Tras la renovación del contrato de colaboración entre FIFA y adidas, Herbert Hainer, Director General de la marca alemana, dialogó con FIFA.com sobre una relación que dura ya más de 40 años, sobre el argentino Lionel Messi y sobre su final soñada.

El jueves 21 de noviembre de 2013, adidas renovó hasta 2030 su contrato de colaboración con la FIFA. ¿Qué importancia tiene para ustedes la relación con la FIFA, que se inició ya en 1970?
La FIFA y adidas forman una de las alianzas más antiguas de la historia del fútbol. Tener el privilegio de trabajar con la FIFA durante tantas décadas supone un gran orgullo y un enorme placer para nosotros. Esa es también la razón que nos ha llevado a prolongar esta colaboración hasta 2030, porque ambos socios sentimos que formamos una simbiosis perfecta. Nosotros contribuimos a llevar el fútbol a todo el planeta y a hacer de este mundo un lugar un poco mejor, mientras que la FIFA nos ayuda a conseguir nuestras metas. Los dos tenemos el mismo objetivo.

Una decisión de semejante magnitud no se toma de un día para otro. ¿Qué motivos les han llevado a dar este paso?
Era un paso lógico y natural, porque no llevamos un par de años trabajando juntos, sino varias décadas ya. Somos conscientes del tipo de personas con las que estamos trabajando, desde el Presidente Joseph S. Blatter hasta el Secretario General, Jerôme Valcke, y el Director de Marketing, Thierry Weil. Sabemos desde hace años que se trata de gente en la que se puede confiar realmente y que nos entienden a la perfección.

Usted habló en su día de una estrategia de tres pilares. ¿A qué se refería?
Los tres pilares que forman la estrategia son el acontecimiento, los equipos y los jugadores. Esta estrategia nos ha permitido consolidar nuestro liderazgo en el mundo del fútbol en las últimas décadas y seguir creciendo. El acontecimiento más importante es lógicamente la Copa Mundial. Nuestra relación con la FIFA nos otorga un protagonismo que incluso en el caso hipotético de que ninguna selección equipada por adidas se clasificase, algo muy improbable, seguiríamos estando muy presentes. No en vano, nosotros proporcionamos el balón oficial, vestimos a los árbitros y a los voluntarios y estamos representados en las bandas y en todo el entorno.

La noticia se dio a conocer en Moscú, la ciudad que albergará dentro de cinco años la final de la Copa Mundial de la FIFA. ¿Por qué eligieron la capital rusa?
Miramos más allá de Brasil y pensamos ya en prepararnos para la cita mundialista de 2018. Además, también vestimos a la selección rusa. Ser socios de la FIFA y equipar a la selección anfitriona de la edición de 2018 es una combinación muy fructífera.

Usted vino al mundo un día antes de la final de la Copa Mundial de la FIFA 1954, la que se recuerda como el milagro de Berna. Podría decirse que el fútbol le ha acompañado desde la cuna...
No es ningún secreto que me encanta este deporte. Lo llevo en la sangre. Mi hermano pequeño jugó profesionalmente en el Múnich 1860. Y cada vez que veo las fotos de Adi Dassler sentado atornillando los tacos de unas botas, se me pone la piel de gallina.

He oído que a usted también le habría gustado ser futbolista. ¿Contra quién habría querido jugar?
Es cierto, pero, desgraciadamente, no tenía el talento suficiente. Me habría gustado jugar con Franz Beckenbauer, que fue mi ídolo de infancia. Me fascinaba su elegancia y su clase con el balón en los pies.

Dentro de dos semanas se presentará el balón de adidas para la Copa Mundial de la FIFA: el ‘Brazuca’. ¿Podría adelantarnos algo sobre el nuevo esférico mundialista?
Nuestro objetivo es dotar de productos novedosos e innovadores a cada gran acontecimiento futbolístico. El nuevo balón será una vez más espectacular. También presentaremos las botas de fútbol más ligeras del mundo. Prepárense para sorprenderse.

En Brasil 2014 participarán ocho selecciones equipadas por adidas. ¿A cuántos de “sus” equipos ve en la final?
La calidad es determinante. Tenemos a los cuatro equipos mejor situados en la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola: Alemania, Argentina, España y Colombia. Creo que Alemania hará un gran papel y estoy convencido de que habrá que tener muy en cuenta a los equipos sudamericanos.

¿Cuál es su final soñada?
Me gustaría que la jugase Argentina, y no me importaría que fuese contra Alemania.

Ustedes tienen contrato con Lionel Messi, Jugador Mundial de la FIFA los últimos cuatro años. Cuesta imaginar un mejor reclamo publicitario, ¿no cree?
No descubro nada si digo que Lionel Messi está considerado como uno de los mejores jugadores de la historia. Es increíble todo lo que ha logrado ya a su edad. Estamos encantados de poder tenerlo en nuestro equipo.

En los años setenta, Käthe Dassler, la esposa del fundador de la empresa, invitaba a café y pasteles a Franz Beckenbauer y Gerd Mueller. ¿Cuándo fue la última vez que Herbert Hainer invitó a Messi a café y pasteles en Herzogenaurach?
[ríe] La verdad es que no como muchos pasteles, pero Lionel nos visitó el año pasado con motivo de un acto empresarial. Además, estuve con él en enero en Zúrich, en la Gala del Balón de Oro de la FIFA.

¿Si su final soñada se cumple, por quién cruzará los dedos?
Si se llega a dar, seré totalmente neutral y diré: que gane el mejor.