El entrenador de la selección argentina, Alejandro Sabella, remarcó este jueves el buen momento del equipo albiceleste que marcha tercero en el clasificatorio de la eliminatoria sudamericana a la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014, pero llamó a la prudencia antes de los duelos ante Paraguay y Perú.

"Tenemos que tener los pies sobre la tierra porque pasamos de la gloria al fracaso, de la risa al llanto muy rápido, hay una distancia muy corta, a veces una jugada puede definir un partido", dijo en conferencia de prensa en Córdoba, 700 kilómetros al norte de Buenos Aires, donde Argentina recibirá a Paraguay.

Sabella pidió "mantener el equilibrio porque éstas son unas eliminatorias muy difíciles, tenemos que jugar con los dientes apretados, cada partido es una historia nueva".

"Estamos en una buena etapa, Argentina viene mejorando en su rendimiento, pero tenemos que ser conscientes de nuestras debilidades porque somos un equipo en formación", remarcó el entrenador.

Sin definir el cuadro
Respecto al duelo ante Paraguay, Sabella dijo que "aún no está el equipo ciento por ciento confirmado" y señaló que "recién mañana (viernes)" tendrá todos los nombres.

Con respecto al equipo, el director técnico no decidió si utilizará un 4-4-2 con José Sosa o un 4-4-3 con el ingreso de Ezequiel Lavezzi acompañando a Lionel Messi y Gonzalo Higuaín.

"No sabemos si juega Lavezzi porque puede jugar Sosa. Lavezzi es explosivo, con recorrido largo con diagonales hacia afuera y hacia adentro, tengo confianza en él; tal vez no tenga la precisión en la definición de Sergio Agüero pero es una pieza importante", dijo Sabella sobre el jugador del francés París Saint-Germain.

El delantero argentino del Manchester City, Sergio Agüero, quedó al margen del partido contra Paraguay porque debe cumplir una fecha de suspensión, en tanto sigue en recuperación por un golpe en la rodilla y está en duda para el partido ante Perú, que se jugará en Lima el martes próximo.

Sabella lamentó que el mal tiempo en Córdoba, donde llueve desde el miércoles pasado, impidiera el entrenamiento en el estadio Mario Alberto Kempes donde se jugará el partido desde las 20H10 locales (23H10 GMT).

"Nos faltó un poquito de entrenamiento, trabajamos menos pelota parada de lo que teníamos planeado, pero a veces hay que priorizar otras cosas", dijo el seleccionador argentino.