Tras no haberse clasificado por tercera vez consecutiva para un gran campeonato, el veterano mediocampista Mohamed Aboutrika cree que Egipto debe considerar su fracaso en la última Copa Africana de Naciones como un incentivo para poner punto y final a una extensa racha sin participaciones en la Copa Mundial de la FIFA™.

“Por supuesto que la derrota nos afectó, pero debemos seguir adelante y mejorar para los clasificatorios. Tenemos una gran oportunidad de llegar al Mundial, pero para ello debemos esforzarnos al máximo”, declaró a FIFA.com el jugador del Al Ahly.

Esta actitud positiva no sorprende a nadie, ya que el jugador de 33 años es conocido como “El Santo” en su país por su temperamento calmado. Sin embargo, es imposible mitigar los efectos de la derrota. La caída por un marcador global de 4-3 ante la República Centroafricana impedirá a los Faraones, campeones continentales en siete ocasiones, participar en la Copa Africana de Naciones 2013. Se trata de una frustración más en su mala campaña de 2012, que se suma al dolor por la ausencia en la primera Copa Mundial de la FIFA celebrada en el continente africano.

La derrota también aumentó la presión sobre el técnico de la selección nacional, el estadounidense Bob Bradley, quien había venido recibiendo críticas muy favorables desde que sustituyó al exitoso Hassan Shehata en noviembre del año pasado. No son pocos los que en estos momentos piden su destitución, mientras Egipto trata de llegar a su primera Copa Mundial desde 1990, pero Aboutrika no está de acuerdo y cree que hay que ser pacientes, sobre todo ahora que el país intenta reponerse del caos político y social vivido recientemente y dados los actuales problemas de seguridad en los estadios. “Obviamente, los factores externos afectaron al desempeño del equipo”, manifestó Aboutrika. “Pero Bradley debería recibir el crédito que merece por lo que ha logrado hasta ahora, sin mencionar que nunca abandonó al equipo ni siquiera en los momentos más difíciles. Está trabajando bajo circunstancias especiales y creo que debería seguir al mando del combinado nacional”.

Rendimiento olímpico
Aboutrika logró acallar a sus detractores con una serie de buenas actuaciones que demostraron que su calidad sigue intacta. El mediapunta marcó un triplete para su club, Al Ahly, en la fase de grupos de la Liga de Campeones africana, y luego mantuvo su buen nivel con la selección tras jugar un partidazo en el triunfo por 2-0 sobre Mozambique y marcar dos goles en otra victoria, esta vez por 3-2 contra Guinea. Su rendimiento no pasó inadvertido para Hany Ramzy, entrenador de la selección olímpica, quien lo incluyó en el combinado que participará en Londres 2012, como uno de los tres jugadores mayores de 23 años junto a sus compañeros de equipo Ahmed Fathi y Emad Meteb. “Para mí es un honor representar al país en un torneo tan importante. No puedo rechazar una convocatoria para la selección”, afirmó el jugador, autor de 10 goles en 19 partidos de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA a lo largo de su carrera.

Sin embargo, antes de Londres 2012, al mediocampista le espera un desafío muy importante con el Al Ahly en el encuentro contra el eterno rival, Zamalek, del 22 de julio, correspondiente a la Liga de Campeones de la CAF. Su equipo, seis veces campeón continental, logró un triunfo en los últimos minutos ante el TP Mazembe congoleño. Por otro lado, el Zamalek visitó al elenco ghanés Berekum Chelsea en Accra, donde perdió por 3-2 como consecuencia de un tanto en el tiempo de descuento de la segunda parte. Aboutrika creó la jugada del primer gol de los suyos contra el Mazembe con un hábil pase por la banda izquierda para el extremo Walid Soliman, cuyo centro hacia atrás remató a puerta Meteb.

“Empezamos muy bien, sobre todo si tomamos en cuenta que superamos a uno de los favoritos. Jugamos mejor de lo que muchos esperaban, dada la situación excepcional por la que atraviesa el fútbol egipcio”, declaró el talentoso creador en referencia a la suspensión de todas las competiciones nacionales de Egipto debido a la tragedia de Port Said en febrero. “De hecho, ha sido nuestro mejor comienzo en la fase de grupos en los últimos tres años. En 2009 no llegamos a clasificarnos, en 2010 empatamos a 1-1 con el Heartland de Nigeria en nuestro debut y en 2011 igualamos a 3-3 en casa con el Wydad de Casablanca marroquí”.

“Un comienzo como éste nos motiva a seguir jugando con mucho espíritu para compensar la ausencia de nuestra hinchada”, comentó Aboutrika a modo de conclusión. “Me entristeció la derrota del Zamalek, pero estoy seguro de que ambos conjuntos llegaremos muy lejos en el campeonato cuando contemos con el apoyo de nuestro público en las gradas. Un triunfo de cualquiera de los dos será un logro para el fútbol del país en esta época tan difícil que vivimos”.