan, que abrió el marcador en el 2-2 entre ambos combinados de la ronda anterior. 

Jugador a seguir 
Tim Cahill (AUS)
Cahill ha sido una pesadilla para Japón en los últimos años, al haber marcado dos tantos con Australia tanto en la victoria por 3-1 de Alemania 2006, como en el 2-1 sobre los nipones de camino a Sudáfrica 2010. 

Números que hablan 
7:
El delantero japonés Shinji Okazaki y el capitán iraquí Younis Mahmoud, empatados a 6 goles, encararán esta jornada con el objetivo de igualar, o incluso superar, el tope de 7 dianas logrado en esta competición preliminar asiática por el artillero vietnamita Le Cong Vinh. 

La frase 
“Hemos perdido tres puntos (contra la República de Corea), pero hemos de quedarnos con que estamos creciendo y vamos mejorando. Tenemos que aprender de nuestros errores y no podemos achicarnos. Espero que mis jugadores se olviden de este partido y se concentren en Irán”. Paulo Autuori, seleccionador de Qatar.