Cada cuatro años, cuando rueda el balón en la Copa Mundial de la FIFA™, solemos disfrutar de las gestas de uno o dos jugadores poco destacados hasta esos momentos, pero que, con el paso del tiempo, cuesta recordar la época en la que su talento nos era desconocido.

En el pasado, futbolistas como Paolo Rossi y Salvatore Schillaci se estrenaron en la selección italiana con poca o ninguna experiencia en el fútbol internacional, y acabaron convirtiéndose en las grandes estrellas de las ediciones de 1982 y 1990, respectivamente. Samuel Eto’o, ex Jugador Africano del Año, y Ronaldo, tres veces Jugador Mundial de la FIFA, causaron sensación en sus respectivos debuts en Francia 1998 y en Estados Unidos 1994.

Ahora que faltan menos de cinco meses para el saque inicial de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™, ha llegado la hora de que las grandes promesas empiecen a surgir. Los seleccionadores no dejarán de ojear por los terrenos de juego en busca de nuevos talentos o de revulsivos poco conocidos que incluir en sus combinados. Para todos ellos, es el momento de atraer sobre sí la atención de mundo.

Un seleccionador que disfruta de una amplísima variedad de nuevas promesas es Didier Deschamps, técnico de Francia, quien ya ha incorporado a su combinado a Paul Pogba, capitán del equipo francés campeón de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Turquía 2013. Pero Deschamps tiene a su disposición muchos más talentos jóvenes para incluir en su lista si así lo desea.

Gran cosecha turca para los Bleus
Además del mediocampista del Juventus y ganador de la Bota de Oro adidas, el creador de juego del Marsella, Florian Thauvin, rayó muy alto durante la carrera por el título mundial sub-20 y ha logrado mantener aquel excelente momento de forma en la temporada 2013/14. Desde entonces, ha jugado los seis partidos que el Marsella ha disputado en la Liga de Campeones de la UEFA y ha anotado cinco goles en la Ligue 1.

Kurt Zouma, defensa central del Saint-Etienne, también impresionó en Turquía 2013. Deschamps ha apuntado al imponente zaguero, que debutó con su club a la edad de 16 años, como futuro capitán de la selección nacional. Por otro lado, Clement Grenier y Antoine Griezmann, veteranos de Colombia 2011, podrían formar parte de la expedición tras sus impresionantes aportaciones al Lyon y a la Real Sociedad respectivamente, repletas de goles y pases de gol soberbios.

En México, otro de los participantes en Colombia 2011, Alan Pulido, ha presentado sus credenciales mediante un asombroso desempeño con el Tigres, del que es máximo goleador esta temporada. También Carlos Fierro, del Guadalajara, despierta pasiones. El ganador del Balón de Bronce adidas en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA México 2011, conquistado mientras contribuía al triunfo de la nación anfitriona, lleva varios meses jugando de extremo izquierdo y ofreciendo un rendimiento espectacular.

El inglés Ross Barkley también dio muestras de su gran talento en Turquía 2013, aunque la campaña resultara menos exitosa para Inglaterra que para Francia. Este oriundo de Liverpool, de 20 años de edad, irrumpió con fuerza en las filas del Everton en 2011 y, desde entonces, su talento entusiama al país. “Ross, en mi opinión, debería ser de los primeros que se monten en ese avión. Si continúa como hasta ahora, estoy convencido de que allí estará”, ha declarado su compañero de equipo Gareth Barry. "Estoy seguro de que el seleccionador de Inglaterra conoce suficientemente bien a Ross para saber que puede sorprender a muchos rivales en el Mundial, porque posee una habilidad innata para ello".

También el Liverpool posee un jugador de talento descomunal, el veloz Raheem Sterling. Fichado al Queens Park Rangers cuando sólo contaba 15 años de edad, el extremo derecho lleva causando estragos entre los laterales con sus veloces internadas desde que saltó por primera vez al terreno de juego de Anfield a finales de la temporada 2011/12. Roy Hodgson, seleccionador de Inglaterra, le hizo debutar como internacional durante la derrota por 4-2 a manos de la Suecia de Zlatan Ibrahimovic en 2012.

Nuevas promesas alemanas
Las posibilidades de que Sterling vaya a Brasil se incrementaron después de la lesión de rodilla de Theo Walcott, otra gran sorpresa de Alemania 2006. Al parecer, la ausencia de Walcott también ha contribuido a la relevancia de otro hombre: Serge Gnabry, compañero suyo en el Arsenal. Esta precoz estrella de 18 años ha llenado el vacío de Walcott con una seguridad en sí mismo que, a decir de su entrenador, le ha abierto las puertas de la selección de Alemania.

“Existe más que una pequeña posibilidad: hay enormes probabilidades”, comentó Arsene Wenger sobre el posible debut de Gnabry en el combinado alemán. “Estamos hablando de un chaval dueño de un talento excelente, capaz de dar pases fabulosos, gran rematador y poseedor de una inteligencia futbolística y de una visión soberbias. Es veloz y ambidiestro, y sabe rematar con ambos pies. Tiene mucho que ofrecer”.

Sin embargo, Gnabry no sólo deberá competir con las grandes estrellas que pueblan el mediocampo de Joachim Loew. Timo Werner, uno de los compañeros de Gnabry en los juveniles del Stuttgart, está dejando huella en la Bundesliga. Con cuatro goles y cuatro asistencias en 15 partidos disputados con su club, podría hacerse con un puesto en el equipo si surgiera la oportunidad. Cuando se le pregunta si alguna vez ha pensado en ir convocado a la selección, sencillamente responde: “Soñar no cuesta nada”.

Werner no es el único joven que sueña con el viaje a Brasil. En el Hertha de Berlín, el defensa estadounidense John Brooks confía en recibir la llamada después de la temporada impresionante que ofreció durante el ascenso de su club a la máxima división alemana. La falta de regularidad que su equipo está demostrando en la campaña actual podría minar sus posibilidades, aunque él no pierde la esperanza: “Soy joven. Tengo 20 años. Sería un sueño ir al Mundial. Ahora quiero jugar todos los partidos, aunque todo depende del entrenador”.

La inagotable cantera cafetera
Un hombre con más probabilidades de figurar en el equipo de Jurgen Klinsmann es el delantero de origen estadounidense e islandés Aron Johannsson. Dos meses después de su debut con la selección de Estados Unidos, anotó el tercer gol en la victoria por 3-2 de los suyos ante Panamá, un tanto que daba al traste con las esperanzas de clasificación de los canaleros. “Es muy nuevo en el equipo”, apuntó Klinsmann, "pero se está aclimatando cada vez más al grupo. Creo que todo el mundo puede ver las cualidades que atesora”. Un nombre que se baraja para la selección es el de Luis Gil, quien contribuyó a que el Real Salt Lake alcanzara la Copa de la MLS la temporada pasada.

Otro de los grandes ídolos de la liga estadounidense, ex delantero colombiano del Seattle Sounders Fredy Montero, podría regresar al fútbol internacional. La lesión que acaba de sufrir Radamel Falcao supone un duro revés para las aspiraciones de Colombia en Brasil 2014, si bien el 'Tigre' aún no está totalmente descartado, pero podría proporcionar a Montero la posibilidad de volver a las filas de los Cafeteros.

Han pasado ya cuatro años desde que el veloz delantero, actualmente cedido al Sporting CP y máximo goleador de la liga portuguesa junto con su compatriota Jackson Martínez, formase parte por última vez de la selección de Colombia, pero ahora podría recibir de nuevo la ansiada convocatoria. Juan Quintero, otro de los jóvenes destacados en Turquía 2013, quien también ejerce su oficio en Portugal, alberga esperanzas de entrar la lista del combinado colombiano en mayo.

En el campeonato belga, Michy Batshuayi trabaja sin descanso para atraer la atención del seleccionador nacional del país, Marc Wilmots. Al otro lado de la frontera, Memphis Depay, considerado el nuevo Arjen Robben, está ofreciendo grandes actuaciones con el PSV Eindhoven, si bien con menos acierto frente a las porterías rivales que Batshuayi, y se postula para formar parte de la expedición de Países Bajos.

En Italia, los cuatro goles anotados contra el AC Milan han catapultado a la fama a Domenico Berardi, del Sassuolo, especialmente después de que una lesión entorpeciera la progresión del delantero del Fiorentina Giuseppe Rossi. El seleccionador Cesare Prandelli no suelta prenda sobre la situación, sobre todo porque quiere evitar que el joven Berardi, de 19 años, sufra una presión innecesaria. “Se trata de que demuestre su calidad”, ha manifestado Prandelli. “Dejemos que madure tranquilo sin tener que asumir excesivas responsabilidades”.