Han pasado tres meses desde que se disputó la jornada anterior en la ronda final de la Zona Asiática, correspondiente a la clasificación preliminar para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™. La campaña se reanudará el martes con una cuarta jornada que promete fascinantes encuentros entre los diez últimos equipos en liza.

En su visita a Uzbekistán, la pujante República de Corea espera consolidar su posición dominante en el Grupo A con una tercera victoria consecutiva. Lo mismo se puede decir de la primera del Grupo B, Japón, que busca los tres puntos contra Irak en casa. El panorama no puede ser más diferente para el Líbano y Jordania, farillos rojos en sus respectivos grupos, a quienes no les queda más opción que imponerse a Irán y a Australia si desean seguir en competición.

Partidos de la 4ª jornada
11 de septiembre
Grupo A: Uzbekistán-República de Corea, Líbano-Irán
Grupo B: Jordania-Australia, Japón-Irak

El partido destacado
Japón-Irak
Zico, actual seleccionador de Irak, llegará a tierras japonesas con más de un objetivo que cumplir, tras haber guiado a Japón hasta la gloria en la Copa Asiática de la AFC 2004 y a la clasificación para Alemania 2006. Por los cinco puntos que lo separan de Japón en la tabla, su equipo está obligado a ganar el partido si desea conservar el segundo puesto del grupo.

Ambos contendientes están igualados en la estadística histórica, con dos victorias para cada uno y dos empates. Sin embargo, los iraquíes pueden animarse con el resultado de su último emparejamiento en la competición preliminar para Estados Unidos 1994, cuando Jaffar Omran Salman empató la contienda en tiempo de descuento (2-2) e impidió que los japoneses debutaran en la Copa Mundial de la FIFA.

Los anfitriones, comprensiblemente, se preparan para el encuentro con la idea fija de borrar el recuerdo de aquel tropiezo. Sin embargo, su rendimiento en amistosos recientes sugiere un escenario muy diferente. Japón arañó el empate a 1-1 con Perú y, aunque se impuso por la mínima a los Emiratos Árabes Unidos (1-0) en los preparativos, sus mediocres actuaciones preocupan al seleccionador Alberto Zaccheroni. Los visitantes, por su parte, llegarán a Japón faltos de rodaje, pues no han entablado ningún amistoso. Además, dada la ausencia de una serie de jugadores fundamentales, como el defensa Basem Abbas y el mediapunta Mahdi Karim, se supone que al mermado equipo de Zico se le pondrá el choque muy cuesta arriba.

La previa
Lógicamente, un tropiezo de Irak beneficiaría a Australia, que podría auparse a la segunda posición si venciera a Jordania, una selección a la que no se ha enfrentado nunca antes. Los Socceroos de Holger Osieck cuentan con una alineación cuajada de estrellas, en la que figuran principalmente jugadores afincados en el extranjero. Por su parte, los anfitriones, bajo la batuta de Adnan Hamad, cifran su confianza en el desempeño que han ofrecido últimamente en su feudo, en Ammán, donde no han conocido la derrota en cinco partidos oficiales consecutivos. Además, las esperanzas de los jordanos se han visto reforzadas por el regreso del influyente mediocampista Hassan Mahmoud tras una baja por lesión. Los visitantes vienen de ganar por 3-0 al Líbano en un partido de fogueo, mientras que los de casa se impusieron por 2-0 a Uzbekistán antes de empatar con Irán (0-0) en los encuentros de calentamiento.

Mientras Jordania y Australia mantienen un duelo entre desconocidos, en Taskent volverán a medirse dos enemigos íntimos. Uzbekistán recibirá la visita del líder del Grupo A, la República de Corea, para disputar su décimo emparejamiento en general y quinto en las fases de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA. Sin duda, los anfitriones buscarán el desquite en esta ocasión, pues no han vuelto a ganar a los surcoreanos desde aquella fortuita victoria por 1-0 en los Juegos Asiáticos de 1994. Durante los preparativos de esta jornada, los uzbekos de Mirdjalal Kasimov se impusieron a Jordania por un único gol y se anotaron una victoria por 3-0 contra Kuwait, de manera que afrontan la contienda con la moral por las nubes. Los Guerreros Taeguk de Choi Kang-Hee, sin embargo, se han reforzado con el regreso del mediocampista del Bolton Wanderers Lee Chung-Yong y del delantero del Arsenal Park Chu-Young.

En la última posición del Grupo A, con solamente un punto anotado en sus tres partidos, el Líbano tratará de sacudirse el polvo y conseguir su primera victoria, contra Irán en casa. Sin embargo, no parece que se encuentren en el momento más propicio para dar la campanada ante la selección Melli después de haber recibido de Australia tres goles sin réplica. Los anfitriones, por lo tanto, depositarán todas sus esperanzas sobre los hombros de Roda Antar, su capitán recién reincorporado al equipo, y del delantero Mahmoud El Ali, ambos decisivos en el avance del combinado hasta la última ronda por primera vez en su historia. Los iraníes, con seis victorias y un empate en sus encuentros anteriores, confían en mantener su dominio y llevarse los tres puntos.

Jugador a seguir
Antar contribuyó de forma fundamental al triunfo del Líbano sobre la República de Corea (2-1) en la ronda anterior. Después de que una lesión le haya impedido participar en los tres primeros partidos de su equipo en esta ronda, el mediocampista del Shandong Luneng aspira a repetir la gesta en su regreso.

Números que hablan
1: Uzbekistán busca su primera victoria contra la República de Corea en la fase de clasificación, mientras que tres puntos en Beirut señalarían el primer triunfo del Líbano sobre Irán en todas las competiciones.

La frase
"Me encanta regresar a Japón y me emociona muchísimo, porque he trabajado 15 años en el país. Contamos con jugadores nuevos [ndlr: en la selección de Irak], y deseo comprobar si están a la altura. Tengo la seguridad de que arrancaremos el resultado que buscamos", Zico, seleccionador de Irak.