Además del éxito en el plano técnico dentro del campo y de público en las gradas, la Copa FIFA Confederaciones Brasil 2013 supuso un importante y provechoso examen de un área de la que apenas se habla, pero que constituye una de las prioridades de la organización de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™: la gestión de residuos.

A través de una iniciativa de sostenibilidad financiada por Coca-Cola, FIFA y el LOC, que implicó a 19 cooperativas de recolectores de basura y operadores de los seis estadios, el torneo celebrado en junio de este año recuperó 70 toneladas de materiales reciclables, generando así una neutralización de carbono de 256.655 g a 2.464.849 g.

Un mirada profunda
“Este proyecto actúa sobre dos ejes fundamentales de Brasil 2014: el social y el ambiental”, explica el gerente de limpieza y gestión de residuos del Comité Organizador Local (COL) de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014, Ricardo Ribas. “Socialmente, por la participación de estas cooperativas de recolectores: se ha dado valor a su profesión, y han demostrado una capacidad increíble de trabajar de manera organizada, en equipo. Y, por supuesto, en el plano ambiental nos esforzamos por seguir la Política Nacional de Residuos Sólidos del Gobierno brasileño y centrarnos en la correcta separación y clasificación de los residuos”.

Que el COL haya creado un departamento encargado específicamente de la limpieza y la gestión de residuos ya dice mucho acerca de la importancia que se dará al enfoque ambiental en la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014. La Copa FIFA Confederaciones sirvió de ensayo de un proceso que se ha revelado eficaz: se seleccionaron 19 cooperativas (con un total de 240 cooperativistas), y las jornadas de partidos, así como en las vísperas y los días posteriores, los trabajadores efectuaban la tarea de preselección, consistente en separar los residuos reciclables de los no reciclables.

Además de remunerárseles, les fueron proporcionados uniformes y los llamados EPI (equipos de protección individual), y se les facilitó el transporte de los residuos hasta sus respectivas cooperativas, donde se realizó la segunda etapa de la separación.

“La intención ahora es que, para 2014, podamos afinar todavía más la operación: tendremos más tiempo para desarrollar los procesos de selección de las cooperativas, de capacitación y de coordinación de las actividades”, cuenta Ribas. “Un objetivo, por ejemplo, es que trabajen durante más días del torneo, y no solo en los periodos de los partidos”.

Un asunto serio
Pero lo cierto es que, ya en la Copa FIFA Confederaciones, los beneficios para las cooperativas fueron notables, y también para el planeta. Los resultados serán presentados en el 2º Taller de Entrenamiento en Sustentabilidad para los Operadores de Estadios. Se calcula que el proceso de recogida y separación generó un ahorro de 284.744,94 Kwh de energía y 2878,37 m3 de agua, o el equivalente a 538,10 árboles.

“Esta área es compleja, exige mucha logística, y estamos contentos con el resultado, no cabe duda. Se separó en torno al 40% del peso total de residuos producidos en la Copa Confederaciones. Como el residuo reciclable es más ligero, eso significa que se envió a reciclar alrededor del 60% del volumen de los residuos generados”, apunta Ribas. “En el Mundial, nuestra intención es aumentar este porcentaje al menos hasta el 80%”.

De hecho, el objetivo de la FIFA y del COL es que aspectos como la protección del medio ambiente, la lucha contra el cambio climático y la adecuada gestión de los residuos ocupen una posición destacada en la organización del Mundial y el legado que dejará el torneo. Así ha sido desde el anuncio de la Estrategia de Sostenibilidad de la Copa Mundial de la FIFA 2014, en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible celebrada en Río de Janeiro (Río+20) en junio de 2012.

"Nuestra experiencia anterior ha demostrado que los residuos y su gestión son un asunto sustentable serio para las Copas Mundiales de la FIFA. El hecho de que el gobierno brasileño haya introducido políticas integrales para los residuos le da más importancia al tema de cara a 2014. Estamos orgulloso de los logros hasta ahora, especial el haber colaborado con cooperativas locales para hacer un evento más sustentable", sostuvo Federico Addiechi, encargado de la Responsabilidad Social en FIFA.