Las luces, los flashes, un torrente de preguntas. Los contactos entre la prensa y los principales entrenadores del planeta fútbol tienen infinidad de cosas en común. No obstante, al igual que en el campo de juego, los imprevistos están a la orden del día.

Éste fue el caso para Vicente Del Bosque. El seleccionador español se llevó una sorpresa al sentarse para un diálogo habitual con FIFA.com y enterarse de que, a diferencia de encuentros pasados, las preguntas llegarían por parte de ‘periodistas’ muy particulares: tres entrenadores mundialistas y dos de sus habituales futbolistas en la Roja.

Así es: sus colegas Paulo Bento (Portugal), Alberto Zaccheroni (al mando de Japón) y Juergen Klinsmann (en Estados Unidos) tenían preguntas para el oriundo de Salamanca, que también sonrió al encontrarse con un cuestionario que incluyó a Xavi Hernández y Sergio Ramos.

“Tendría que haber dejado venir a otro”
Entre las peculiares respuestas de Del Bosque, no faltaron la buena predisposición ni el humor. “Como un asunto personal, viendo que sólo un entrenador pudo ganar la Copa del Mundo dos veces seguidas, en un buen servicio a la selección española tendría que haber dejado venir a otro”, afirmó en respuesta a una de las consultas de Zaccheroni sobre el recambio en la escuadra campeona del mundo.

Por su parte, Paulo Bento quiso saber qué sensaciones se cruzan por la cabeza del español al poseer ya un título europeo y otro mundial en sus hombros. Klinsmann, en cambio, prefirió preguntar sobre el secreto para mantener a la plantilla hambrienta además de pedirle un favor: “Que pare un poco, ¡es hora de dejar algo para los demás!”

Y hay más. Tras confesar que la mirada de sus jugadores ha cambiado tras tantos éxitos consecutivos -“eso nos pasa a todos. No somos los mismos cuando tenemos 18 o 30 años”-, el exjugador y entrenador del Real Madrid se sometió a dos últimas preguntas. “Él que lo ha ganado todo, ¿cómo ha disfrutado más? ¿Cómo jugador o entrenador?”, interrogó Xavi. Sergio Ramos, fiel a su estilo, prefirió apuntar al pasado para saber los pensamientos de su técnico en la Euro 2012 cuando, in extremis, ejecutó un penal ante Portugal al estilo Panenka. ¿Quieres saber lo que respondió? ¡Observa el vídeo!