Lleva 14 años sin jugar una fase final de la Copa Mundial de la FIFA™ y apenas si alcanzó los cuartos de final en la pasada Copa América. Pero nadie puede quitarle la sonrisa y la ilusión al fútbol colombiano, que parece haber redescubierto las mieles del éxito en la doble jornada de eliminatorias sudamericanas de este mes. Allí, en apenas cuatro días, el conjunto cafetero ratificó su poderío ofensivo, ganó dos compromisos cruciales -frente a Uruguay y Chile- y se ubicó en el segundo lugar de la tabla de posiciones.

Las claves de esta primavera pueden buscarse en distintos factores, pero hay uno que se impondrá por peso propio: la llegada del argentino José Néstor Pekerman. Con el nuevo entrenador Colombia obtuvo tres victorias sobre cuatro partidos, anotó 8 goles y apenas recibió 2, pero lo que es aún más importante, definió un estilo de juego compacto y agresivo que la ha llevado a ilusionarse con dar el presente en Brasil 2014.

“Con José todo marcha muy bien, es un técnico con mucha experiencia en eliminatorias que nos va a ayudar mucho”, auguraba James Rodríguez a FIFA.com, en referencia a la clasificación que el estratega consiguió con Argentina para Alemania 2006. "Con él prima el fútbol espectáculo", dobló la apuesta Mario Yepes. “Vive intensamente el fútbol y es muy vivo, muy pillo, no deja detalle suelto. Es una persona muy preparada”, completó Radamel Falcao, líder y principal exponente del fútbol colombiano en la actualidad. A juzgar por los resultados, parecen estar en lo cierto: Colombia le quitó un invicto de 18 partidos a Uruguay en lo que resultó además su primer triunfo como local (4-0) y se impuso Chile en Santiago por primera vez en 12 años (3-1).

“Esto es mérito de los jugadores que están en un momento bárbaro y convencidos del trabajo que están llevando adelante. Ojalá sigamos así”, se limitó a manifestar el argentino en su regreso a Bogotá, haciendo honor a otro de los grandes méritos que se le reconocen a sus flamantes 63 años: el perfil bajo y la humildad.

Vientos de cambio
Súper Pekerman, como lo han apodado algunos medios locales, impuso su toque rápidamente en un plantel golpeado desde lo anímico pero de indudables condiciones técnicas. Su mayor acierto, sin dudas, ha pasado por terminar con la disyuntiva establecida en las primeras jornadas respecto al ataque: Radamel Falcao y Teófilo Gutiérrez, apuntalados por el emergente James Rodríguez, pasarían a compartir la ofensiva desde el primer minuto.

“Siempre dije que podíamos jugar juntos. Falcao es un grande, un jugador importante, y es un orgullo poder estar a su lado”, explica Teo, quien comenzó la eliminatoria como titular relegando al goleador del Atlético de Madrid al banco de suplentes.

Y Colombia, que tenía apenas 5 tantos en cinco partidos, marcó otros 7 en cuatro días y desató una verdadera fiebre de optimismo entre sus seguidores. Para Falcao, la clave del momento actual del equipo pasa porque Pekerman “es amigo de cada uno de sus jugadores, los ha convencido de la capacidad que tiene cada uno de ellos y a explotar esas condiciones al servicio de la selección. Mostramos que somos sólidos, fuertes y compactos. Hemos adquirido madurez en todo sentido”.

Sin embargo, con los pies sobre la tierra, el goleador sabe que el exitismo le ha jugado una mala pasada alguna vez al fútbol colombiano y aclara: “Tenemos que ser mesurados, aún no hemos conseguido nada. No nos creamos que ya estamos en el Mundial porque aún queda un largo camino por recorrer”.

Pero los números no mienten, y las expectativas están en alza. Su próximo rival en Barranquilla será Paraguay, que marcha último y perdió en todas sus salidas de Asunción. En caso de ganar, Colombia habrá acumulado 16 puntos, apenas 7 por debajo de su cosecha total en el camino a Sudáfrica 2010, y con una rueda por jugarse. José lo sabe y a sus 63 años confía en lo que viene: “Tenemos que apoyarnos y entendernos entre todos. Ese es el mensaje que tenemos que transmitirles a los jugadores porque ellos son los que están produciendo todo esto. Estoy convencido de que vamos a ir a este Mundial”.