La FIFA manifiesta su creciente preocupación por el alto nivel de entradas robadas o extraviadas que están siendo reportadas en los estadios.

A los aficionados les recordamos que una entrada es un objeto de valor fundamental y por lo mismo deben tomarse los máximos resguardos, como si se tratara de dinero.

Por motivos de seguridad operacional, la FIFA no sustituirá o volverá a imprimir entradas en día alguno, y particularmente no en el día del partido respectivo.

Les insistimos a los aficionados que las entradas sólo pueden ser compradas de forma legítima a través de FIFA.com y en los Centros de Gestión de Entradas de la FIFA en las Sedes.