Todos menos uno de los 54 miembros de la CAF dieron al menos el primer paso del camino que lleva a la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™. En primer lugar, a mediados de octubre, 13 selecciones quedaron eliminadas en una serie de emparejamientos disputados a dos partidos, en casa y a domicilio. Las 13 afortunadas que superaron dichas eliminatorias se unieron a los 27 cabezas de serie, y todos ellos quedaron divididos en otros 20 emparejamientos de ida y vuelta, que se disputaron en noviembre.

Tras esas dos rondas, las 20 naciones africanas que siguen en liza quedarán encuadradas en cinco grupos de cuatro equipos con formato de liguilla. Los partidos se jugarán entre octubre de 2016 y noviembre de 2017. Los ganadores de los cinco grupos se clasificarán para la XXI edición de la Copa Mundial, Rusia 2018. FIFA.com entrega un pantallazo de lo sucedido hasta el momento.

Un partido memorable
Chad 1-0 Egipto, 14 de noviembre de 2015

Aunque el Chad ya había sorprendido a Sierra Leona en la primera ronda de clasificatorios, Les Sao creyeron que todas sus posibilidades se habían esfumado al quedar emparejados con Egipto, siete veces campeona de África, en la segunda. Lógicamente, los Faraones partían como clamorosos favoritos incluso para el choque de ida, celebrado en la capital del Chad, Yamena. Sin embargo, al final de los 90 minutos, los locales se habían hecho con la victoria gracias a un gol de Ezechiel Ndouassel a mediados de la segunda parte. A pesar de que los norteafricanos consiguieron enderezar el rumbo en la vuelta y triunfar en el cómputo global, aquel 1-0 pasará a la historia como una de las campanadas más sonoras de la clasificación africana para el Mundial.

La sorpresa
Si bien en la primera ronda de clasificatorios numerosos equipos alcanzaron logros imprevisibles, como el pase del Chad o la eliminación de Lesoto a manos de las Comoras, las sorpresas en la segunda ronda se redujeron casi exclusivamente a los resultados de partidos puntuales. Buenos ejemplos de ello son el empate de Suazilandia con Nigeria o el 0-0 con el que se saldó el encuentro entre Ghana y las Comoras. Las únicas selecciones que han sorprendido en general en la fase de grupos han sido Marruecos, que eliminó a un equipo mucho mejor situado, Guinea Ecuatorial, y Libia, que superó a Ruanda.

Jugador a seguir
Islam Slimani no es precisamente un desconocido en la Copa Mundial de la FIFA. El jugador firmó el primer gol de Argelia en la victoria por 4-2 sobre la República de Corea en Brasil 2014 y marcó de cabeza el tanto del empate a 1-1 con Rusia que ayudó a Les Fennecs a pasar a la segunda ronda. En los clasificatorios para Rusia 2018, el jugador del Sporting de Lisboa ha vuelto a hacer gala de su excelente puntería con los dos goles anotados en el empate a 2-2 arañado a domicilio contra Tanzania en la ida, y con otro doblete en la cómoda victoria por 7-0 que se anotaron los magrebíes en la vuelta. Los seguidores de Argelia cuentan con los goles de Slimani para asegurarse una tercera participación consecutiva en la fase final de un Mundial.

Números que hablan
13:
son los países que han representado a África en las fases finales de la Copa Mundial. Las dos únicas selecciones que han participado en el Mundial en el pasado pero que se han despedido ya de los clasificatorios son Angola (eliminada por Sudáfrica) y Togo, que perdió por un global de 4-0 contra Uganda.

La frase
“Los tiempos de los clasificatorios fáciles para el Mundial han pasado a la historia en África. Actualmente, todos los países son muy fuertes y ningún equipo puede esperar llevarse un resultado de calle”. Sunday Oliseh, seleccionador de Nigeria, quien jugó en los equipos de las Súper Águilas que causaron sensación en los Mundiales de 1994 y 1998.

A continuación…
Los 20 equipos que siguen disputando la clasificación africana seguirán con atención el sorteo a celebrar en la sede de la CAF en El Cairo el 24 de junio de 2016, donde quedarán emparejados en cinco grupos de cuatro integrantes cada uno. Como todos los resultados menos dos de los emparejamientos de la segunda ronda (Libia-Ruanda y Marruecos-Guinea Ecuatorial) siguieron el guión establecido, todas las potencias africanas persiguen el sueño de llegar a Rusia y de convertirse en la primera selección africana que alcance las semifinales de la Copa Mundial de la FIFA.