El 24 de marzo de 2013, la FIFA recibió una carta por correo electrónico y por fax de la Federación Costarricense de Fútbol, referente al encuentro de clasificación de la Copa Mundial de la FIFA 2014 disputado el 22 de marzo entre Estados Unidos y la selección del país centroamericano.

La FIFA ha examinado la carta y, al amparo del artículo 14, párrafo 4 de las reglas de la Copa Mundial de la FIFA 2014, ha confirmado que no se cumplen los requisitos establecidos en las normas para que la Federación Costarricense efectúe una protesta oficial.

Por lo tanto, el resultado del partido jugado el 22 de marzo se mantiene, y es considerado válido.