¿Qué aficionado no sueña con recibir una carta de su ídolo del fútbol? Para los niños de varios orfanatos de Rusia, el sueño se hará realidad durante estas fiestas.

Gracias a la iniciativa benéfica “Un cuento de hadas en Año Nuevo”, que lleva a cabo el Comité Organizador Local de Rusia 2018 en colaboración con la FIFA, los niños residentes en los orfanatos de las 11 sedes de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ tendrán la oportunidad de escribir a los astros más famosos del fútbol. En respuesta recibirán una carta personalizada con felicitaciones de Navidad y Año Nuevo, y un autógrafo como recuerdo.  

“Tengo muchas preguntas para Neymar”, ha declarado Nikita, de 14 años, del Sanatorio Infantil Nº 48 de Moscú. “¿Qué entrenamiento sigue? ¿Cómo se convirtió en estrella? Tengo que pensar en lo que voy a preguntarle”. 

“Como soy seguidor del Juventus, he escrito a Fabio Cannavaro”, revela el joven de 18 años Mikhail, del orfanato nº 51. “Le he dicho que quiero que siga jugando, entrenando o trabajando en lo que le haga más feliz. También le he pedido que me regale una camiseta firmada”.

El legendario futbolista alemán Lothar Matthaus puso en marcha el proyecto el 21 de diciembre con una visita a varios hogares infantiles de la capital de Rusia. Los jóvenes plantearon algunas preguntas difíciles al veterano de cinco Mundiales, entre ellas qué sintió al ganar Italia 1990 y cómo lidió con las derrotas, especialmente la del Bayern de Múnich contra el Manchester United en la final de la Liga de Campeones de la UEFA en 1999. Esa pregunta en concreto casi pilló a Matthaus desprevenido.

“Ganar el Mundial es un viaje muy largo y difícil, y resulta casi imposible describir qué se siente al levantar el trofeo. Sin embargo, las victorias y las derrotas van de la mano en la vida y en el fútbol. El triunfo en Italia 1990 me dio tanta felicidad como tristeza la derrota contra el United”.  

Al que fue capitán de la selección nacional de Alemania también le preguntaron sobre su relación con Diego Armando Maradona. “Tuve la gran suerte de jugar contra él en varias ocasiones, tanto en competiciones clubes como de selecciones”, aseguró Matthaus. “Siempre nos tratamos con respeto. Él decía que yo era el mejor, y yo respondía siempre que el mejor era él. Pero les voy a contar un secreto: ¡Yo era el mejor! Que no se entere Maradona”. 

La sonrisa de un niño es el mejor trofeo
Los niños, que entendieron la broma, se quedaron maravillados por haber conversado con un campeón del mundo. “Creía que sería un tipo muy serio, pero Matthaus es muy abierto y muy simpático. Hemos podido preguntarle todo lo que hemos querido”, comenta Mikhail.

Nikita también disfrutó de lo lindo del encuentro: “Es increíble que un astro tan grande del fútbol no tenga ningún problema para venir hasta aquí desde Alemania sólo para estar con nosotros. Lo que más me han gustado han sido sus anécdotas de su vida personal, sobre cómo hay que entrenarse y mantenerse concentrado en los objetivos para conseguir resultados”.

Los niños sorprendieron al exjugador con sus profundos conocimientos del fútbol internacional y del alemán. Por ejemplo, pronunciaron con toda soltura los nombres como Manuel Neuer, Mario Goetze, Marco Reus o Thomas Mueller.  

"Estoy encantado de formar parte de este evento porque es muy importante compartir un poco de amabilidad con quienes más lo necesitan. El fútbol tiene ese poder único de unir a la gente y propagar emociones positivas. Estoy feliz porque podremos afianzar ese aspecto una vez más", dijo el alemán.  

Cuando se despidió de ellos, Matthaus regaló al orfanato un balón firmado: “Espero que llenen este balón de autógrafos de futbolistas famosos. Una constelación de estrellas del fútbol de todos los rincones del planeta vendrá aquí para el Mundial”.

“Un cuento de hadas en Año Nuevo” tiene previsto recorrer las 11 sedes de Rusia 2018. Aleksandr Kerzhakov ya ha visitado a los residentes del orfanato nº 23 de San Petersburgo. “Ver a los niños sonreír es mejor que cualquier premio, que cualquier medalla”, declaró el delantero de la selección nacional de Rusia. “Espero repartir alegrías entre estos chavales ahora y con nuestra actuación en casa en el Mundial de 2018”.  

Muchos otros futbolistas rusos e internacionales también participan en este proyecto benéfico. Neymar, Gerard Piqué, Xavi Hernández, Fabio Cannavaro, Diego Forlán, Nadine Kessler, Roman Shirokov, Artem Dzyuba y Denis Glushakov contribuirán a que los sueños de estos niños se hagan realidad y a que vivan un Año Nuevo absolutamente mágico.