Un día después de asistir al primer partido de un estadio de la Copa Mundial de la FIFA™, en Fortaleza, representantes de la FIFA, el Comité Organizador Local (COL) y el Gobierno federal estuvieron en Brasilia el lunes 28 de enero. A 500 días de que empiece a rodar el balón en 2014, la delegación recibió información de índole técnica sobre las obras y el cronograma actualizado de la preparación del Estadio Nacional para el encuentro inaugural de la Copa FIFA Confederaciones, el 15 de junio de 2013.

FIFA.com resume las principales declaraciones de la conferencia de prensa ofrecida tras la inspección al estadio.

Jérôme Valcke, Secretario General de la FIFA
Hoy es un día triste para Brasil. El Presidente de la FIFA, Joseph Blatter, ha enviado una carta a la Presidenta Dilma Rousseff en la que expresa su tristeza por las muertes de los jóvenes en Rio Grande do Sul.

Estamos hoy a 500 días de la Copa Mundial de la FIFA. Por la mañana hemos firmado un memorando de entendimiento en el Ministerio de Comunicaciones acerca de retos que estamos afrontando en el área de telecomunicaciones, algo fundamental para la realización de la Copa Mundial de la FIFA.

La persona más importante que he encontrado aquí hoy es la ingeniera Maruska Lima, que tiene el desafío de entregar el estadio a la FIFA en abril. Este es un estadio impresionante, quizás uno de los más bonitos que yo haya visto. Estoy convencido de que, cuando esté acabado, seguirá siendo uno de los recuerdos más espectaculares de 2014 para esta ciudad.

Aún tenemos 500 días por delante, y estamos trabajando juntos y muy bien con el Gobierno federal, los gobernadores y los alcaldes. Hoy seguiremos en Salvador, y mañana iremos a Río de Janeiro. Vamos a continuar trabajando con las seis sedes de la Copa FIFA Confederaciones, y puedo afirmar que todo está bien encaminado.

Hubiéramos preferido que se cumpliese el plazo inicial, de diciembre de 2012, pero la decisión de ampliarlo hasta abril fue tomada por todo el grupo: Gobierno federal, sedes, FIFA y COL. Lo que no puede ocurrir es ir más allá de esta fecha, hay que garantizar que cuando llegue todo esté listo: el césped, la cubierta, los asientos, las salas, las soluciones tecnológicas, etc.

José Maria Marín, Presidente del COL
Como Presidente del COL, me sumo y reafirmo una vez más la total solidaridad con todas las familias de las víctimas de la gran tragedia de Rio Grande do Sul.

Hemos tenido momentos muy provechosos, y me gustaría felicitar al equipo del Gobernador del Distrito Federal, Agnelo Queiroz. Estamos orgullosos de esta grandiosa obra, que será un gran legado para la ciudad de Brasilia.

Aldo Rebelo, Ministro de Deportes
Habíamos programado para hoy un evento festivo en conmemoración de los 500 días que faltan para la Copa Mundial de la FIFA. Este evento ha sido cancelado en señal de respeto hacia las víctimas de la gran tragedia que se ha abatido sobre nuestro país y que todos sentimos, en Rio do Grande do Sul, en la ciudad de Santa Maria.

Hoy hemos tenido una reunión técnica, antes de inspeccionar las obras, en la que se nos proporcionaron todos los datos relevantes para la inauguración de la Copa FIFA Confederaciones, aquí en Brasilia. Desde el punto de vista del Gobierno, puedo decir que ha sido muy productiva.

La visita nos ha permitido despejar dudas de carácter técnico sobre la marcha de varios aspectos de las obras, no solo en el área de ingeniería civil, sino también de instalación de los sistemas de telecomunicaciones, TV y seguridad, como exige un acontecimiento de la envergadura de la Copa FIFA Confederaciones.

Agnelo Queiroz, Gobernador del Distrito Federal
La fiesta que habíamos preparado para celebrar los 500 días que quedan hasta la Copa Mundial de la FIFA se ha suspendido. Hoy queremos transformar esta decisión en un gesto de solidaridad con las familias de las víctimas de esa tragedia en Rio Grande do Sul. Esta es nuestra mayor preocupación en este momento.

No obstante, hemos mantenido una reunión técnica interna para repasar todos los puntos y transmitir al COL, al Ministro y a la FIFA las garantías de la entrega en el tiempo previsto. Vamos a presentar a la capital de nuestro país ante el mundo en ese partido entre Brasil y Japón, que inaugurará la Copa FIFA Confederaciones, y por eso estamos construyendo un estadio a la altura de nuestra patria y de nuestro pueblo. Será un estadio sostenible, que dará toda la comodidad y seguridad a los aficionados, pero sobre todo constituirá un instrumento de desarrollo social para la ciudad después del torneo. Estamos concentrados en el cumplimiento de todas estas metas, y también en realizar eventos de ensayo de forma progresiva para llegar al momento culminante en la Copa FIFA Confederaciones, el día 15 de junio, con el aforo completo.

Hoy tenemos a cuatro mil operarios trabajando en tres turnos de forma ininterrumpida. Con esto, después de 50 años, traemos nuevamente a nuestra ciudad este espíritu emprendedor y de esperanza, con personas que vienen desde diversos lugares de Brasil para construir esta obra magnífica, que quedará para nuestra historia.